Una de las áreas en las que el Macintosh ha demostrado siempre que dispone de un excelente catálogo de productos es la de las aplicaciones de edición de audio, que tradicionalmente han ofrecido siempre un amplio catálogo de productos y unas posibilidades de trabajo muy versátiles.

Para Mac OS X todavía no ha aparecido, lógicamente, un catálogo tan amplio de programas de edición de audio que trabajen en este sistema de forma nativa, pero poco a poco las aplicaciones de este tipo empiezan a aparecer.

Una de las más conocidas y apreciadas es Sound Studio, un programa shareware que está disponible tanto para el entorno Classic como para Mac OS X (existiendo una versión distinta para cada entorno) y que puede descargarse y utilizarse de forma gratuita durante catorce días, pasados los cuales es necesario pagar una licencia de 35 dólares para que la aplicación continue funcionando.

Este programa sigue la filosofía tradicional de los productos de grabación y captura de audio. En primer lugar se selecciona la entrada de sonido en la opción de menú “Sound Input Source” en el menú Audio, seguidamente se selecciona la opción New para crear una nueva banda de sonido, apareciendo un diálogo que le permite elegir los parámetros de esta banda, incluyendo el nombre, velocidad de muestreo (11 kilohercios, 22 kilohercios o 44 kilohercios), profundidad de muestreo (8 o 16 bits) y mono o estéreo.

Pulsando OK aparece una ventana con cuatro botones similares a los existentes en un casete que permiten arrancar la grabación, parar, arrancar la reproducción y hacer una pausa, un mando deslizante permite ajustar el volumen de reproducción y cuatro rectángulos (en el caso de sonido estéreo) muestran gráficamente los sonidos que se capturan.

Los dos superiores muestran la totalidad del sonido grabado, por lo que la resolución visible es pequeña pero permite aproximar al usuario a una zona determinada del sonido. Por ejemplo si se trata de un disco de vinilo que se ha capturado para convertirlo a digital, a través de este gráfico reducido puede ver zonas sin sonido que corresponderán a las pausas entre canciones para situarse en ellas seleccionando un rango, que aparecerá en los dos recuadros inferiores con más detalle y mayor amplitud, pudiendo seleccionar en éstas un rango, para borrarlo, copiarlo o pegarlo.

Además de esta ventana, existe una paleta flotante en la que se ve en forma de barras de color verde y rojo el volumen de grabación de ambos canales, volumen que puede ampliarse o reducirse mediante un mando deslizante, mando que es único para ambos canales y aunque normalmente es más útil de esta forma, en ocasiones especiales se requiere modificar el volumen de grabación de cada canal de forma independiente.

Una vez capturado un sonido, o bien abriendo un archivo de sonido ya existente (operación que también es posible) puede manipularse mediante todas las herramientas que ofrece la aplicación, que incluyen la amplificación del sonido seleccionado, añadirle eco, invertir la señal, hacer fundido de entrada y salida, etc.

El programa ofrece, en definitiva, las opciones más importantes y necesarias para la edición de sonidos agrupadas en una aplicación intuitiva y fácil de usar. Puede descargarlo de www.felttip.com.

Catalogar imágenes

Si además de los sonidos le interesan las imágenes y tiene un gran número de ellas (por ejemplo todas las que obtiene con una cámara fotográfica digital) que quiere catalogar, imprimir o visualizar, una de las opciones que tiene es el programa iView MediaPro 1.2 de iView.

Esta aplicación es la evolución de iView Multimedia, un excelente programa de catalogación y visualización de imágenes de la misma empresa, que ha sido considerablemente ampliado además de haberlo adaptado para Mac OS X y que como detalle sobresaliente ofrece esta aplicación con versión en castellano. Al abrirlo aparece una ventana en blanco sobre la que se puede arrastrar una o varias carpetas con sus archivos de imágenes. A partir de aquí la aplicación crea un índice de todas las imágenes y se pueden manejar de diferentes formas: desde añadirles palabras clave para buscarlas posteriormente hasta eliminar del catálogo las que no le interesen. El catálogo se puede exportar en diferentes formatos, incluyendo el formato HTML que le permite publicar su colección de fotografías en Internet.

El programa también ofrece opciones para eliminar archivos arrojándolos a la papelera o bien para cambiarlos de posición en carpetas del Finder, por ejemplo para descargar todo el contenido de una cámara de fotos digital y organizar cada una de las imágenes en una carpeta según el tipo de imagen. Estas operaciones se pueden realizar eligiendo una opción en el menú Acción: Mover a papelera, Mover a carpeta, Copiar a papelera pero también de una forma más intuitiva arrastrando directamente los iconos desde dicha ventana de iView MediaPro a su destino en una ventana del Finder.

Otro apartado muy interesante que tiene esta aplicación es su diversidad de opciones de impresión. Por ejemplo tiene un formato de impresión de miniaturas que si se elige el formato apaisado y se selecciona una rejilla de 2 por 2 y los márgenes adecuados, permite imprimir en una hoja DIN A4 cuatro fotografías en un tamaño adecuado para cortarlas y guardarlas en un álbum de fotos.

El programa se descarga de www.iview-multimedia.com y puede utilizarse sin limitaciones durante quince días, pasados los cuales se desactivan algunas opciones, especialmente la posibilidad de exportar, hasta que se pague el importe del programa, que es de 55 Euros (unas 9.000 PTA).

Sincronizar

Los usuarios que disponen de varios ordenadores (por ejemplo un portátil y un ordenador de sobremesa) necesitan a menudo sincronizar la información entre ambas máquinas, por ejemplo bajo Mac OS X será habitual equerer mantener las carpetas Documents de ambos ordenadores con la misma información.

Una opción para lograrlo es montar una carpeta en el otro ordenador y copiar el contenido de una en la otra, pero esto tiene varios inconvenientes. En primer lugar si tiene mucha información la copia tardará mucho en realizarse aunque realmente sólo haya unos pocos elementos modificados. Además en algunas ocasiones hay archivos modificados en ambas carpetas, archivos que hay que mantener. Por este motivo conviene emplear alguna aplicación creada específicamente con este fin.

Revival 1.0.5 es uno de los programas que pueden utilizarse con este objetivo y probablemente sea uno de los más sencillos de usar. Cuando se arranca aparece una sencilla ventana con un menú desplegable en el que puede elegirse la opción a realizar (hacer una copia de seguridad de una carpeta en otra o sincronizar los contenidos de ambas, es decir lograr que ambas sean exactamente iguales) y dos iconos de carpetas en los que se puede arrojar respectivamente el de la carpeta de origen y el de la de destino. Por último se pulsa el botón Start Sync y arranca el proceso.

El programa permite abrir varias ventanas simultáneamente, cada una de las cuales permite sincronizar o hacer copia de seguridad de un par de carpetas. La versión no registrada que se puede descargar de homepage.mac.com/RevivalSoftware permite hacer copias de carpetas completas per