¿Tienes en mente una gran idea que quieres plasmar en forma de aplicación para iOS o macOS? ¿Estás buscando un equipo para desarrollar código? Has venido al lugar correcto. En este artículo te enseñamos la configuración recomendable para desarrollar tus aplicaciones. 

Si resulta que eres un desarrollador de aplicaciones con experiencia que buscas cómo poder actualizar tu Mac para crear y desarrollar aplicaciones de forma más rápida, te ayudamos a encontrar el Mac con el que mejor podrás cubrir tus necesidades.

Qué debe tener un Mac para desarrollar aplicaciones iOS o macOS

Además de contar con una configuración de equipo que te permita desarrollar aplicaciones, también enumeramos a continuación algunos aspectos que deberás tener en cuenta:

  1. Pertenecer al Programa de Desarrolladores de Apple. De hecho, a finales del pasado año, la compañía lanzó un programa para impulsar el desarrollo de apps para emprendedoras, del cual puedes informarte aquí.

Para probar e implementar aplicaciones tan solo necesitas tener un ID de Apple con el que podrás identificarte en el Programa para Desarrolladores si deseas vender tus aplicaciones en la App Store.

  1. Debes saber que, aunque hayas desarrollado la aplicación utilizando algo que no sea un Mac, necesitarás un equipo Mac para compilar el producto final que se carga en la App Store.
  1. Xcode es la herramienta principal para el desarrollo de macOS e iOS y solo está disponible en el Mac. Es una descarga gratuita disponible en la tienda de aplicaciones de Mac y la versión actual es la 10.1.

Incluye otras herramientas adicionales como Swift 4.2.1 y SDK para las últimas versiones de iOS, watchOS, tvOS y macOS. Ten en cuenta que Xcode requiere de macOS High Sierra 10.13.6 para poder ejecutarse.

  1. Xcode 10 requiere también de un Mac que pueda ejecutar macOS Sierra 10.13.6 o una versión posterior.

Además de todo lo indicado, hay una serie de beneficios de pertenecer a la comunidad de desarrolladores de Apple. Incluso si no estás compilando para una de las plataformas de Apple, podrás ejecutar todos los principales sistemas operativos en un Mac, ya sea Windows, Linux u otros.

Así, puedes utilizar tu Mac para desarrollar aplicaciones para cualquier otra plataforma. ¿Quieres hacer una versión de tu aplicación para dispositivos Android? No hay problema, podrás compilarla también.

Conviene que sepas que aunque actualmente es posible ejecutar macOS en otros ordenadores que no sean Mac, es algo que no te recomendamos. Podrías recurrir a los denominados hackintosh, algo que algunas personas hacen, pero este tema da para hablar largo y tendido en otro artículo.

Cómo elegir el mejor Mac para programar

Acabamos de indicar que necesitarás un Mac que pueda ejecutar macOS High Sierra 10.13.6 para usar la última versión de Xcode, y aquí están los ordenadores que cumplen con estos requisitos.

  • MacBook (de finales de 2009 o posteriores)
  • MacBook Pro (de mediados de 2010 o posteriores)
  • MacBook Air (finales de 2010 o posteriores)
  • Mac mini (de mediados de 2010 o posteriores)
  • iMac (de finales de 2009 o posteriores)
  • Mac Pro (de mediados de 2010 o posteriores)
  • iMac Pro

Evidentemente, también puedes estar interesado en usar Mojave, en cuyo caso aquí tienes la lista de los Mac que lo soportan:

  • Modelos iMac de 2012 o posteriores
  • iMac Pro (desde 2017)
  • Modelos de MacBook de 2015 o posteriores
  • Modelos MacBook Pro de 2012 o posteriores
  • Modelos MacBook Air de 2012 o posteriores
  • Mac mini modelos de 2012 o posteriores
  • Modelos Mac Pro de finales de 2013 (además de modelos de mediados de 2010 y mediados de 2012 con GPU compatible con Metal)

Dicho esto, ¿qué Mac sería el mejor para desarrollar aplicaciones?

