After Effects, junto con la nueva versión de FinalCut Pro, es una de las primeras aplicaciones profesionales de edición de vídeo que están disponibles para Mac OS X, aunque en este caso habrá que esperar hasta el mes de marzo (fecha oficial de la presentación) y se trate de una versión Carbon que puede funcionar en Mac OS 9.x y también en Mac OS X con la interfaz de usuario Aqua.

En Macworld hemos podido echar un vistazo rápido a una beta del producto, y en este banco de pruebas le anticipamos algunas de las características que podrá encontrar en el producto cuando salga a la calle.

Aspectos básicos

No se trata de una revisión del producto que implique cambios profundos en su funcionamiento o requerimientos del sistema. Al ejecutarse en Mac OS 9 la interfaz y operativa es la misma que en las versiones anteriores. Las novedades se centran en la suma de nuevas opciones creativas respecto a la anterior versión, incluyendo un módulo mejorado de 3-D (en AfterEffects 5.0 sólo se incluía el módulo 3-D estándar, incluso en la versión Production Bundle), un nuevo parámetro de material para las capas 3-D, nuevos filtros orientados a la corrección de color, ajuste de niveles, creación de texturas y máscaras precisas, módulo de exportación avanzada en formato RealMedia, ampliación de soporte para la importación de archivos con una profundidad de color de 16 bits, acciones de post-renderizado y pre-renderizado, capacidad de importación de archivos de vídeo en formato MPEG-1 (aunque todavía no es posible importar directamente los archivos capturados desde iMovie), y gestión mejorada de la memoria cuando se ejecuta sobre Mac OS 9.x.

Opciones 3-D

La creación, opciones y tratamiento de las cámaras y luces 3-D se mantiene con respecto a la versión anterior, incluyendo las cuatro opciones de luz (direccional, puntual, paralela y ambiente) y la creación de cámaras (vistas 3-D) personalizadas mediante el cuadro de diálogo en el que se pueden ajustar los parámetros relativos a la distancia focal, distancia del telefoto, valores de apertura de diafragma o profundidad de campo. En esta nueva versión también nos hubiese gustado ver una forma más intuitiva para ajustar los diferentes parámetros en la creación de luces (ángulo de apertura del cono, luminosidad y difusión). Para ajustar con precisión la posición de las cámaras, luces y capas 3-D también hay que seguir utilizando el sistema de cuatro ventanas y ajustar cada una de ellas para que muestre un plano de la composición.

Con el módulo 3-D Estándar de la versión anterior ya se podían crear efectos en los que una capa proyectase una sombra sobre el resto de elementos incluidos en la composición, pero si esa misma capa se iluminaba desde atrás se comportaba como un objeto opaco bloqueando los rayos de luz. Ahora se ha añadido el parámetro de material Ligth Transmission mediante el que se puede indicar el porcentaje de transparencia de la capa.

Con esta nueva posibilidad se pueden crear interesantes efectos como el paso de luz a través de una vidriera de cristal, obteniendo los mejores resultados al trabajar con los objetos sólidos que se creen directamente en AfterEffects, incluyendo aquellos a los que se aplique un efecto de textura o en las imágenes de mapa de bits. Si se añade un archivo de vídeo a la composición, se ajusta como capa 3-D, ajustando el parámetro de transmisión de luz a un valor superior al 50 por ciento para que la iluminación posterior sea efectiva, los resultados son erráticos. Durante el render a máxima calidad se generaron aleatoriamente fotogramas con colores sólidos RGB.

Otro parámetro de material adicional es Metal, que se añade a los disponibles en las versiones anteriores para indicar el comportamiento de una capa respecto a la luz ambiente, la cantidad de luz especular que emite, el valor de brillo inherente (reflexión de la luz) y luz difusa. En función del porcentaje indicado en el parámetro Metal y del color seleccionado para una capa sólida o texto se puede lograr un resultado similar al que se obtiene al aplicar materiales como bronce, aluminio u oro en las aplicaciones 3-D.

Generación de texturas

Se han añadido nuevos efectos a la ya nutrida lista disponible en las versiones anteriores, especialmente en el Bundle Production. Y uno de los submenús que incluye más novedades es el de generación de texturas con 4-Color Gradient, Advanced Lightning, Cell Pattern y Grid.

4-Color Gradient. Se puede aplicar sobre objetos sólidos creados en AfterEffects, clip de vídeo u otras capas gráficas, y se puede combinar con otros efectos de textura para enriquecer el resultado de la animación. Lo más recomendable es aplicarlo sobre el primer tipo de material. Emplea cuatro colores fijos (amarillo, verde, magenta y azul) repartidos en cuadrantes de igual tamaño. En la línea de tiempo se pueden modificar los parámetros de opacidad, mezcla de color con el fondo, modo de transferencia y la muestra y posición para cada uno de los cuatro colores.

Advanced Lightning. Ya estaba presente en la opción Product Bundle de la versión anteriores y en AfterEffects se suma a las opciones disponibles en el paquete básico para la generación de aparato eléctrico (rayos). Si nos fijamos en los parámetros que se pueden controlar, más que “avanzado” se puede calificar como “control simplificado” con respecto al efecto Lightning normal. En este caso se puede elegir entre ocho variantes predefinidas, ajustar la posición inicial y final del rayo, la dirección, el tamaño, transparencia y color del núcleo y del halo, ramificaciones, atracción de gravedad, y combinarlo con la imagen existente en la capa sobre el que se aplica el efecto.

Cell Pattern. Muy útil para generar fondos en movimiento. Se puede elegir como forma de repetición entre burbujas, cristales (prismas), objeto tubular, cristales mixtos (prismas con diferencias de refracción y reflexión de la luz), tamaño de los objetos utilizados para generar el patrón, contraste, dispersión (para crear formas más o menos regulares), punto central de desplazamiento, valores de repetición del mosaico y valor de evolución (variación de luminosidad).

Grid. Permite crear rejillas de tamaño variable. Se puede ajustar el punto de anclaje (referencia para las variaciones durante la animación), borde, color y transparencia.

Ajuste de color

Al trabajar con material DV o de mayor calidad (sin ningún tipo de compresión) no suele ser necesario realizar ajustes bruscos para “retocar” las curvas de niveles de la imagen o variar la saturación de los colores. No obstante, en algunos casos puede ser necesario estabilizar las ligeras variaciones o fluctuaciones de color en una escena. Y con el filtro Color Stabilizer, disponible sólo en la versión Production Bundle, se puede conseguir esto precisamente: permite ajustar y mantener a lo largo de la línea de tiempo el brillo, Niveles y curvas.

Los mejores resultados se obtienen con material que se haya grabado con la posición de la cámara e iluminación fija, o con escenas en las que haya movimiento (incluyendo ligeras variaciones de iluminación) pero en las que no existan cambios bruscos de plano.

Además de poder indicar la posición de referencia también se puede ajustar su tamaño, con un muestreo variable en