Los escáneres aún tienen su lugar no sólo en los estudios sino también en los hogares, y es que cuando se trata de recuperar a formato digital nuestras antiguas fotografías, negativos o diapositivas aún continúan suponiendo el mejor método para lograrlo, además de la única opción si lo que deseamos es procesar lo documentos impresos con un OCR (reconocimiento óptico de caracteres) para guardarlos como texto.

El modelo que nos ocupa en este primer contacto tiene a su favor varios puntos. El primero es que que se trata de un escáner realmente delgado gracias a que se emplea la tecnología CIS (Sensor de contacto directo), una tecnología de exploración propia de Canon. El segundo aspecto favorable es que no requiere de fuente de alimentación externa, ya que toma la energía del ordenador a través del cable USB. El tercer aspecto favorable es que se puede utilizar en formato vertical gracias a un pie de apoyo que se encuentra plegado sobre la base del equipo. Por último, se suministra una tira para el montaje de película con un adaptador de mejora automática de las imágenes (reducción de grano, recuperación de color, iluminación de fondo) que permite la exploración de este tipo de materiales.

El software suministrado con el equipo también es respetable: módulo Twain que permiten acceder a las funciones del escáner desde cualquier aplicación compatible (como Photoshop Elements, Canvas, el más modesto GraphicConverter o directamente desde la utilidad Captura de Imagen incluida de serie con el sistema).

Diseño. Incorpora una de las mejores tapas de las que hemos visto en un escáner de este rango, el lado de la bisagra ofrece dos posiciones para permitir la apertura hasta un máximo de 90 grados o bien hasta 180 grados, de modo que se facilite la exploración de objetos gruesos (por ejemplo libros); mientras que en el otro extremo incorpora dos pequeñas placas metálicas que al hacer contacto magnético sobre los pequeños imanes dispuestos en el mueble del escáner aseguran un cierre firme mediante el que se impide al máximo la penetración de la luz exterior, lo que perjudicaría la calidad de las exploraciones.

También incorpora cuatro botones de acceso directo que están configurados por omisión para explorar el documento al disco duro, enviarlo directamente a la impresora, por correo electrónico o bien crear un PDF a partir de los trabajos detectados. También es posible acceder a estas funciones con el software CanoScan Toolbox, y que entre sus funciones también están las que permiten modificar las tareas asignadas a cada botón

Funciones. El software CanoScan incluye un modo de funcionamiento Sencillo en el que se detectan automáticamente los originales dispuestos sobre la superficie de exploración (A4) y en la que sólo hemos de indicar el tamaño de salida. Se puede activar la recuperación automática de color y de luz de relleno, ambas opciones orientadas a la mejora de fotografías antiguas y que ofrecen unos resultados bastante sorprendentes.

En el modo avanzado se pueden ajustar los niveles de entrada y salida, ajuste de gama, aplicación de filtro de enfoque y destramado (aunque no es conveniente usar la combinación de ambos), reducción de polvo y rascaduras, reducción de grano (ruido en la imagen), y ajuste de brillo y contraste.

El último modo de exploración detecta la cantidad de elementos independientes que se han depositado sobre la superficie del escáner, explorándolas en archivos individuales.

Película. El sistema de exploración para negativos sólo permite explorar una imagen cada vez, pues en cada lectura se debe acoplar el dispositivo de mejora automática de la imagen por infrarrojos Film Automatic Retouching and Enhancement y mediante el que se obtienen unos resultados excelentes cuando se utilizan valores de ampliación elevados.

Al igual que ocurre con los opacos, las opciones disponibles para explorar este tipo de originales permiten eliminar los pequeños defectos, recuperar saturación en los colores y aplicar luz de relleno, con unos ajustes automáticos muy buenos. Los resultados en cuanto a color y detalle permiten digitalizar los originales con buena calidad, y sólo se echa en falta un poco más de enfoque en las imágenes.

Conclusión

Se trata de un escáner muy cómodo y bien diseñado, con un software bien pensado y cuidado con el que es muy fácil encontrarse a gusto desde el primer momento. En cuanto a la velocidad no puede decirse que sea el más rápido en su categoría, pero sí lo suficiente como para no eternizarnos durante una sesión de exploración en la que utilicemos valores de ampliación elevados.

La calidad es muy buena tanto en opacos como al explorar directamente desde negativos, incluso nos atreveríamos a decir que un poco más con los segundos.

Características técnicas

----------------------------------

Tipo Escáner plano

Elemento de lectura CIS (Contact Image Sensor; Sensor de imagen por contacto)

Fuente de luz LED

Resolución óptica 2.400 x 4.800 ppp

Profundidad de color 48 bits

Interfaz USB 2.0 High Speed

Superficie máx. exploración 216 x 297 mm

Tamaño (anchoxlargoxalto) 28 x 39,65 x 3,49 cm

Peso 2 kg

CanoScan LiDE 500F

---------------------------

Calificación: ****/7,8

Lo mejor: Software excelente. Diseño global. Buena velocidad. Muy buena correspondencia de color.

Lo peor: No admite diapositivas. Introduce algo de ruido en los opacos. Ligera falta de nitidez en la exploración de diapositivas.

Fabricante: Canon.

Distribuidor: Canon. Tel.: 901 301 301. Web: www.canon.es.

Precio: 161,27 EUR + IVA.