Tras la inversión de 100 millones de dólares en Samsung, Apple espera que los precios de la tecnología LCD bajen, para incorporar pantallas de este tipo en el iMac a partir del año 2000. Según fuentes cercanas a Apple, la división de diseño industrial de la compañía está trabajando en un proyecto para desarrollar nuevos diseños de pantallas planas. El proyecto más interesante dentro de estos nuevos diseños tiene que ver con los futuros iMac, que presentarían una pantalla plana LCD y un diseño radicalmente diferente al de los actuales. Muchos de estos diseños no son más que prototipos experimentales, no previstos para la próxima revisión del iMac llamada en clave Kihei. Si este acuerdo produce el efecto que Apple desea (en términos de reducción de precios), la tercera generación del iMac, prevista para finales del 2000 o principios del 2001, podría ser el primer producto de Apple en seguir los pasos del Mac del 20 Aniversario. Varias razones pueden explicar este interés de Apple en la tecnología LCD. Una de las cuales sería su progresivo intento en huir del concepto “burbuja” de ordenador todo en uno, y también la de contribuir a un diseño de ordenador más integrado en el entorno del hogar.