Sobre los G3 “trucados”

Producir un modelo de ordenador Power Macintosh G3 que trabaje a una determinada velocidad no se reduce, simplemente, a elegir la posición de ciertos “jumpers” en su placa principal . Involucra todo un conjunto de modificaciones que afectan al diseño, al aprovisionamiento de componentes, a la producción y al control de calidad . Los cambios se extienden al microprocesador ( hay que montar otro chip capaz de funcionar a la nueva frecuencia de reloj ) , a chips anexos como los buffers de acceso a los buses internos, y a otros componentes cuyo tiempo de conmutación debe ser elegido de acuerdo con la velocidad a la que debe trabajar el sistema . Al margen, por supuesto, de afectar también a los sistemas de control de temperatura y de disipación térmica montados en el equipo .

Cada modelo de Power Macintosh G3 se ajusta, pues, a especificaciones técnicas diferentes . Y cualquier modificación que se haga en los jumpers internos de un Power Mac G3, altera los parámetros básicos sobre los que el producto ha sido diseñado, fabricado y testeado de acuerdo con los controles de calidad de Apple . La manipulación por el usuario de los citados jumpers no sólo conlleva la pérdida de la garantía de Apple sino que, en el mejor de los casos, el ordenador dejará de funcionar correctamente; y, desde luego, algunos componentes fundamentales del sistema se pueden ver dañados de manera seria e irreversible .

Paco Lara, Responsable de Comunicación de Apple Computer

La batalla estará perdida

He usado el Windows desde que salió el 3 . 0, y desde entonces, creo que no he comprado ningun programa original porque todo el mundo a mi alrededor tenía todo tipo de programas para prestarme e instalarlos en mi ordenaror sin que me costaran un duro . Programas de todas clases: CAD, 3DStudio, CorelDraw, Photoshop, Office, Wordperfect, etc, y un sin fin de más, que pueden tener un valor de miles de pesetas, están disponibles y al alcance de cualquiera . Esta es la baza de Windows, éste es su secreto .

¿ Dónde puedo conseguir estos programas para Mac, y todos lo juegos que continuamente se piratean incluso por lotes ?

Siempre me ha parecido muy atractivo el Mac, pero el problema no es la máquina, sino el vestuario, y hasta que los programas para Mac no estén tan a mano como los que hay para Windows, la batalla estárá perdida . Nadie se gastará más en programas que lo que vale el ordenador, salvo que sea un profesional . Pero éstos no hacen que la base instalada sea de millones de Windows, sino los que utilizan un ordenador en su casa, y que quieren tener un procesador de textos, un programa de retoque fotográfico, una base de datos, una hoja de cálculo, 3 ó 4 juegos, o poder escoger entre 30 ó 40 . Aunque luego, en realidad no sepan manejar ninguno de estos programas que son excesivamente profesionales . Es la ley del marketing: no me voy a conformar con el Wordpad que incorpora Windows si puedo instalar gratis el Word de un amigo, y no utilizaré el Paint, sino que conseguiré el CorelDraw, por supuesto, la última versión .

Hasta que el Mac no consiga ésto no podrá competir con Windows .

Jose Maria Catarain Tagle

Vía Internet

A veces vale más calidad que cantidad . En cualquier caso, en Macworld creemos que el Mac sí puede competir .

Problema con los periféricos

No entiendo como nos pueden dejar tirados de esta manera . Recientemente me he comprado un iMac 266 y estoy alucinado por su velocidad y estabilidad pero me he quedado absolutamente colgado con los periféricos . Ya me temía algo así, pero esperaba soluciones pronto . Tengo dos impresoras, una Stylewriter y una HP 660C, y un Agfa Snap Scan, los cuales utilizan la salida serie y SCSI de Apple de toda la vida . Ahora Apple no sólo se desmarca con su ya más que personal marca, sino que los que hemos confiado toda la vida en Mac por su fidelidad a los usuarios, ahora nos vemos con un montón de periféricos que no nos sirven para nada si cambiamos al “cerebro”, aunque sea de Apple .

No me resigno a creerlo y supongo que alguna emprendedora empresa sabrá ver el problema y convertirá mediante un sencillo cable, un puerto USB en SCSI o serie ( sin necesidad de tarjetas, que no pueden instalarse en el iMac ) . Por supuesto que se venderán como rosquillas entre los usuarios, a los que nos dará igual perder un poco de velocidad si con eso podemos aprovechar unos periféricos, que nos costaron una pasta en su momento . Además estoy seguro que en alguna parte de Estados Unidos existirá alguien que se reiría de esta carta, ya que él debe haber comprado el cablecito en la tienda de la esquina .

Si vas a cualquier distribuidor en Madrid, te dirán que hay que pedirlo, que va a salir, que el mes que viene, pero no sale . Una solución quiero .

Y no me digan que transfiera los archivos por correo electrónico, porque aunque es una solución pasajera, no vale para muchos megas y eso sí que retrasa el proceso . Para los que no lo sepan, consiste en mandarte con tu antiguo ordenador un mensaje a tí mismo con los archivos adjuntos que quieras, y recuperarlo depués con el iMac . Esto me recuerda a mis viejos tiempos en lo que comprarse un ordenador era poco menos que una locura, y que tener también la impresora exigía hipotecar parte de la casa, con lo que te quedabas con el ordenador, eso sí muy moderno y dejabas alucinados a los amigos, pero ni siquiera podías imprimir lo que veías en la pantalla . Muchas gracias y felicidades por vuestra revista .

Jose Luis González Pérez

Vía Internet