Apple y Hewlett-Packard han anunciado un acuerdo de colaboración en varios frentes, por el que HP se compromete formalmente a fabricar modelos nativos para Macintosh en su gama de inyección de tinta para el mercado de consumo, y ofrecerá una selección especial de esta gama a clientes del sector educativo.

Apple comenzará a distribuir dos modelos de impresoras de tinta a su mercado educativo norteamericano en el mes de mayo. Estos modelos serán la DeskJet 890CM, y la DeskWriter 694C, y a finales de este año, los planes de Apple son ampliar la oferta de las impresoras HP a su canal de distribución directo.

Apple y HP también planean ampliar el soporte del software ColorSync de Apple a las impresoras de HP. El acuerdo ha sido ratificado por el mismo Steve Jobs, quien ha declarado que supone un apoyo importante para la plataforma.