Uno de los aspectos que se revisan en cada nueva versión del sistema operativo es la cantidad de opciones disponibles y modos de interacción posibles para que el usuario utilice el ordenador; ya se trate de ejecutar aplicaciones, abrir documentos o bien incluir características que le permitan amoldar al máximo la organización de los archivos y carpetas: Exposé, Dock, Barra lateral, iconos de aplicaciones y documentos en la parte superior de la ventana, uso de etiquetas de colores, opciones de información para los archivos de forma individualizada para cada una de las ventanas, etc.

Aún así, seguramente en más de una ocasión, hayas echado en falta alguna opción que te hubiese resultado más intuitiva para mejorar tu particular forma de organizar los archivos o de integrar y relacionar los documentos con diferentes carpetas y aplicaciones.

En este artículo encontrarás una selección de los programas que, desde nuestro punto de vista, son las mejores opciones que puedes encontrar para optimizar el manejo de tu Mac y reduciendo, por tanto, la cantidad de tiempo que pases al día navegando entre jerarquías de directorios, cambios entre aplicaciones y ventanas asociadas a diferentes proyectos o modificando las características originales de los archivos.

DefaultFolder 1.9.3

Esta utilidad de StClair Software (www.stclairsw.com; 34,95 dólares) es recomendable si aún estás utilizando alguna de las primeras versiones del OS X (por ejemplo la 10.1.x). Con ella mejorarás los cuadros de diálogo para Abrir y Guardar archivos, equiparándolos en funcionalidad a lo que ofrece de serie estas mismas ventanas en el OS X 10.3. Con la simple pulsación de un botón podrás acceder a tus carpetas favoritas tanto para abrir como para guardar archivos, navegar por toda la jerarquía de carpetas de tu disco duro, acceder a las carpetas utilizadas más recientemente o seleccionar cualquiera de las ventanas que tengas abiertas en ese momento en el Finder y seleccionarla como el origen o destino de tus archivos. También puedes definir la carpeta que deseas utilizar por omisión para guardar archivos en cada una de las aplicaciones que utilices.

En la versión actual, DefaultFolder funciona tanto con las aplicaciones Carbon como con las aplicaciones Cocoa, incluyendo Microsoft Office, Illustrator, Photoshop, FreeHand, Explorer, Acrobat Reader y todas las “iAplicaciones” de Apple.

Adicionalmente, en los ajustes de DefaultFolder puedes indicar que añada un menú a la barra de menús del Finder o que mantenga su icono en el Dock del Escritorio; y si también tienes instaladas en el equipo las utilidades SuperGet Info, X-Ray, FileXaminer o FileBuddy, podrás utilizarlas para el comando Obtener información de DefaultFolder.

FileXaminer 2.0

Se trata de un pequeño programa con un coste shareware de 10 dólares (www.gideonsoftworks.com) que te permitirá obtener más información de tus carpetas, aplicaciones y archivos de la que puedes conseguir o modificar con las ventanas de información estándar del Finder.

Con la mayoría de las funciones de este programa, FileXaminer no deja de ser una sencilla interfaz gráfica que realmente está utilizando por debajo los comandos Unix que se encargan, por ejemplo, de modificar los privilegios de un archivo, crear nuevos grupos de usuarios en tu ordenador sin que debas emplear el Gestor NetInfo, modificar el Creador y Tipo de los archivos que desees (modificando por tanto la aplicación que se ejecutará por omisión para abrir dichos archivos), cambiar el icono, o volcar el contenido de los archivos a cualquier editor indicado en las preferencias del programa.

También permite añadir una serie de atajos de teclado adicionales para que puedas invocar muchas de estas funciones directamente desde el Finder, y una de sus opciones más potentes es la del modo Batch en el que se puede aplicar una serie de cambios a un grupo de archivos o carpetas.

XRay

Esta utilidad de Brockerhoff (www.brockerhoff.net) comparte con la anterior tanto funcionalidad como precio. De hecho muchas de sus características son similares aunque no idénticas; mientras que XRay permite modificar algunos bits adicionales en los permisos de los archivos, carece de la posibilidad de modificar en modo desatendido un grupo de archivos como sí es posible realizar en FileXaminer. En este caso también es posible instalar un módulo de menú contextual para acceder a las funciones del programa desde el Finder. Entre estos dos programas, nuestra recomendación es FileXaminer.

Zingg! 1.4.1

Encontrarás especialmente interesante esta utilidad gratuita (www.brokerhoff.net) en el caso de que todavía estés utilizando una versión anterior al Mac OS 10.2, aunque si ya estás empleando Panther el menú contextual añadido por Zingg te proporcionará una mayor flexibilidad a la hora de decidir con qué aplicación deseas abrir el documentos seleccionado.

Cuando utilizas la opción Abrir con del menú contextual del Finder, el sistema operativo comprueba todas las aplicaciones instaladas en el ordenador y muestra en el menú todas aquellas que sean capaces de abrir el “Tipo” del archivo seleccionado, incluyendo también, por ejemplo, las aplicaciones Classic instaladas.

En función de cómo hayas definido los ajustes en Zingg, el menú contextual que añade esta herramienta puede resultar más práctico y desde luego bastante más contenido en la mayoría de los casos, ya que en vez de presentar un menú desplegable con decenas de entradas (seguramente la mayoría de los programas que tengas instalados en tu ordenador te permitan abrir archivos JPEG), sólo mostrará aquellos que se hayan marcado previamente como favoritos.

Path Finder 3.2

Si buscas una aplicación que sirva como un perfecto sustituto “todo en uno” de todas las características que te ofrece el Finder y también las que te ofrecen de serie algunos de los programas instalados de serie por el sistema operativo, entonces Path Finder es la mejor opción que puedes encontrar y que, por un precio de 34 dólares (www.cocoatech.com) también incorpora las funciones de los programas que hemos visto hasta ahora.

Si en las anteriores XRay, Zingg! o FileXaminer se trataba de pequeñas herramientas mediante las cuales afrontar tareas muy concretas Path Finder supone un verdadero centro de trabajo en el que podrás examinar los contenidos de tus discos duros y otros dispositivos de almacenamiento (incluyendo el acceso a dispositivos de red), consultar y obtener diferentes tipos de información de los procesos que se estén ejecutando en un momento determinado (lo que serían las funciones equivalentes a la utilidad Monitor de procesos), realizar varias tareas de edición, incluyendo el volcado del contenido de los archivos, volcado hexadecimal o de imágenes a los editores incorporados en el propio Path Finder, e incluso ejecutar comandos de terminal, crear imágenes de disco, comprimir archivos con el motor incorporado de StuffIt o también realizar capturas de pantalla o grabar los archivos y carpetas seleccionados a soporte CD-R. Todo esto es sólo el principio de todo lo que permite hacer este programa que, además, tiene la interfaz traducida al Castellano.

No se trata de una aplicación que vaya a añadir especialmente un excesivo puñado de nuevas características a las que te proporciona el propio sistema operativo (aunque sí encontrarás unas cuant