Los fieles usuarios

Este escrito es para notificaros que he traicionado a la causa .

La Resistencia, famoso movimiento revolucionario nacido en Cupertino-Silicon Valley bajo el símbolo de la manzana de colores, ha visto como uno de sus más fervientes y duros defensores, un luchador que juró hace seis años defender su filosofía y su forma de ver la vida a color, una persona que sin disponer de grandes recursos económicos se esforzaba, pagando lo que le pidiesen, para mantenerse al día en velocidad de procesado, software y técnicas de digitalización de sonido . . . la resistencia ha visto como ese soldado desertaba y lo que es peor, se alistaba en las filas del enemigo .

No importaba lo que costase, ni la falta de información, ni que para comprar un ratón hubiera de viajar sesenta kilómetros, ni que no estuviera disponible el Colin McRae Rally . No importaba que no pudiese leer los CD ROM que regalaban los dominicales de los periódicos, ni que una impresora costase treinta mil más que la misma en versión “para el enemigo” .

Todo se olvidaba cuando al darle al botón aparecía esa pantallita sonriente mientras sonaba un acorde de fondo, se olvidaba cuando entre los entendidos en la materia ( todos ellos vendidos al enemigo ) yo decía con orgullo “ no, a mi no se me cuelga nunca, es que yo soy de la resistencia . . . ” y te miraban con cara mezcla de incredulidad y envidia . Todo se olvidaba cuando al conducir por las calles de la ciudad, de sorpresa, veía el símbolo de la manzana de colores en una pared y sentía el sentimiento de complicidad ( es que hay tan pocas que cuando ves una te hace ilu ) .

El objetivo era resistir para vencer . Nos sentíamos los mejores y sabíamos ( ilusos ) que la victoria sobre el gigante aventanado llegaría algún día, y aunque no llegase no importaba, el gran hecho de resistir nos hacía importantes . Pero uno tiene un límite, todo héroe esconde una villanía y la mía, al menos la última, ha llegado con la primavera . Mientras el aire olía a calor y las hormonas se disparaban, mi fiel Performa 6400 me esperaba en casa ajeno a la traición y navegando entre bits de colores con forma de margarita . Él, prodigio de rapidez y rey de la información aún no se ha enterado de que me he comprado un PC .

Ayer compre un ratón por 1 . 500 pesetas en la esquina de mi calle, estaba más barato que en la tienda de enfrente . Ahora, al apretar el botón con tacto de cafetera ya no suena el acorde ni aparece una sonrisa, sólo hay números y una música distorsionada sonando a través de unos altavoces de feria que dicen tener 200 W de potencia .

Mi PC es de pura raza, de los buenos, de los que escriben la historia . Ayer se colgó del todo y mañana viene el técnico a recuperarlo, ¡ miserable vida !

Dani Fuertes Garcia

Vía Internet

Sobre las interferencias en los aviones

Parece que a Fernando García le hizo mucha gracia que le dijeran que no podía utilizar su portátil a bordo “si tenía CD-ROM” en un vuelo a Holanda ( Macworld abril 99 ) . Pues sí . Los aparatos electromagnéticos emiten ondas que pueden interferir en las frecuencias de los ordenadores del avión, u otros elementos de navegación que estén en un radio de 3´5 metros . Y resulta que prácticamente todas las compañías vuelan en Europa con aeronaves modernas que cuentan con ordenadores en cabina ( los modelos MD, los Aerobús y algunos Boeing ) . Paradójicamente, cuanto más antiguo es el modelo, menos problemas de interferencias se producen . Las diferentes compañías llevan años estudiando los diversos incidentes provocados en sus aviones y han llegado a conclusiones preocupantes: hasta un simple “Tamagotchi” puede crear interferencias . En la lista de las “mercancías más conflictivas” están los Gameboy, las cámaras de vídeo, los reproductores de CD y los ordenadores con CD-ROM, éstos dos últimos, lo han adivinado, por el láser . Y es que, parece ser, encender un portátil con CD-ROM provoca interferencias aunque dicho CD no esté en uso . ( En un principio sólo los portátiles que no dispusieran de pantalla LCD estaban prohibidos, o sea, los modelos más “primitivos” que ningún ejecutivo se atrevería a enseñar hoy en día en “Business Class” ) . Varios ejemplos: emergencia en un aterrizaje de un DC-10 en Nueva York debido a un reproductor de compactos ( Time, 22 febrero,1993 ) ; piloto automático que desviaba la ruta a la izquierda en un Jumbo de British Airways por culpa de una videocámara ( Diario 16, 1994 ) ; o el accidente de Lauda Air en Tailandia ( 223 muertos 1991 ) .

Esteban López Morata

Tres Cantos ( Madrid )

Un “blues” para un UMAX

Mis felicitaciones por vuestra/nuestra revista: último bastión maquero . Sólo quiero exponer mi caso particular para general conocimiento ( con el fin de intentar mejorar los comportamientos de algunas empresas ) . En fecha de diciembre del 97 adquiero un escáner UMAX 1200-S ( para uso personal ) y en abril del 98 otro ( para la empresa en la que trabajo ) . En noviembre del 98, el mío, el de casa ( 11 meses de vida y en garantía ) lo envío a la empresa que me lo vendió porque “azuleaba” todo lo que se le ponía por delante . A principios de marzo, casi cuatro meses después, me lo entregan como reparado . Créanselo ¡ azuleaba más que al principio ! Lo devuelvo al citado servicio técnico y… hasta la fecha sólo: “bla, bla, bla…” Pero hay más; también por marzo de este año, el escáner del trabajo ( 11 meses de vida ) comienza a “azulear”… Seguimos sin escáner, eso sí, con un montón de excusas . Me gustaría que alguien de UMAX mirase en el diccionario el significado de las palabras: garantía, seriedad, profesionalidad, responsabilidad, ética, calidad…

José Antonio Llanos

Vía Internet