Apple ha desvelado que se encuentra desarrollando una tecnología para comunicar teléfonos móviles a los equipos portátiles de la gama iBook y PowerBook. Asimismo, también se encontraría estudiando incorporar al PowerBook elementos de diseño del iBook, añadidos de terceras partes para la tecnología de conexión de corta distancia Bluetooth, y un plug-in de FileMaker compatible con WAP.

Apple Europa ha dado a conocer algunas pinceladas de lo que puede deparar el futuro de los equipos portátiles de la compañía en el continente, y ha señalado que se encuentra en conversaciones con Nokia y Ericsson desde hace un año, buscando una colaboración para incorporar tecnología de conexión de telefonía móvil a los PowerBook. En una primera generación de conectividad, ésta se realizaría mediante infrarrojos, pero más adelante, se haría mediante tarjetas de terceras partes para Bluetooth, tecnología de conexión inalámbrica de red a corta distancia, que utiliza una señal de radio para conectar diversos dispositivos. Apple, aunque no está dentro del consorcio Bluetooth, sigue de cerca esta tecnología, para complementar la suya propia de conexión AirPort.

Según Apple Europa, los primeros frutos de esta colaboración con Nokia podrán verse en abril.

Por otra parte, Apple se encuentra estudiando el desarrollo de un módulo WAP compatible con FileMaker, del desarrollador Viventus, con el que se podría acceder a información a bases de datos FileMaker directamente desde teléfonos móviles con soporte WAP. Este proceso se realizaría convirtiendo los datos de la base en lenguaje WML (Wireless Markup Language) o HTML.

El futuro de los equipos portátiles de Apple pasaría, además de por dotarles de conexión a móviles, por un diseño de la gama profesional más inspirado en el iBook. Según ha reconocido la compañía, muchos usuarios han criticado que los nuevos PowerBook no han seguido la línea de diseño del iBook, aunque se hayan incorporado algunos de sus elementos, como la caja “yo-yo” para el cable. Al parecer, el diseño de la gama profesional portátil se dejará influir en un futuro próximo por los colores del iBook. La intención de Apple es conseguir que al menos un 75 por ciento de usuarios de PowerBook utilicen sus equipos como equipo principal, desbancando a los de sobremesa.