El número de abogados que forman parte del grupo jurídico de Apple ha vuelto a aumentar. Además de los litigios que transcienden a la luz pública, Apple está haciendo frente cada vez a más denuncias por infracción de patentes y asuntos varios. Apple no adopta sólo una posición defensiva, también opta por demandar por todo aquello que considera “perjudicial para sus intereses”.

Por todo ello, Apple se ha convertido en la compañía tecnológica más demandada desde el año 2008, por lo que está contratando a los más reconocidos bufetes de abogados de Estados Unidos para defenderse frente a todo lo relacionado con patentes y marcas. Para canalizarlo todo dispone de un abogado a tiempo completo en Cupertino, Noreen Krall, que anteriormente trabajaba para Sun Microsystems.