A los más puristas, Apple les está cambiando las cosas que durante muchos años han sido la seña de identidad de todo usuario de Macintosh. Muchos han defendido a capa y espada desde siempre el uso de procesadores “no Intel”, mientras que la idea de utilizar un ratón de dos botones fue algo que, durante más de dos décadas, ha sido algo repudiado e incluso “mal visto”. Ahora, Apple lo cambia todo. Los procesadores del futuro serán de Intel y el nuevo ratón de dos botones, ya está aquí.

Personalmente, el nuevo rumbo que está tomando Apple no me desagrada, pero comprendo que muchos se sientan desconcertados cuando muchas de las cosas que parecían ser “verdades absolutas” de pronto se tornan tan “relativas”.

7 de septiembre

El esperado evento que Apple celebró el 7 de septiembre fue para mi una de las cosas más emocionantes que he vivido desde que llevo trabajando para Macworld. Hicimos cábalas y apuestas para ver quien acertaba los nuevos anuncios de Apple, se barajaron todo tipo de productos: una versión de iWork con hoja de cálculo para dejar de lado a Microsoft Office para Mac, un iPod vídeo, el teléfono iTunes, un iPod mini photo, iPod shuffle con pantalla, nuevos portátiles con procesadores G5, iTunes 5 y muchas otras más locuras, pero lo cierto es que no acertamos mucho.

De lo presentado lo que más me gusta es sin duda el nuevo iPod nano, es una verdadera joya, pero como toda joya que se precie tiene un precio algo elevado. Vale que tiene un diseño y unas formas a años luz de sus competidores, pero que sólo permita ver las imágenes en su pantalla y no en un televisor, le restan mucho interés, eso Sí con el vas a tener un reproductor que todo el mundo envidie.

Lo del teléfono iTunes también me apasiona, pero estoy un poco desencantado con la marca Motorola lo que me hace ser muy escéptico con la calidad del Motorola ROKR o “rocker” (que no de la versión de iTunes para teléfonos móviles), pero tengo mis motivos. En el pasado, yo fui usuario de un teléfono móvil de Motorola. El teléfono me trajo por la calle de la amargura, en un año tuvo hasta cuatro reparaciones, por lo que tuve que comprarme otro nuevo. El caso me indignó tanto que llegue incluso a denunciar a Motorola, ante el OMIC (Oficina Municipal de Información al Consumidor), pero mi demanda sirvió de poco. Al final acabe por depositarlo en un punto limpio de mi cuidad, aunque el teléfono no se merecía ni siquiera la opción de ser reciclado. Sólo espero que el primer Motorola ROKR me quite ese mal sabor de boca que me dejo al anterior terminal de su compañía.

iPod + Metro de Madrid = curiosos

Cada día utilizo el metro para ir a trabajar y, como paso un buen rato en él, suelo utilizar el iPod shuffle para ir escuchando música y así hacer el trayecto más ameno. Lo utilizo con el cordón para llevarlo al cuello lo que hace que quede a la vista, además de que de ese modo se transporta muy cómodamente. Pues bien, desde hace unos meses estoy empezando a observar que muchos de los otros pasajeros que viajan en mi mismo vagón se quedan asombrados con el iPod shuffle. Desconozco lo que se les pasa por la cabeza y las preguntas que les asaltan, pero en la mayoría de los casos tienen cara de preguntarse “¿qué es eso?”. Muchos pensarán que se trata de una radio, pero rápidamente se darán cuanta de que en el metro no hay cobertura de radio FM/AM. Otros pensarán que se trata de un reproductor MP3, pero se sorprenderán de que no tenga pantalla ni muchos botones. Sin embargo, una mínima parte de ellos, los que más temor me producen, saben que se trata de un iPod shuffle y pienso que planean quitármelo en un descuido. El caso es que nadie me pregunta nada y estoy deseando que alguien lo haga para contarle lo feliz que estoy con disfrutar de mi iPod shuffle en mis trayectos por el Metro de Madrid.

¿El ratón más molón?

¡Pero qué buena noticia! Un ratón de Apple con dos botones y rueda de scroll, no me lo puedo creer. ¡Si además tiene otros botones adicionales en los laterales! Una de las cosas que más me disgustaba de trabajar con el Mac era que sus ratones no tenían dos botones y ahora ese escollo se ha solventado. Un momento. ¡Pero si eso es un cable! ¡No puede ser! ¡Venga ya! Por fin me hacen un ratón a la medida de mis necesidades y luego le colocan un cable. A estas alturas de la vida, donde todo el mundo tiene ratones inalámbricos de, al menos, dos botones y “scroll”, va Apple y me sale con un nuevo ratón con cable.

No salgo de mi asombro, esto supone un notable avance (funciones de scroll, botón adicional y botón derecho), o es un retroceso por la incorporación nuevamente del cable. Pero bueno, todo apunta a que aparecerá una nueva versión inalámbrica del Migthy Mouse. Esa sí puede ser la versión que me cautive de veras… porque esta no ha conseguido hacerlo del todo.