Como habrás comprobado, son muchos los modelos mencionados anteriormente que son compatibles, tanto en modalidad de portátil como de sobremesa o iMac. Algunos se adaptan mejor al desarrollo, pero otros pueden ofrecerte mejores tiempos de codificación si eres de los que se gana la vida con ello.

Así, para encontrar el mejor Mac que te permita desarrollar aplicaciones, debes tener en cuenta lo siguiente:

  • ¿Proporcionará el mejor entorno de codificación?
  • ¿Es una apuesta de futuro la configuración que estoy comprando?
  • ¿Cuesta el Mac más de lo que quiero gastar?

Veamos a fondo todos los aspectos interesantes, como puedan ser la pantalla, portabilidad, movilidad, almacenamiento, duración de batería, puertos de conexión, así como CPU y memoria RAM.

Pantalla

Uno de los factores más importantes a tener en cuenta. Como desarrollador es probable que tengas varios programas y ventanas abiertas a la vez, como pueda ser un navegador web, un editor de texto y el IDE de Xcode (entornos de desarrollo integrado), por nombrar algunos.

Es por este motivo que te vendrá bien poder contar con una pantalla de gran formato para no sentirte encasillado (aún más si estás utilizando Unity3d para el desarrollo de juegos).

Aquí, los iMac de 27 pulgadas juegan con ventaja al tener la pantalla más grande, con un modelo Retina 5K que será una de las mejores de Apple que a día de hoy puedes adquirir. De hecho, si deseas una pantalla 5K con estos valores de resolución, es mejor comprar un iMac de 27 pulgadas que optar por una pantalla individual.

Pero, ¿necesitan los desarrolladores un iMac de 27 pulgadas? Evidentemente no, puesto que si optas por un MacBook tendrás mayor movilidad para programar en cualquier parte (cuando te venga la inspiración), con el aliciente de poder añadir un segundo monitor.

Podrías considerar entonces un modelo de MacBook Pro de 15 pulgadas, pero ¿tendría suficiente con un MacBook Pro de 13 pulgadas o un MacBook Air más barato? ¿Y un MacBook de 12 pulgadas?

La diferencia entre un Macbook Pro de 15 pulgadas y uno de 13 no parece muy determinante más allá de la pequeña diferencia de pulgadas en sus pantallas. Optar por el MacBook Air no era una buena opción, pero tras la actualización de Apple de 2018, la cosa ha cambiado a mejor. 

Y es que más allá del tamaño de la pantalla, es interesante considerar que cumpla con la modalidad de Retina. Todos los equipos comercializados de Apple incorporan pantalla Retina, incluido el Macbook Air 2018, pero debes saber que los antiguos no lo tienen por si optas por el mercado de segunda mano.

La opción de MacBook de 12 pulgadas es viable solo si tu prioridad es tener un equipo compacto y liviano, pero debes saber que el MacBook Air de 13 y el MacBook Pro de 13 son un poco más grandes pero ofrecen mucho más.

Sea cual sea el MacBook que elijas, te recomendamos que incluyas en tu presupuesto la compra de una segunda pantalla para cuando trabajes desde casa, ya que como programador, te beneficiarás de un mayor área de visualización.

Tanto el Air como el Pro admiten dos pantallas de tipo 4K adicionales, o bien una pantalla 5K. El Mac mini también puedes planteartelo, puesto que es compatible con una pantalla de 5K, o bien con dos de tipo 4K.  

Configuración

El proceso de codificar una aplicación determinada no requerirá de los mismos recursos que demanda un Mac a la hora de jugar a un título que demande gráficos intensos. No obstante, si te ganas la vida programando y desarrollando aplicaciones, valorarás positivamente la inmediatez en la codificación.

Así, ¿cuáles son las mejores especificaciones que debes considerar en tu Mac? Vamos a hablar sobre la CPU, memoria RAM y el almacenamiento.

RAM

Cuando hablamos de programación, la cantidad de memoria RAM es un factor clave. Xcode utiliza una gran cantidad de memoria y si usas otras aplicaciones, como pueda ser Photoshop, tu sistema pronto tendrá problemas o sufrirá retardos.

