Archos desarrolla desde hace varios años discos duros compatibles con Mac en los que añade varias características muy interesantes al simple hecho de que sean un “almacén de datos” de una capacidad mayor o menor. En esta ocasión analizamos un producto realmente interesante si lo que estás buscando es un disco duro, más o menos transportable (de hecho con un peso bastante superior al de un iPod), en el que no sólo podrás copiar tus archivos multimedia más pesados gracias a su conexión USB 2.0, sino en el que también podrás grabar directamente vídeo desde cualquier fuente compatible: directamente desde el televisor o desde un VCR; grabar música mediante el micrófono incorporado o, utilizando la conexión digital SPDIF, utilizarlo como un reproductor MP3 copiando las canciones directamente desde tu ordenador o a través de iTunes mediante el plug-in suministrado en el CD de instalación (aunque a nosotros no nos funcionó esta opción); y también reproducir tanto el vídeo grabado con el disco duro o las imágenes y fotografías que hayas copiado desde tu ordenador.

La pantalla TFT color es uno de los principales elementos de este producto, ya que en ella se muestra el menú principal que nos permite movernos entre las diferentes opciones del disco (reproductor MP3, grabación de vídeo, imágenes, etc.) junto con unos controles de navegación bastante intuitivos. En este sentido ya hubiese sido un detalle excepcional si se pudiese navegar por el árbol de menús mediante una pantalla táctil o un control similar al empleado en los PDA. También nos hubiese gustado que tuviese la capacidad de funcionar como disco duro, conectado al Mac mediante el puerto USB, al mismo tiempo que, por ejemplo, estuviese reproduciendo música en modo de reproductor MP3.

Reproducción MP3. Lo que nos ha parecido sumamente interesante es que una vez montado en el escritorio del Mac, sólo tendrás que pasar tus archivos MP3 a la carpeta Music del AV320 para que el dispostivo las reconozca como tal la próxima vez que utilices el modo de reproductor MP3 del aparato incluyendo también la jerarquía original de carpetas. Por ejemplo, puedes arrastrar la carpeta de tus artistas desde la biblioteca de iTunes directamente al disco duro.

En el modo de reproductor MP3 del dispositivo podrás modificar y crear tus propias listas de reproducción, crear ecualizaciones, elegir diferentes modos de reproducción o ajustar el volumen.

Reproducir vídeo. Si se quiere utilizar el dispositivo para reproducir las películas de vídeo que tengamos en nuestro ordenador, el proceso es básicamente el mismo que cuando se trata de copiar archivos MP3. No obstante, en este caso hay que tener en cuenta que el AV320 sólo puede reproducir archivos MPEG-4 de perfil sencillo. La solución para realizar la conversión consiste en descargarse el codec DivX para Mac desde www.divx.com y exportar a este formato las películas. Los controles para realizar la reproducción son igual de intuitivos, permitiendo iniciarla y detenerla, cambiar la velocidad o ajustar el volumen. La calidad de la imagen en la pantalla TFT es muy buena y lo único que echamos en falta es que no se pueda modificar el brillo o contraste y que la pantalla esté fija sobre el cuerpo del disco.

Grabar vídeo. Junto con el dispositivo se suministra un adaptador de vídeo con tomas de señal compuesta y S-Video, así como todos los cables de audio y vídeo que pueda necesitar para grabar la señal de vídeo desde el televisor o desde un VCR (además de un mando a distancia). Sólo es cuestión de hacer las conexiones y dirigirse al apartado VideoCorder del menú principal. En este menú es donde se pueden ajustar los parámetros de la grabación, como el nivel del volumen de entrada, brillo, contraste y color, formato y calidad.

Imágenes. La forma de utilizar los archivos de imagen es la misma que para los archivos de música y vídeo: arrastrarlos desde el Mac al disco duro y utilizar el visor incorporado. Por omisión se utiliza una vista del listado en galería (previos pequeños de las imágenes), operación que resulta rápida siempre y cuando se trate de imágenes con un tamaño inferior a los 640 x 480 píxeles.

En las imágenes de mayor resolución el dispositivo puede emplear hasta cerca de 30 segundos en generar una pantalla de previo (más de 1 minuto para el listado de 9 imágenes por pantalla). También es posible ver las imágenes a pantalla completa, mostrar la información de la fotografía y borrar del disco la imagen seleccionada.

Conclusión

Se trata de un dispositivo multimedia realmente completo: capacidad para grabar y reproducir vídeo, grabar y reproducir audio y funcionar como reproductor MP3 (200 horas), y un reproductor de hasta 200.000 imágenes.

A esto hay que añadir la capacidad original de 20 GB y la posibilidad de emplear otras ampliaciones opcionales del fabricante. Teniendo en cuenta todas estas capacidades, el precio del producto también resulta bastante atractivo especialmente si se tiene en cuenta lo que cuestan otros productos que, como por ejemplo el iPod, ofrecen menos características por un precio similar.

Archos Video AV320

-----------------------------

Calificación:****/7,5

Lo mejor: Flexibilidad de funcionamiento. Integración con el Mac OS X. Velocidad. Calidad de la pantalla TFT. Duración de la batería.

Lo peor: Peso. No se puede separar la pantalla del cuerpo del disco. Pocas opciones de edición para utilizar las imágenes. No se puede ajustar brillo, contraste o color en la reproducción de las películas. El formato de vídeo no es compatible con los codec estándar de QuickTime.

Fabricante: Archos.

Distribuidor: Santa Bárbara. Tel.: 93 474 29 09.

Precio: 599,99 EUR, IVA incluido.