Mucho han cambiado las cosas para los usuarios de ordenadores Mac en los últimos años. El mercado siempre acaba imponiendo sus leyes y del mismo modo que la conexión USB ha abierto todo un mundo de nueva periferia para los usuarios del Mac, en el entorno de la aceleración gráfica está produciéndose, paulatinamente, la misma situación.

A lo largo de los últimos meses, diferentes fabricantes han comenzado a comprometerse con la plataforma ofreciendo controladores, sin soporte alguno de momento, para sus tarjetas de aceleración 3-D con bus PCI. Tarjetas aceleradoras tradicionales para los PC han pasado a ser componentes, una vez que se depuren sus controladores, con unas prestaciones muy superiores a las tarjetas gráficas instaladas en los antiguos G3 a unos precios impensables para la plataforma.. Abróchese el cinturón, despegamos.

Una 3dfx Voodoo3 2000 en un Mac

En el momento de las pruebas, únicamente se disponía del modelo Voodoo 3 2000. Sus controladores aún en fase beta 7 de desarrollo han permitido una primera toma de contacto con el rendimiento de este tipo de tarjetas sobre un Power Mac G3 266 MHz con 96 MB de RAM.

Esta tarjeta está equipada con 16 MB de memoria SDRAM en la misma placa y no es actualizable, es decir, no permite la ampliación de memoria. Por otro lado, es la cantidad máxima de memoria que pueden direccionar los procesadores gráficos pertenecientes a la familia Voodoo 3.

Instalando el nuevo juguete

Si le gustan las emociones fuertes, seguro que las va a encontrar durante la instalación de esta tarjeta. Primero, tras descomprimir el archivo de los controladores que puede obtener desde www.3dfxgamers.com. deberá instalar físicamente la tarjeta en cualquiera de los bancos PCI libres de su G3. Recuerde que necesitará un adaptador de vídeo para la salida SVGA de la tarjeta o usar un monitor PC con este tipo de conexión. Hasta aquí, no existe ningún problema.

Cuando proceda al arranque del equipo verá cómo el sistema hace uso de la tarjeta por defecto en el Mac, en el caso analizado, la ATI Rage Pro con 6MB de SDRAM. En este momento, es recomendable que arrastre las cuatro extensiones necesarias a la carpeta Extensiones de su Mac. A continuación, se enfrentará a una curiosa aplicación llamada FlashROMVoodoo3 que será la encargada de, literalmente, inutilizar la BIOS diseñada para un PC que tiene la tarjeta de serie y reprogramarla para permitir la correcta utilización de la tarjeta sobre su Mac. (Esto ya suena más fuerte, ¿verdad?).

Una vez que la aplicación localiza las tarjetas “candidatas” le preguntará, en un idioma casi críptico y a través de una interfaz bastante austera en modo texto, cuál es el nombre de la BIOS a utilizar (verá que en la carpeta de los mismos controladores existe un archivo sin icono ninguno con una leyenda similar a esta: V3P-143-MM-DD-YYYY). Tenga en cuenta que a partir del momento que ordene la reprogramación salta un proceso que, aunque reversible, convierte la tarjeta comprada en el supermercado de la esquina por poco más de 20.000 PTA en hardware útil para Mac. Durante el proceso, la aplicación se encarga de generar una copia de la BIOS anterior (algo así como PC_SAVE.ROM) por si deseara devolverla al mundo del PC.

Una vez que finalice este proceso que puede llevarle unos cinco minutos, reinicie su Mac y comprobará el rendimiento de su nueva tarjeta. Para asegurarse si ha instalado correctamente el dispositivo, deberá ir a los Paneles de Control, Perfil del Sistema de Apple y en Dispositivos/ Volúmenes, eche un vistazo a las ranuras PCI. Si todo ha ido bien, aparecerá una pestaña desplegable que le informará del nuevo dispositivo (tipo, nombre, modelo, ROM, revisión e ID del fabricante). La tarjeta Voodoo sustituye en la secuencia de arranque a la ATI Rage Pro de 6MB que incorpora de serie el equipo. En cualquier momento, puede cambiar el sistema gráfico para arrancar o incluso conectar dos monitores como se hizo durante las pruebas... ¿Se anima?

Y además... ¡Funciona!

Esta tarjeta se ha comportado de forma bastante estable en lo que se refiere a la aceleración 2-D con aplicaciones como Photoshop y QuarkXPress, pruebas en las que ha superado el rendimiento de la tarjeta de serie que incorpora el G3. De hecho, realizando simples desplazamientos sobre la pantalla sobre un documento de unos 30 MB, la Voodoo3 ha ofrecido un refresco de pantallla casi inmediato sin salto alguno.

En cambio, ha demostrado (probablemente por el embrionario nivel de desarrollo y depuración de los controladores) una reproducción pésima de películas QuickTime a pantalla completa. Del mismo modo, aunque la tarjeta en otras plataformas soporta OpenGL, para la versión Mac todavía no lo ofrece 3dfx, (el último Demo Test de Quake III Arena se hizo funcionar teniendo instalada la versión 1.1.2 de OpenGL y las librerías gráficas Mesa), ni tampoco ofrece soporte para RAVE, por lo que juegos basados en esta tecnología como Bugdom o Nanosaur no pudieron ser utilizados desde la Voodoo3 2000. Por otro lado, el soporte para Glide ha sido excelente y Tomb Raider III o Myth se pudieron utilizar sin nigún problema y con un rendimiento muy superior respecto a la ATI de serie del G3 o de cualquier iMac.

Cabe matizar que las capacidades que apunta la tarjeta, una vez se mejoren los controladores, son extraordinarias. Con la intención de probar a fondo la última demo test de Quake III usando la Voodoo3 2000 PCI y OpenGL, se descargaron desde Internet, las librerías gráficas Mesa. Mesa3DfxEngine es una versión especial de Mesa, que actúa como un módulo “como si fuese OpenGL” para Mac.

Entre otras cosas, Mesa le permite disfrutar a pantalla completa juegos con aceleración 3-D utilizando tarjetas gráficas 3dfx como las Voodoo2 y Voodoo3 2000 y 3000, pero debe recordar que Mesa no es una integración con licencia oficial de Silicon Graphics (propietaria de OpenGL) por lo que, en caso de que la use no dispone de soporte técnico alguno más que los propios foros de los desarrolladores de Mesa3dfxEngine en www.mesa3d.org/mac. Es cierto que en este mismo sitio de Internet puede encontrar referencias a algunas empresas que ofrecen soporte técnico.

Este módulo incorpora opciones para poder jugar a Quake3; MesaQuake y X-Plain; MesaXplain (dos juegos que se benefician de la tecnología de aceleración gráfica OpenGL). Simplemente, deberá colocar la extensión Mesa3DfxEngine en su Carpeta Extensiones y un archivo de preferencias en la carpeta donde tenga la demotest de Quake III y reiniciar su máquina. Esta versión es beta, así que debe ser utilizada asumiendo los riesgos inherentes a cualquier aplicación en proceso de desarrollo.

El resultado: simplemente espectacular. Debe matizarse que se tuvo que incluir un poco más de memoria RAM física en el equipo. Desde Quake III se definieron las opciones de máxima calidad posible y la experiencia en el juego fue impresionante. Luces, sombras, texturas, explosiones, efectos de agua, cielos, etc. tenían un aspecto como nunca se había visto con las tarjetas aceleradoras tradicionales que monta el Mac de serie. Desde luego, que la tecnología utilizada durante estas pruebas promete, y mucho, para los usuarios Mac en breve plazo de tiempo. Por contra, el excesivo consumo de memoria de los propios juegos y de los subsistemas grá