Apple ha presentado Apple Remote Desktop, una aplicación diseñada para permitir a los administradores de sistemas, ver lo que sucede en un Macintosh situado en cualquier lugar de una red local, o en cualquier sitio a través de Internet.

Remote Desktop se presenta en dos versiones. La primera de ellas está limitada a 10 clientes, permitiendo a un administrador tomar el control de hasta 10 Macintosh; la otra versión es la de cliente ilimitado, que permite gestionar hasta 5.000 Macintosh en grupos de hasta 250 ordenadores.

Según Apple, Remote Desktop no sólo permite ver de forma remota lo que sucede en un Mac. El programa también permite distribuir software arrastrando y soltando, permitiendo auditar el software que utiliza cada usuario, realizar demostraciones en línea y ofrecer asistencia de forma remota.

Apple Remote Desktop requiere Mac OS X 10.1 o posterior (para la máquina del administrador) y sistemas operativos Mac OS 8.1 hasta Mac OS 9.2 o Mac OS X 10.1 o posterior en los ordenadores clientes.

Apple Remote Desktop está disponible desde finales de marzo en The Apple Store y en la red de distribuidores Apple en España, al precio de 349 EUR + IVA en la versión para 10 ordenadores cliente, y de 599 EUR + IVA en la versión para un número ilimitado de ordenadores cliente. Hay precios especiales para entornos educativos.

El sistema administrador y cliente del software Apple Remote Desktop está diseñado para su funcionamiento con todos los ordenadores Power Mac G4 y G3, incluyendo los modelos PowerBook G4, PowerBook G3, iMac e iBook, y requiere una conexión de red Ethernet o AirPort. Web: www.apple.com/remotedesktop.