Rosetta 2 es la herramienta de Apple para traducir el código destinado a los procesadores Intel para que Apple Silicon lo entienda, sin embargo, parece que no podrá traducirlo todo.

Apple ha descrito las limitaciones de Rosetta 2 en un documento de soporte (resaltado por Apple Insider). El documento revela que Rosetta no puede traducir las extensiones del núcleo, pero quizás sea más preocupante: Rosetta no podrá traducir aplicaciones de virtualización x86_64.

Tales aplicaciones incluyen las virtualizaciones de entornos Windows de Parallels y VMWare.

También parece que Boot Camp ya no estará disponible para su uso en Macs con Apple Silicon. Boot Camp se ofrecerá en MacOS Big Sur, pero la función solo se ejecutará en Macs con Intel. Las Macs con ARM no usarán Boot Camp y Apple aún debe anunciar un reemplazo.

Podrías pensar que viste a Apple demostrando la virtualización en una Apple Silicon Mac durante el discurso de apertura de la WWDC el lunes 22 de junio, y estarías en lo cierto. Pero esta demostración era de Linux ejecutándose en la virtualización de Parallels. Linux para ARM ya está disponible.

Sin embargo, esto no significa necesariamente que los Macs ARM nunca funcionarán con Windows. Microsoft ya tiene una versión de Windows 10 para los procesadores ARM (antes conocido como Windows Mobile).

VMware ya ha anunciado que habrá una versión de Fusion lista para Big Sur en julio de 2020.

Si los Macs no pueden ejecutar Windows, ¿es esto un problema para Apple?

En 2006, el iMac y el MacBook Pro se convirtieron de repente no solo en los más bonitos, sino también en los PC con Windows más rápidos disponibles (aunque todavía no podían igualar a sus homólogos de PC para juegos con altos requisitos gráficos). 

Aunque no sabemos exactamente cuánto ayudó esto a las compras de Apple, sin duda trajo nuevos clientes a Apple.

Pero los tiempos han cambiado y la Mac ya no necesita Windows. Para Apple es mucho más importante y lucrativo engranar sus propios sistemas más estrechamente, las aplicaciones de iPad en la Mac son mucho más importantes para Cupertino que las aplicaciones de Windows.

Si bien es concebible que los usuarios puedan ejecutar Windows a través de Parallels Desktop o VMware Fusion en el futuro, quizás Apple ya no necesite Windows en la Mac.

A continuación se explica cómo ejecutar Windows en el Mac si está interesado.

Este artículo apareció originalmente en Macwelt.