La base Unix de Mac OS X permite conectarse desde el terminal con equipos remotos y “navegar” por ellos, hacer cambios, copiar archivos o resolver problemas siempre y cuando sepamos el nombre de usuario y contraseña necesarios. Si a esto le unimos la potencia de la última versión AppleScript con la capacidad para utilizar interfaces gráficas tendríamos un producto con el que se podría hacer lo mismo pero de una forma más agradable que el uso de los comandos desde el Terminal. Y algo parecido a esto es lo que ofrece Apple con su Apple Remote Desktop, una buena utilidad que en su versión básica permite controlar un máximo de 10 equipos remotos conectados en red local (incluyendo accesos AirPort), ya sea en la misma zona o en zonas diferentes, y cuyas principales funciones permiten ver la pantalla del ordenador al que nos conectemos, manejarlo como si estuviésemos sentados delante de él, copiar archivos o generar diversos tipos de informes en los que se puedan ver las diferencias de aplicaciones y fuentes existentes entre los equipos remotos (clientes) y el que actúa como Administrador, los principales datos de configuración de un equipo determinado, realizar comprobaciones del estado del disco duro o comprobar el rendimiento de la red (similar al uso del comando Ping desde el terminal).

El CD incluye el programa de instalación del software administrador para Mac OS X 10.1, en el que son necesarias un mínimo de 128 MB de RAM para su funcionamiento, y el software cliente para Mac OS X 10.1, Mac OS 8 o Mac OS 9.2, necesitando en este caso un mínimo de 12 MB para su funcionamiento.

Tanto la instalación del software de administración como el cliente crean un nuevo módulo de preferencias en el que se pueden establecer los privilegios de acceso tanto de los clientes hacia el administrador como del administrador por parte de los clientes.

Software de administración. Para que el software administrador y los clientes funcionen correctamente es necesario reiniciar los equipos, y después ya sólo queda ejecutar el software de administración para utilizar las funciones de gestión propiamente dichas.

La ventana de gestión está compuesta por una zona con el listado de todos los ordenadores de la red en la que está instalado el software cliente, y una barra superior de iconos con las funciones incluidas por omisión, de forma que sólo hay que seleccionar el nombre de uno de los ordenadores que aparezcan en la lista y pulsar el botón Observe para ver la pantalla del equipo remoto a pantalla completa o dentro de una ventana.

Igual que se puede hacer con la barra de herramientas del Finder, en Remote Desktop también se puede personalizar para que incluya los iconos de las herramientas que se vayan a utilizar con mayor frecuencia

Además de ver o controlar total o parcialmente el ordenador remoto, también se puede utilizar la opción de chat, enviar mensajes de texto, copiar los contenidos del disco duro local (exceptuando los archivos del sistema) en los equipos remotos seleccionados, ejecutar aplicaciones o ejecutar búsquedas de archivos.

Puntos flacos. Remote Desktop no es de las aplicaciones más intuitivas de Apple, sobre todo en operaciones que en principio deberían ser tan sencillas como el copiado de una serie de archivos desde el ordenador que actúa como administrador hacia los clientes. En vez de poder arrastrar directamente los archivos sobre la ventana del equipo remoto o utilizar un sistema de navegación intuitivo para decidir en qué lugar se quieren copiar los archivos en el ordenador de destino, se utiliza una ventana con unas opciones muy restringidas. Otra función que permite comparar la versión de las aplicaciones instaladas en los clientes con las del equipo administrador, y actualizar los programas que sean más antiguos, está restringido a un máximo de 10 aplicaciones.

Conclusión

En comparación con Timbuktu Pro, Remote Desktop tiene a su favor que ofrece 10 licencias del software cliente por un precio inferior, y aunque no incluye todas las funciones del primero, también es cierto que ofrece otras de mayor utilidad para mantener actualizado o con software unificado un pequeño grupo de ordenadores.

Apple Desktop Remote

---------------------------------

Calificación: ****/8,5

Lo mejor:Permite mantener unificados los programas y fuentes de un grupo de trabajo. Personalización de la barra de herramientas.

Lo peor:Copiado de archivos poco intuitivo. Modo de control y observación en ventana lento e inestable.

Fabricante:Apple Computer.

Distribuidor:Distribuidores Autorizados. Apple Store. Tel.: 900 150 503. Web: www.rlocator.euro.apple.com/SP.

Precio:349 EUR.