De esta forma, necesitarás un equipo con al menos 8 GB de memoria RAM, por lo que descarta generaciones anteriores que dispongan de 4 o 2 GB. Si resulta que estás comprando un nuevo equipo, valora adquirirlo ya con 16 GB de RAM pensando en el futuro.

Por regla general, los Mac han resultado ser equipos difíciles de actualizar. En algunos casos es posible hacerlo, pero casi nunca es fácil, y generalmente arriesgas incluso la anulación de la garantía. Tampoco esperes poder ahorrarte dinero actualizándolo tú a posteriori, puesto que los componentes son caros.

CPU

Llegados a este punto, debes tener en cuenta que para entornos de programación no necesitarás adquirir el procesador más rápido o de última generación. Ahora bien, entre tanta variedad de equipos de Apple, es normal que te encuentres con procesadores de Intel de una u otra generación anterior.

Algunos Mac han sido actualizados en 2019, mientras que otros lo hicieron en 2018. Pero también los hay con configuraciones de 2017 o incluso antes. Un procesador de generación anterior puede tener muchos GHz, pero uno más nuevo con menos GHz acaba siendo más rápido y eficiente.

Otro aspecto a considerar es el tipo de procesador y sus núcleos. ¿Necesitas un Six-Core, Quad-Core, o será suficiente con un doble núcleo? ¿Qué hay de los modelos Core i3 o i5 frente a los más potentes i7?

Debes saber que no necesitarás para programar una estación de trabajo con procesadores Intel Xeon, como vienen ofreciendo los iMac Pro o Mac Pro, a menos que estés programando algo con un uso de gráficos muy intenso.

Así, elegir un procesador Core i5 de doble núcleo para la codificación puede resultar suficiente. O incluso un MacBook Air con Core i3. Pero si tienes un presupuesto superior, no escatimes tampoco en adquirir más núcleos de procesador puesto que es algo que no podrás actualizar a posteriori.

Almacenamiento

A diferencia de la CPU o la memoria RAM, el código base no requiere de mucho almacenamiento. Siempre es aconsejable evitar el uso de discos duros mecánicos, por lo que descarta el iMac o el Mac mini de nivel básico o modelos Mac de segunda mano antiguos.

Te percatarás de que las compilaciones de Xcode tardan más tiempo si tu Mac tiene un disco duro mecánico. En su lugar, opta por modelos con unidades de memoria flash SSD. Si te preocupa quedarte sin almacenamiento, siempre podrás optar por un disco externo.

Duración de la batería

La vida útil de la batería es un factor importante si eres de los que aprovecha los viajes y desplazamientos para encontrar los momentos de inspiración. Con el MacBook Air tendrás 12 horas de autonomía frente a las 10 horas de media del MacBook Pro.

Lo que no debes comprarte es el MacBook Air de 2015 a 2017 dado que su pantalla no es de tipo Retina. En este caso, la mejor pantalla del modelo Pro merece la pena, aunque tengas que asumir la pérdida de dos horas de duración de batería.

Puertos y periféricos

Las conexiones y puertos siempre son importantes en los equipos, dado que tarde o temprano tendrás que recurrir a ellos aunque sea de manera puntual. Es algo en lo que Apple ha recortado últimamente con el fin de ofrecer equipos más compactos y ligeros.

Un claro ejemplo es el MacBook de 12 pulgadas en el que tan solo encontrarás un puerto USB Tipo C que también deberás utilizar para cargar su batería. Si deseas conectar tu equipo a una pantalla externa y a un almacenamiento adicional, asegurate de tener suficientes puertos.

Afortunadamente, los nuevos modelos vienen con puerto Thunderbolt 3 combinado con un puerto USB C para ofrecer lo mejor de ambos mundos. El MacBook Pro de 13 tiene 2 puertos Thunderbolt 3; el MacBook Pro de 15 tiene 4 puertos Thunderbolt; y el MacBook Air ofrece 2 puertos Thunderbolt 3. Tan solo el MacBook ofrece USB C sin Thunderbolt.

