La política centralizadora en la estrategia de márketig de Apple ha tenido como consecuencia su retirada de todos los eventos europeos en los que venía estando presente excepto Apple Expo París.

La Apple Expo inglesa, que se iba a celebrar en la primavera del año 2000, corre el peligro de ser cancelada después de que Apple haya confirmado que no acudirá al evento. Apple había retrasado la Apple Expo a marzo del 2000, con el fin de promover una feria europea mucho más importante que la prevista para finales de noviembre. El desplante de Apple en Gran Bretaña, ha sido muy mal acogido por los distribuidores ingleses y por la propia Apple UK. En una carta abierta dirigida a Steve Jobs, la ex-responsable de ventas de Apple Expo 2000 se lamentaba de la decisión de Apple sobre no acudir a la exposición, después de haber confirmado su asistencia en el mes de septiembre. La Apple Expo en Gran Bretaña estaba prevista para finales del mes de noviembre, pero fue pospuesta a última hora para los días 30 de marzo al 1 de abril, con la promesa de que la exposición sería aún mayor y más grande, situándola como la primera feria importante de Apple en Europa para el año 2000. Se comentaba incluso, la presencia de Steve Jobs en la sesión de apertura de la Apple Expo. Tras la retirada de Apple, el evento está en peligro de disolverse, ya que importantes expositores como Adobe, Macromedia o Epson han pensado no acudir a la exposición en señal de protesta.