Si es un usuario frecuente de la aplicación iTunes y tiene CD con colecciones MP3, es posible que haya descubierto uno de los pequeños problemas que tiene esta aplicación y que consiste en que existe un único índice de canciones y el programa no es capaz de descubrir cuando un CD está montado o no, por lo que si añade las canciones de un CD al directorio de iTunes, cuando posteriormente intente reproducirlas descubrirá que el programa intenta buscar archivos inexistentes y manejar el directorio de canciones es imposible al mezclarse las de todos los CD que añade.

Una forma de evitar esta problemática es acudir a iTunes Library Manager, una utilidad gratuita de Doug Adams disponible en www.malcolmadams.com/itunes y que permite hacer copias de seguridad de este archivo y recuperarlas posteriormente para que sean usadas por iTunes. De esta forma puede tener un directorio para cada CD, recuperándolo antes de insertarlo.

El manejo, pese a haber sido simplificado al máximo posible, es molesto ya que hay que usar esta aplicación sin tener arrancado iTunes y antes de insertar el CD, pero desde luego es más cómodo que mantener un único directorio con todos los contenidos.

Acerca de la pantalla

Muchas de las personas que trabajan en artes gráficas aprovecharán las funciones de SuperCal, que aunque inicialmente pudiera parecer que es una nueva calculadora, en realidad el termino “Cal” se refiere a calibración de pantalla, que es la función que cumple este programa.

El objetivo es ajustar la gama cromática de su monitor para que se ajuste lo más correctamente posible a los tonos reales y a su vista y cuenta con la ventaja, sobre otros dispositivos, de que no necesita dispositivos de calibración externos, ya que se basa en la vista del usuario. Esto también es un inconveniente, ya que la calibración será necesariamente subjetiva, pero en cualquier caso siempre mejor que un monitor sin calibrar.

Esta calibración se realiza mediante doce pasos guiados que el programa va mostrando en una ventana con explicaciones y gráficos, ajustando en primer lugar el brillo del blanco, el umbral de percepción del negro, etc. El resultado final es un perfil de dispositivo que se ajusta al estado real de su monitor, incluyendo la pérdida de brillo debida al desgaste del tubo.

El programa se puede descargar de www.bergdesign.com y tiene un precio shareware de 19 dólares.

Personalizar

Otra forma de personalizar el sistema, menos ergonómica pero más interesante para muchos usuarios es la que proporciona la extension Visage para las preferencias del sistema.

Se trata de un panel que una vez instalado muestra un nuevo icono en las preferencias del sistema y al seleccionarlo aparece una pantalla con cinco etiquetas que permiten personalizar la pantalla de arranque, la de conexión (login), los mensajes de arranque y también la transparencia y apariencia del Dock.

Las personalizaciones de las pantallas de arranque y login se realizan modificando las imágenes estándar de Apple y sustituyéndolas por otras que puede crear el mismo usuario o bien descargar de Internet.

No se trata de ninguna utilidad imprescindible, pero sin duda muchos usuarios la utilizaran para darle un toque mas personal a su Macintosh. El programa es shareware, cuesta 10 dólares y se puede descargar de www.stanford.edu/%7Ekeaka/sanity.