No es el mismo caso el de los iMac, ya que tanto el de 21,5 como el de 27 pulgadas disponen de 2 puertos Thunderbolt 3, 3 puertos USB 3 y una ranura para tarjetas SDXC. El Mac de 2018 ofrece hasta 4 puertos Thunderbolt 3 junto a USB 3 y salida HDMI.

¿Qué Mac es mejor para la programación?

En esta sección veremos lo mejor y lo peor de cada equipo Mac de cara a ser utilizados para codificar código. Si quieres decidirte entre un MacBook Air, un MacBook Pro, un iMac o un Mac Mini, sigue leyendo.

MacBook Pro

Hay dos tamaños diferentes entre los que elegir: de 13 o de 15 pulgadas. Ambos tamaños tienen una pantalla Retina. La versión de 15 pulgadas viene con una barra táctil, te guste o no, mientras que hay una versión más económica del MacBook Pro de 13 pulgadas sin barra.

Aunque lo de la barra no supone una ventaja para la codificación, Apple ha restringido los procesadores más rápidos a los modelos que cuentan con la barra táctil, por lo que si consideras que harás un uso intensivo de la CPU, opta por el modelo más caro.

El modelo de 15 pulgadas te otorgará una mayor área de visualización, lo que te resultará útil si necesitas tener abiertas múltiples ventanas a la vez. También viene con 16 GB de memoria RAM como configuración básica.

El MacBook Pro de 13 pulgadas será una buena opción si lo que valoras es tener algo más de autonomía, con el aliciente de que su precio es bastante similar al del MacBook Air, ligeramente más barato.

Consulta aquí nuestra review del MacBook Pro de 13.

Comprar el MacBook Pro de Apple

MacBook Air

La última actualización llegó el pasado mes de octubre de 2018, lo que vuelve a otorgarle dotes para entornos de desarrolladores manteniendo uno de los precios más bajos, a pesar de que Apple ha elevado el precio de la configuración más básica.

Lo mejor del nuevo MacBook Air 2018 es que ya no está asociado a un procesador antiguo, junto a la novedad de que su pantalla ahora es de tipo Retina. La memoria RAM puede escalar hasta las 16 GB frente a los 8 GB de la generación anterior.

Tal vez la gráfica integrada no sea lo más recomendable, pero para los usuarios que se inician en la programación, puede resultar una herramienta bastante válida, con el aliciente de la movilidad y la máxima autonomía que puedes encontrar de casi 12 horas.

Comprar el MacBook Air de Apple

MacBook

La codificación para un equipo no es una tarea considerada especialmente exigente, pero es probable que realices otras tareas a la vez. Así, si optas por comprar un MacBook, nuestra recomendación pasa por optar por el modelo con 16 GB de memoria RAM.

El salto significativo de precio entre un MacBook y un MacBook Pro tan solo debe considerarse si demandas mucha potencia de procesador, ya que el MacBook no dispone de ventiladores por lo que desacelera la velocidad de la CPU para evitar el sobrecalentamiento.

En el caso de los modelos MacBook Pro, la refrigeración dispone de un sistema de ventiladores activos que ayudan a mantener la temperatura de los componentes ideal sin tener que reducir la velocidad o bajar el rendimiento.

Comprar el MacBook de Apple

iMac

Como sucede con los MacBook Pro, hay dos tamaños de iMac que se corresponden con pantallas de 21,5 y 27 pulgadas. Ambos tienen pantallas Retina de alta resolución. En marzo de 2019, la mayoría de los iMac se han actualizado con procesadores de nueva generación.

Así, ahora encontrarás modelos con cuatro, seis y ocho núcleos de CPU (a excepción del modelo de entrada de gama que solo tiene uno de doble núcleo y no ha sido actualizado desde 2017). Este modelo indicado te aconsejamos descartarlo por incluir disco duro mecánico.

Si opinas que el tamaño de 21,5 pulgadas es suficiente (teniendo en cuenta que puedes enchufar una segunda pantalla), prueba a incrementar su memoria DDR4 hasta los 16 GB, así como a seleccionar la unidad SSD de 256 GB frente al disco duro SerialATA. Su precio se elevará pero compensará la inversión a largo plazo.

