Una vez que hayas tomado la fotografía o explorado una imagen con tu escáner seguramente necesites realizar algunas correcciones para conseguir la fotografía perfecta. Además, también querrás hacerlo de la forma más sencilla posible y a la máxima vetlocidad. En ese caso, Photoshop Elements en la mejor respuesta y en este artículo te mostramos toda la potencia que encierra la última versión del programa.Interfaz y herramientas de ediciónQuienes ya estuviesen acostumbrados a navegar con soltura por las diferentes paletas y ventanas de Elements 2.0 (varias de ellas apilables) se sentirán un poco desorientados al principio; y es que la nueva versión no sólo incorpora un buen puñado de características que facilitan la edición y corrección de imágenes sino que también se ha rediseñado la forma de utilizar el programa. Alguno de estos cambios son realmente muy buenos, como por ejemplo la nueva paleta Bin (o contenedor) encargada de mostrar en miniatura todos los documentos abiertos en la aplicación facilitando el cambio entre ellos y el orden en el que deseamos verlos o incluso la posibilidad de aplicar directamente sobre los archivos alguna operación de edición básica. Otro de los cambios que nos parecen positivos en cuanto a interfaz de usuario es que ahora se puede elegir entre el modo de edición normal y de retoque rápido. El segundo modo presenta en la pantalla los ajustes de retoque y las herramientas de edición de uso más frecuentes: ajuste de imagen, corrección de ojos rojos y ampliación y desplazamiento, mientras que entre las opciones de retoque se puede aplicar la función de corrección inteligente automática, niveles, contraste y color automáticos o bien personalizar los ajustes para la imagen en cada uno de estos apartados. En todo momento se puede elegir entre ver en la pantalla la imagen original, cómo quedará la imagen con los ajustes realizados o bien presentar ambas versiones simultáneamente.Mientras que en la anterior versión era posible apilar las diferentes paletas en la parte superior de la ventana, algo que podía llegar a ser un galimatías en el caso de que tuviésemos muchas ventanas en uso, ahora se ha incorporado en el lateral derecho un nuevo contenedor en el que por omisión se presentan los prácticos “Cómo hacer…”, la paleta de capas y también la extensa biblioteca con efectos y estilos listos para usar. A medida que haya que acceder a nuevas ventanas, como por ejemplo la de muestras de color o información también podremos apilarlas en dicho contenedor; y en el caso de que necesitemos disponer de la máxima superficie de pantalla también se puede cerrar el propio contenedor sobre el margen derecho de la pantalla. Como en la versión anterior, siempre es posible volver a utilizar cualquiera de las ventanas apiladas en el contenedor como ventanas independientes.Histograma. También se ha renovado la ventana encargada de mostrar el histograma del documento activo equiparándolo con el disponible en Photoshop. Con la nueva representación resulta mucho más sencillo consultar de un simple vistazo la distribución de los píxeles de la imagen por cada uno de los canales de color, así como las zonas en las que quedan solapados dos o más colores.Herramientas. La incorporación más destacable en este sentido es sin duda la herramienta Pincel corrector / Parche heredadas de Photoshop, y que permiten corregir aspectos como imperfecciones de la piel, arrugas, motas de polvo y rascaduras y también para reparar imágenes.Otra novedad en la paleta de herramientas es la herramienta de motivo de recorte (Cookie Cutter Tool, en la versión en inglés). La principal característica de esta herramienta es que nos permite enmarcar una imagen, o una porción de la misma, dentro de formas irregulares. Su funcionamiento es muy similar a la herramienta de Forma personalizada, salvo que en este caso se recorta la imagen sobre la que se aplica al propio tamaño que se haya definido para la forma seleccionada, aplicando fundidos y transparencias atendiendo a los diferentes valores de gris que tenga dicha forma.Filtros fotográficos. También se ha incorporado al programa lo que sería el equivalente de acoplar un filtro sobre el objetivo de la cámara para lograr tintados de color o imágenes más cálidas o frías. El cuadro de diálogo incorpora las opciones equivalentes a los filtros cálidos (85) y (81), filtros fríos (80) y (82) y diversos tintados de color.Ventana de navegaciónEste apartado, que ya estaba presente en la anterior versión del producto, se ha potenciado con nuevas opciones destinadas a gestionar con mayor agilidad las fotografías guardadas en el disco duro. Por ejemplo con la nueva opción “Flag” podemos marcar nuestras fotografías favoritas o aquellas en las que hayamos visto previamente que resulta necesario hacer algún tipo de ajuste. De este modo posteriormente sólo tendremos que indicarle a Elements que nos muestre las imágenes marcadas con esta opción.Otra de las operaciones que resultan interesantes desde el propio navegador es la que nos permite girar los previos de las imágenes para verlas con la orientación correcta en cualquiera de los tres tamaños seleccionables. En realidad Elements no aplicará la rotación propiamente dicha sobre la imagen hasta que se abra en el editor.También se ha potenciado la búsqueda de archivos y ahora es posible emplear como criterios de búsqueda no solamente el nombre del archivo, su fecha de creación o modificación o el tipo de archivo, sino que también se puede incluir entre los criterios cualquiera de los metadatos (resolución, apertura de diafragma, velocidad de obturador o incluso el perfil de color incrustado), así como cualquiera de las palabras clave que hayamos introducido en las diferentes categorías de la lengüeta Keywords.Otra de las novedades que se pueden utilizar para mejorar la organización y el acceso a los archivos es mediante las opciones recogidas en el menú Ordenar, ya que además de poder ordenar nuestras fotografías alfabéticamente por criterio ascendente o descendente también podemos utilizar cualquiera de los criterios que también utiliza el programa para las búsquedas. Por ejemplo, de este modo siempre podemos tener en la parte superior del navegador los archivos que coincidan con un formato de archivo o resolución determinada.Automatízalo. Como en el más caro Adobe Photoshop CS, la nueva versión de Elements también nos permite aplicar ciertas operaciones a nuestras imágenes sin necesidad de que debamos abrirlas y ejecutar manualmente los comandos del programa. Además de las posibilidades que ya estaban disponibles en la anterior versión, como por ejemplo la creación de galerías fotográficas, hoja de contactos o la creación de panorámicas con Photomerge, ahora también se pueden procesar múltiples archivos ya se correspondan con los seleccionados en el navegador, los archivos de imagen de la carpeta que le indiquemos al programa o las que importemos directamente desde un dispositivo compatible TWAIN.En este tipo de proceso por lotes podemos aplicar cualquiera de las opciones de ajuste automático: Niveles automáticos, Contraste automático, Color automático y Enfocar, aplicar una marca de agua y realizar otras operaciones como por ejemplo la conversión de formatos gráficos y de tamaño de imagen.En este módulo echamos en falta el disponer de más opciones para personalizar los procesos a automatizar, incluyendo por ejemplo algunas de las mejoras de corrección automática como la operación Smart Fix.Soporte RAW y 16 bits de colorHasta ahora estas eran sin duda dos de las múltiples características que marcaban la diferencia entre Elements y Adobe Photoshop. Con la primera ya es posible tratar en un programa de retoque fotográfico que no llega a los 90 EUR las imágenes en bruto producidas por cámaras fotográficas digitales de rango medio y profesional, mientras que con el soporte para trabajar con 16 bits de información por cada uno de los canales de color RGB también se garantiza una m