Se puede aumentar el rendimiento de un ordenador en varios apartados, y uno de ellos es el de las comunicaciones que resulta cada vez más imprescindible para reducir, por ejemplo, los tiempos de descarga necesarios para aplicar las actualizaciones del sistema o de las aplicaciones de terceras partes instaladas en nuestros equipos. En este sentido, prácticamente todos los portátiles soportan la instalación de una tarjeta AirPort a 11 Mbps para acceder a las cada vez más numerosas redes inalámbricas situadas en lugares públicos, hoteles, campus universitarios, oficinas e incluso en los domicilios (en combinación con routers ADSL). Ahora bien, si la red inalámbrica está basada en un punto de acceso que proporcione una velocidad de 54 Mbps (802.11g) o si es un equipo el que debe actuar como “punto de acceso”, para permitir la conexión a Internet a otros usuarios de la red local, la velocidad de 11 Mbps soportada por la instalación interna de la tarjeta AirPort puede resultar algo justa.

Por otra parte, los usuarios de equipos PowerBook basados en procesadores PowerPC G3 ni siquiera tienen la opción de utilizar una tarjeta AirPort de instalación interna, lo que inicialmente supone una limitación importante a la hora de hacer que sus equipos puedan ser aun más portátiles.

Precisamente la tarjeta CardBus de 32 bits Aria Extreme que analizamos en este primer contacto está orientada a ambos grupos de usuarios, aunque limitando su soporte a los modelos PowerBook de 15 pulgadas (la mayoría de los Ti) y todos los anteriores PowerBook con procesador PowerPC G3. Adicionalmente, en ambos casos es necesario que el ordenador tenga instalado como mínimo el Mac OS X 10.2, funcionando perfectamente cuando se utiliza con el OS X 10.3. No obstante en este caso es necesario asegurarse de que se está utilizando la última versión disponible de los controladores AirPort (3.2 en el momento de escribir este primer contacto y que se pueden obtener mediante la actualización automática de software o desde el área de soporte en la web de Apple).

El funcionamiento e instalación de esta tarjeta es realmente sencillo y transparente. Desde el momento en el que se inserta la tarjeta en la ranura PC Card el sistema operativo muestra un pequeño icono en la barra de menús del Finder donde se puede consultar tanto el tipo como el nombre de la tarjeta o bien desactivar su funcionamiento sin necesidad de apagar primero el equipo y como paso previo a su extracción.

No es preciso realizar ninguna otra tarea de configuración y de hecho la selección de red, indicación de contraseña, creación de redes cerradas, etc., se realiza utilizando el menú AirPort estándar en el que también se muestra el nivel de intensidad de la señal como si se tratase de una tarjeta AirPort 802.11 u 802.11g de Apple. Adicionalmente también se puede comprobar el funcionamiento de la tarjeta consultando los pequeños diodos incorporados en la zona de la tarjeta que sobresale de la ranura PC Card. Uno de estos diodos es el que indica el estado mientras que con el segundo se puede comprobar el tráfico (envío y recepción de paquetes), lo que algunas veces resulta útil para comprobar la conexión a la red, como alternativa a utilizar el menú AirPort del Finder o consultar la Utilidad de red o los ajustes de IP y tráfico mediante el Terminal o el Panel Red.

Como pudimos comprobar durante las pruebas, la Aria Extreme no sólo proporciona más velocidad en la conexión (lo que se evidencia particularmente en el renderizado de las páginas, soporte de usuarios conectados cuando se ajusta el ordenador como punto de acceso, o al compartir archivos entre otras actividades), sino que también aumenta el nivel de recepción de la señal en comparación al uso de la tarjeta AirPort estándar, lo que significa que podrás ganar algunos metros más en la distancia a la que podrás continuar conectado a la red con tu portátil sobre el punto de acceso más próximo.

Por otra parte, aunque inicialmente está pensada para usuarios de Mac, en el caso de que en algún momento necesites utilizar un potátil PC también podrás utilizar la misma tarjeta con Windows (o incluso desde el entorno emulado de VirualPC, en nuestras pruebas sobre Windows XP Professional), para lo que se facilita el software correspondiente.

Conclusión

La propuesta de Sonnet es muy atractiva por la solidez de su funcionamiento, por el aumento de velocidad y la compatibilidad con OS X 10.2 y Panther (especialmente con este último, ya que elimina algunos cuelgues aleatorios).

Adicionalmente el precio de este producto nos parece bastante ajustado como demuestra el que sea similar al de las tarjetas 802.11g compatibles Wi-Fi de otros fabricantes. En definitiva, una buena forma de ganar velocidad en las comunicaciones inalámbricas para los PowerBook antiguos.

Aria Extreme

-------------------

Calificación: ****/8,0

Lo mejor: Instalación. Compatibilidad Jaguar y Panther. Funcionamiento estable.

Lo peor: Precio ligeramente elevado.

Fabricante: Sonnet Technologies. www.sonnettech.com.

Distribuidor: Compolaser. www.compolaser.es.

Precio: 80 EUR, orientativo.