Comprar el iMac de Apple

Mac mini

Como sucede con el MacBook Air, el Mac mini se actualizó el pasado mes de octubre de 2018 tras varios años de tener la misma configuración. Así, el nuevo Mac mini es ahora una opción válida también entre los desarrolladores que deseen un equipo económico de sobremesa.

El nuevo no es tan barato como el anterior, pero sigue siendo el Mac más económico de todos los que están a la venta, a pesar de tener que adquirir el monitor a parte, así como el teclado y el ratón.

Puedes elegir el de seis núcleos a 3 GHz con SSD de 256 GB y ampliar su memoria RAM de 8 a 16 GB por apenas 240 € más, una inversión que tu bolsillo agradecerá a largo plazo a cambio de una mayor potencia.

Comprar el Mac mini de Apple

Mac Pro e iMac Pro

Llegados a este punto, optar por cualquiera de los modelos de Mac Pro o iMac Pro para desarrollar aplicaciones se nos antoja un tanto excesivo ya que no necesitas invertir tanto dinero para ir sobrado de rendimiento.

Probablemente solo necesites uno de ellos si el software que estás desarrollando es avanzado y la compilación que hagas, tengas que probarla en el propio iMac Pro. Es solo en esta ocasión cuando recomendamos esta elección.

Comprar el Mac Pro de Apple

Comprar el iMac Pro de Apple

iPad

Hay otra opción de equipo que no hemos mencionado antes pero que también podría permitir codificar código, como es el iPad. No obstante, pensamos que al final la elección de este tipo de dispositivo terminará por desesperarte.

Comprar el iPad de Apple  

¿Cuál es el Mac más barato que puedo comprar para desarrollar aplicaciones?

Típicamente hemos pensado que el MacBook Pro de 13 pulgadas venía siendo la mejor elección con un precio que parte de los 1.505,59 €. Sin embargo, viene con 8 GB de memoria RAM, por lo que deberías sumarle la cantidad de 240 € para elevar la cifra.

Sin embargo, desde el lanzamiento de los nuevos Mac mini y del MacBook Air de 2018, estas máquinas se posicionan como las de mejor relación calidad y precio para ser utilizadas por desarrolladores de aplicaciones y software para la entrada de gama.

Pensando en la movilidad, es evidente que el MacBook Air sería tu mejor elección.

Estudiantes

Si resulta que eres estudiante, también puedes aprovechar algunas de las ofertas que Apple pone a tu disposición para poder hacerte con un equipo ahorrandote unos eurillos.  

Alquiler

Otra opción que algunos usuarios llevan a cabo es la posibilidad de alquilar los equipos Mac durante una época o temporada con el fin de no tener que desembolsar una gran cantidad en un equipo. Es la forma también de probar qué configuración iría mejor con tus necesidades. Pruébalo con empresas como MacTime con precios de 60 € al día. 

Reacondicionados

No menos interesante resultan las ofertas que puntualmente Apple pone a disposición de todos a través de su tienda online, con equipos que han sido reacondicionados y que presentan un precio sustancialmente inferior frente a los nuevos.

Son sistemas revisados por la compañía antes de ponerlos de nuevo a la venta, para los que también vuelves a contar con su período de garantía tras haber sido reacondicionados y certificados por la propia Apple.

El mejor Mac para los desarrolladores

A modo de conclusión, el MacBook Air de 13 pulgadas es una buena opción económicamente hablando para desarrollar aplicaciones de iOS o macOS. Recomendamos encarecidamente la versión de 256 GB con 16 GB de RAM.

Alternativamente, para todos aquellos que se dediquen de manera intensiva a esto y se ganen la vida desarrollando, la opción pasaría por elegir un modelo Pro que permita codificar el código en mucho menos tiempo.

El MacBook Pro de 13 pulgadas con barra táctil viene con SSD de 256 GB. Añadele 16 GB de RAM y su precio se elevará hasta los 2.239 €. Dado que los programadores se beneficiarán de una pantalla grande, te recomendamos optar por una adicional.