El nuevo modelo Inkjet 2280tn de HP se trata en realidad del modelo 2230 ya existente al que se le incluyen de serie los accesorios opcionales más importantes, incluyendo la interfaz de red, el intérprete PostScript y la segunda bandeja de papel. El primer detalle que se observa de esta impresora es la interfaz de conexión al ordenador. En la caja se indica que es “network ready” pero también aparece el icono de USB, pero al desembalarla e instalarla siguiendo las instrucciones gráficas incluidas se observa que ninguno de las dos interfaces que tiene es USB.

En uno de los laterales traseros se encuentra una interfaz paralelo, que no se puede utilizar con un Macintosh, y en el otro un puerto RJ-45 para conexión a Ethernet, ya sea de 10 o 100 megabits por segundo, debiendo utilizar éste para la conexión al ordenador ya sea a través de un hub o switch en un entorno de red con un cable plano o, en el caso de equipos sin red local, con un cable directo entre el ordenador y la impresora, cable que en muchos casos debe ser un cable cruzado.

Una vez realizada la instalación física, se utiliza el CD de instalación en el ordenador, que en el caso de Mac OS X copia al sistema los archivos PPD de esta impresora pero no la crea realmente. Para esto último es necesario arrancar el Centro de impresión que está dentro de la carpeta de Utilidades en la de aplicaciones y pedir que se añada una impresora nueva. Existen dos formas de incluirla o bien como impresora AppleTalk (el método más sencillo ya que no requiere ninguna operación adicional) o bien como impresora IP, que permite compartir el uso del aparato entre Windows y Mac pero que obliga a configurar la dirección IP de la impresora. En cualquiera de los dos casos el sistema la reconoce e instala sin ningún problema ya que la impresora incluye un intérprete de lenguaje PostScript 3, lo que permite sacar el máximo partido desde aplicaciones como Quark XPress, FreeHand o Illustrator.

Utilización. Muchos usuarios de impresoras de chorro de tinta han descubierto que el bajo coste que tienen muchos modelos tiene el inconveniente de que los cartuchos tienen un precio muy elevado y el coste por hoja, sobre todo en copias fotográficas, es caro, constituyendo un método oculto del fabricante de obtener beneficios de la impresora.

En este caso, el elevado coste de la impresora lo justifica el fabricante por la alta velocidad y por una reducción en el precio de los cartuchos. No es que salgan mucho más baratos, pero la separación entre cabezales de impresión y depósitos de tinta permite reducir el precio de estos últimos y además tienen una duración bastante elevada, 1.400 hojas según el fabricante y aunque esta cifra puede considerarse algo exagerada, con un uso normal el cartucho puede durar más de setecientas páginas.

El fabricante anuncia una velocidad de 14 páginas en blanco y negro y siete y media en color como otro de los puntos fuertes. En la realidad e imprimiendo una sola copia de un documento y considerando el tiempo añadido que introduce el Macintosh, la velocidad efectiva que se obtiene es de dos páginas por minuto. Si lo quiere es imprimir fotografías descubrirá que la velocidad se reduce prácticamente a la misma que con una impresora mucho más barata, llegando a tardar ocho minutos en sacar una copia, no dependiendo este tiempo en la velocidad de la red ya que es igual con una conexión a 10 o a 100 megabits por segundo. Por tanto la ventaja de la velocidad es relativa, no así la posibilidad de utilizar esta impresora en red entre todos los usuarios de la oficina. Además las dos bandejas de papel que tiene este modelo y que se pueden manejar sin ningún problema desde el diálogo de impresión de Mac OS X, permiten por ejemplo tener cargada en una de ellas papel fotográfico y en otra papel normal, lo que facilita su uso por múltiples usuarios sin la molestia de tener que andar cambiando el papel.

La calidad en impresión de textos es la habitual en una impresora de chorro de tinta de alta calidad y las fotografías y otros trabajos de color aprovechan los 1.200 x 600 puntos de sus cabezales, que cuentan con un sistema de autocalibración para obtener la mejor calidad de la imagen. No obstante esta calidad no puede considerarse profesional y aunque es válida para la impresión de fotografías personales, presentaciones y otros documentos de oficina, no da una calidad suficiente para usarla en pruebas de color, además de tratarse de un modelo que sólo imprime en A4 con márgenes, por lo que su uso en artes gráficas, incluso para pruebas de composición, es limitado.

Conclusión

Esta impresora está orientada a grupos de trabajo en los que puede utilizarse como la impresora habitual para la impresión de documentos y también como impresora de alta calidad para imágenes fotográficas, compitiendo en calidad aunque no en velocidad con las impresoras láser color corporativas del mismo fabricante a un precio muy inferior. Para usuarios particulares, la única mejora con respecto a modelos más económicos es el ahorro de costes a largo plazo.

Business Inkjet 2280 tn

--------------------------------

Calificación: ***/6,5

Lo mejor: Conexión en red, cartuchos de tinta de larga duración.

Lo peor: Lentitud de impresión.

Fabricante: HP. Web: www.hp.com.

Distribuidor: HP España. Tel.: 91 702 73 00. www.hp.es.

Precio: 1.241 EUR. IVA incluido.