La cotización de Apple en la Bolsa de Nueva York ha vuelto a alcanzar un máximo histórico el pasado día 8 de noviembre, con un valor por acción de 96,3 dólares. Mientras tanto, Microsoft sigue acumulando valores a la baja, después de la sentencia dictada el pasado mes por el juez federal de Estados Unidos, en la que se determinaba que la compañía practicaba un monopolio. Sus valores oscilan entre los 80 y los 90 dólares por acción, pero Microsoft mantiene un valor capital de 450 billones de dólares, frente a los 15 billones de Apple.

Rubinstein vende acciones

Curiosamente, el vicepresidente senior para ingeniería de hardware de Apple, Jonathan Rubinstein puso a la venta casi 5 millones de dólares en acciones el pasado día 18 de octubre. Este importe se corresponde con 66.667 acciones que se vendieron a casi 75 dólares por acción y cuya ventase cerró el pasado 18 de noviembre. Rubinstein ha recibido 402.095 dólares de beneficios en el año fiscal 1998 y 300.000 en opciones de compra de títulos.

La venta se produce en un momento en el que las acciones de Apple gozan de una salud bursátil inmejorable y cuando la mayor parte de los analistas en el mercado financiero recomiendan la adquisición de estos valores por su estabilidad y tendencia alcista en los últimos meses.