El director general de la unidad Macintosh de Microsoft, Ben Waldman, ha abandonado su cargo para ascender a vicepresidente de la división de servicios móviles de Microsoft. Su lugar va a ser ocupado por Kevin Browne, quien ha señalado que no se van a producir grandes cambios en la unidad Macintosh de la compañía, y se seguirán ofreciendo soluciones en el segmento de consumo ya consolidado.