Adobe planea una serie de cambios estructurales a nivel mundial, que se refieren a la centralización de sus actividades hacia Estados Unidos, dando un papel más destacado a las decisiones que se tomen desde su sede de San José ( California ) . La intención de la compañía es ajustar su estrategia de mercado a nivel internacional, después de diez años con una misma gestión descentralizada en la que Adobe Europa gozaba de cierta autonomía . Para realizar estos ajustes, Adobe comenzará por centralizar las decisiones que se tomen desde Estados Unidos, en detrimento del papel que venía realizando Adobe Europa que, con su próximo director, Didier Cocherel, se dispone a ubicar su sede en una ciudad holandesa ( posiblemente Amsterdam ) , reemplazando a la de Edimburgo . Al mismo tiempo, se aumentará el protagonismo local del soporte de ventas de Adobe en cada país europeo y por regiones, incluso con más personal disponible, con el fin de proporcionar un servicio más adaptado a las características de cada área geográfica . Así, por ejemplo, en España se abrirá, seguramente, una oficina en Madrid, aparte de la existente de Barcelona, para gestionar el área de España y Portugal .

Otro punto de interés para Adobe es potenciar su base en Internet como eje de negocio y comunicaciones con los usuarios, con un impulso al comercio electrónico, que puede servir de apoyo al canal de distribución local .

Por otra parte, y respecto a la próxima aplicación de la compañía, cuyo nombre clave es Stilton, Adobe ha señalado que no existe todavía fecha de realización, aunque se presume que a finales de este año podría estar lista este conjunto de herramientas de edición colaborativa basada en InDesign, para utilizar en entorno compartido . Stilton soportaría PDF, y controles de flujo de trabajo y sistemas de direccionamiento en entornos intranet e Internet .