Sistemas de consulta, publicación de noticias, control de gastos y otras muchas aplicaciones utilizadas tanto por servicios de publicación de contenidos como por cualquier tipo de empresa que desee agilizar sus procesos son algunas de los múltiples tipos de proyectos que se pueden afrontar mediante las aplicaciones Web.

Las cualidades de estos sistemas son que permiten el acceso desde cualquier parte, son independientes de la plataforma y sólo se precisa el uso de un navegador. BasaOne, un desarrollo hecho en nuestro país, permite realizar este tipo de proyectos de modo tremendamente simplificado.

El programa que analizamos se diferencia de otras soluciones similares principalmente por dos cuestiones. La primera de ellas es que acerca el desarrollo de una buena cantidad de aplicaciones Web a cualquier usuario mediante un sencillo sistema gráfico para la construcción de las interfaces gráficas y reproducible sin variaciones desde cualquier navegador web y plataforma, rompiendo de este modo los inconvenientes que se suelen dar mediante otras herramientas de diseño. Para ello incorpora una serie de elementos gráficos (clases) como por ejemplo objetos de menú desplegable, etiquetas de texto, campos para la introducción de datos, botones, etc, y se encarga de crear el código PHP, JavaScript y HTML necesarios para cualquiera de los navegadores más ampliamente utilizados en Mac y Windows. Cuando posteriormente un cliente cargue nuestra solución será el propio código quien se encargue de determinar automáticamente bajo qué plataforma/navegador se está ejecutando para mantener la consistencia en la reproducción del diseño y de la funcionalidad.

La segunda característica que lo destaca frente a otras soluciones se encuentra en su precio; y aunque sus características son más limitadas cubre las necesidades que se pueden presentar a la hora de desarrollar el tipo de aplicaciones o sitios Web más frecuentes, incluyendo en este caso el trabajo con bases de datos MySQL alojadas en el servidor remoto.

Programación fácil. Aunque el sistema de desarrollo utiliza un núcleo gráfico, BasaOne también incorpora un reducido conjunto de instrucciones (muy similar al JavaScript) y que se debe emplear para establecer las relaciones entre los diferentes objetos de la interfaz gráfica o el tratamiento de los datos; como por ejemplo la acción que tendrá lugar al pulsar un botón o seleccionar un elemento del menú. Aunque el manual supone una excelente guía para hacerse con rapidez con el conjunto de comandos y la forma de programar las aplicaciones con BasaOne, lo que echamos en falta es que no se incorpore un diccionario accesible desde el propio programa o cualquier otro sistema de “autocompletado” que facilite la curva de aprendizaje inicial.

BasaOne también está orientado, en cierto modo, a objetos para lo que incorpora de serie unas clases que podemos personalizar y combinar según nuestras necesidades mediante el código para crear objetos independientes reutilizables en otros desarrollos sin necesidad de realizar futuras modificaciones. El desarrollador también pone a disposición de los usuarios del programa nuevas clases y objetos listos para usar y que se pueden descargar directamente desde su sitio Web. Un buen detalle, que se agradece especialmente en las primeras horas de trabajo con el entorno de desarrollo, es que el programa examina en tiempo real la sintaxis de las instrucciones y sentencias utilizadas indicándonos de inmediato cualquier error, de modo que resulta mucho más sencillo corregirlo. A esto hay que añadir el empleo de otras características destinadas a agilizar al máximo el desarrollo, como la definición de la mayoría de las propiedades de los elementos mediante una ventana de inspector, reduciendo por tanto al mínimo imprescindible la escritura de código.

Lo que resulta muy interesante es que en cualquier momento es posible comprobar el funcionamiento de la aplicación directamente desde el programa y con un aspecto prácticamente idéntico al que se podrá comprobar cuando se acceda posteriormente a la misma página albergada ya en nuestros servidores.

Conclusión

Cualquier usuario que tenga una mínima experiencia en cualquier tipo de entorno de programación necesitará poco tiempo para empezar a crear proyectos útiles con BasaOne, gracias a que la curva de aprendizaje de este entorno es muy suave. Sólo echamos en falta que la excelente documentación y la interfaz del programa estén en castellano, por lo demás BasaOne es un producto ágil, potente y sencillo de usar al estilo “Mac”. Por último, seguramente en el momento en el que esté leyendo esta reseña, BasaSoft ya haya sacado una beta de su próxima versión 1.5.

BasaOne 1.2.2

--------------------

Calificación: ****/7,5

Lo mejor: Desarrollo fácil. Independencia de plataforma y navegadores. Funcionamiento sólido. Trabajo con elementos de interfaz estándar. Clases reutilizables.

Lo peor: La documentación y la interfaz están en inglés.

Fabricante: Basasoft

Distribuidor: Basasoft. www.basasoft.com.

Precio: 119 EUR + IVA