Tras el incendio el pasado 27 de marzo de la factoría de LG Electronics en Méjico, Apple ha tenido que desplazar parte de su producción del iMac a su factoría de Elk Grove en Sacramento, California . Esta planta, que se dedica a la producción de los nuevos G3, se verá obligada a incrementar su capacidad productiva; deberá renunciar a montar un determinado número de G3 por iMac con el objeto de mantener una oferta de estos ordenadores suficiente para la actual demanda en el mercado . La capacidad de Elk Grove para satisfacer la demanda estaría en sólo una cuarta parte de la que registraba Mexcali ( LG Electronics ) , por lo que Apple se prepara para asumir durante un mes, como mínimo, la producción de iMac en condiciones complicadas . Respecto al alcance de los daños no se han obtenido informaciones precisas, únicamente que no ha habido víctimas .