Han pasado seis años y el Apple Watch se encuentra en medio de una encrucijada. Tras algunos años de tremendo crecimiento en cuanto a mejoras en el hardware, Apple está ahora en un momento de más calma. El Apple Watch Series 5 del año pasado solo añadió una única prestación principal, la de pantalla siempre activa, pero fue un gran logro.

Ahora bien, ¿qué ocurre con el Series 6 de este año? Está claro que incluso Apple sabía lo importante que era esta actualización. El sensor de oxígeno está bien, pero debido a que no ha sido aprobado como dispositivo médico, la novedad de Apple resulta algo débil.

¿Una pantalla siempre activa más brillante? Perfecto, pero no es precisamente revolucionario. Te das cuenta que una actualización es algo deslucida cuando Apple presenta nuevos colores para motivar al personal.

En seis años, el Apple Watch ha conseguido excelentes resultados. Pese a encontrarse con una industria escéptica, ha conseguido definir y dominar el sector de los smartwatches, convertirse en el reloj más popular del mundo y hacer crecer la sección de wearables de Apple.

Vamos ahora a analizar el año número siete. ¿Hacia dónde se dirige el Apple Watch?

Es hora de olvidarse de la compatibilidad

Durante años, me preocupó la posibilidad de que Apple se deshiciera del diseño actual del Apple Watch (y posiblemente de la compatibilidad con todas las correas de reloj actuales). Pero eso eran otros tiempos. Ya no me preocupa.

Voy a explicarme: no creo que Apple tenga que deshacerse del diseño actual del Apple Watch ahora mismo. ¡Pero quizás sí dentro de los próximos años! Una manera de cambiar el Apple Watch el año que viene sería ofrecer un nuevo estilo, un aspecto completamente diferente de lo que uno esperaría.

La forma más obvia de hacerlo, claro, sería introduciendo una esfera circular.

Apple Watch Series 6

Algunos de sus rivales han probado de hacerlo y han triunfado más o menos. Apple siempre hace referencia a la historia de la relojería y el diseño del reloj en todos su vídeos y eventos de lanzamiento del Apple Watch. Y los relojes son tradicionalmente redondos. Así, parece inevitable que Apple vaya finalmente a lanzar un Apple Watch circular.

Los desarrolladores de apps protestarán, claro, pero eso no es nada nuevo. Ya hace tres años que Apple introdujo el mayor cambio en su pantalla con el panel borde a borde del Series 4. Ha llegado el momento de emprender una nueva aventura.

Repensar la gama baja

Apple ha acertado al hacer que el Apple Watch sea más asequible y para más gente. Con un precio de 219 € / MXN$5,299, el Series 3 tiene una buena relación calidad-precio, aunque nos gustaría más que hubiera puesto el Apple Watch SE a este precio y descatalogado el Series 3. Parece que esto ocurrirá en 2021, si no antes.

Pero, lo creas o no, el precio de 219 € / MXN$5,299 aleja a potenciales clientes. Y no se trata solo del precio: algunas personas no quieren un reloj digital elegante. Quizás no les gusten los relojes, o quizás les gusten tanto que no quieren decir adiós a su elegante reloj.

Eso nos lleva a un mercado que competidores como Fitbit ya están aprovechando. Así, ¿por qué Apple no se plantea sacar un producto de bajo coste que no sea un Apple Watch, pero que use la tecnología que ha ido construyendo a lo largo de los últimos seis años?

Podría ser una Apple Fitness Band, más pequeña y con una pantalla pequeña, o sin pantalla, pero con Siri integrada. Sería un dispositivo pensado solo para recolectar datos de actividad y sincronizarlos con el iPhone. Podría tener una autonomía de la batería más duradera que el Apple Watch y complementar el iPhone como ecosistema fitness. Y todo ello acercándose a aquella gente que no quiere un Apple Watch.

El único problema de un producto así es que podría ahuyentar a aquellos usuarios que en su lugar se comprarían un Apple Watch de bajo coste. Pero tengo que creerme que Apple confía suficientemente en las ventajas que tiene tener un Apple Watch completo como para no asustarse con espantar a estos usuarios y ganar, a cambio, nuevos clientes a quienes no les interesa ningún tipo de smartwatch.

Apple Watch Series 6

Hacer el paso definitivo

Ya lo he dicho antes y lo vuelvo a decir: Android Wear es un fracaso. Nadie puede superar a Apple en su terreno. El siguiente paso es el paso definitivo: compatibilidad del Apple Watch con Android.

Lo sé, lo sé, parece una idea absurda. Pero piensa en cuánta gente también lo pensó cuando el iPod pasó a ser compatible también con los ordenadores Windows. Parecía un gran error, pero lo que ocurrió es que el iPod se convirtió en el mejor embajador para un grupo de gente que, de lo contrario, no hubiera comprado nunca un producto Apple.

Algunos de ellos se pasaron a Mac, es cierto. Otros compraron iPhones. A día de hoy, hay más usuarios de iPhone que utilizan Windows que Mac, son simples matemáticas.

Pienso que el Apple Watch podría convencer a los usuarios de Android que Apple es mejor y hacer que pasaran de Android a iOS la próxima vez que se compren un smartphone. Si la experiencia del Apple Watch en Android fuera buena (tengo que creer que sí), entonces Apple podría utilizarlo para ganar usuarios, seducirlos y convertirlos.

Es algo que solo puedes hacer cuando estás en una posición de fuerza. Y creo que Apple lo es sin duda en lo que a Apple Watch se refiere. Puede que el hardware del Apple Watch actual esté en su punto álgido, pero quedan otros mundos para conquistar.

Artículo original publicado en Macworld US