La industria discográfica está tomando medidas para atajar al avance de la copia indiscriminada de CD de música. Una de estas medidas es el lanzamiento de discos protegidos para evitar su copia y su reproducción en los lectores de los ordenadores, como es el caso de los últimos trabajos de Estopa o María Jiménez. Sin embargo, también es posible que estos discos protegidos, una vez que se insertan en la unidad CD del ordenador, no puedan ser expulsados, bloqueando el sistema.

El problema ha sido documentado en la web de Apple. Según la documentación, estos discos protegidos no son exactamente CD en términos técnicos, ya que no siguen el estándar de CD básico de escritura en un disco. Además de no poderse reproducir en un Mac o un PC, los usuarios de máquinas de Apple pueden encontrar otro riesgo.

Según Apple, cuando estos CD de audio protegidos son introducidos en el Mac, el sistema no reconoce el CD, y cuando el usuario reinicia el sistema aparece una pantalla gris mostrando que algo no funciona. En la información, Apple explica a los usuarios que no tengan una tecla de expulsión en su teclado o un botón de expulsión en su unidad de CD qué deben hacer.

La documentación de Apple recomienda reiniciar el sistema Mac OS X manteniendo pulsada la tecla X o forzar la expulsión del disco manteniendo pulsado el botón derecho del ratón durante el reinicio. Esta última opción no expulsará el disco, pero el usuario si podrá hacerlo a través de iTunes o DVD Player. Web: www.apple.com.