Macbook Air el ordenador definitivo

Cuando me compré el MacBook Air (la anterior generación) pensé que tenía el mejor ordenador portátil que Apple sería capaz de fabricar en mucho tiempo y que por muchas mejoras que Apple incorporase a la siguiente generación de MacBook Air este sería mi ordenador para los próximos años; pero una vez más Apple ha conseguido que vuelva a rascarme el bolsillo y he caído de nuevo.

Muchos piensan que el MacBook Air (en cualquiera de sus generaciones) es un netbook de gama alta y que su relación precio/prestaciones no es muy buena, pero eso es porque nunca han tenido ocasión de utilizar uno de estos portátiles. Y por utilizar no me refiero a ir a la tienda y manejarlo durante unos minutos, dado que eso no te da una visión completa de la elevada funcionalidad y libertad de estos portátiles. Utilizarlo es tenerlo en casa, llevarlo a la biblioteca, parque, trabajo, de vacaciones, etc. Sólo así conocerás lo cómodo que es llevar todo el día “a la espalda” este Mac y saber que en cualquier lugar que lo necesites, dispones de una herramienta de trabajo y ocio de calidad.

Reitero lo dicho, pero ahora con un precio de partida de 1.000 euros y unas posibilidades de conectividad aun mejores, sí puede decirse que es el ordenador portátil definitivo de Apple. Eso sí, me atrevería a denominarle como casi perfecto siempre y cuando la portabilidad sea una de las cosas que más nos interesen. Al fin y al cabo, un portátil es algo que ha de ser fácilmente transportable y en eso, el MacBook Air es sobresaliente (ningún otro portátil de la gama MacBook le supera en ello).

Federico Rojas

Vía e-mail

De Hackintosh a Macintosh

Lo confieso, llevo utilizando un Hackintosh durante casi un año y no ha sido hasta ahora cuando me he decidido a comprar un ordenador Mac fabricado por Apple y ciertamente tengo una sensación totalmente renovada de la plataforma Mac. Cuento con un producto de una calidad y diseño muy alta, su nombre es MacBook Pro de 15 pulgadas y procesador Core i7.

Entiendo que Apple no apoye este tipo de Mac clónicos, pero la verdad es que a mi me ha servido para aprender a manejar Mac OS X y dar el salto a un producto original de Apple, que de otra forma jamas me hubiera planteado comprar. Apple ha tenido un usuario clandestino de su sistema operativo durante un año aproximadamente (Microsoft tiene millones de usuarios clandestinos de Windows en sus distintas variantes permanentemente), pero eso también ha servido para que me convenza de la calidad del mismo y me gaste unos 2.000 euros en uno de sus ordenadores portátiles.

El Hackintosh no ha sido abandonado, ha vuelto a convertirse en un PC con Windows (en que que ahora se aloja Windows 7) y con ello la normalidad ha sido devuelta a mi hogar y, además, mi hijo se acaba de encontrar con un ordenador nuevo sin esperarlo.

En vuestra revista se anuncian Mac clónicos (de PearC) que están muy bien, pero si tienes tiempo, paciencia y conocimientos suficientes para montarte uno tú mismo, yo te recomendaría esta segunda opción. Sí no cumples alguno de estos parámetros, cómprate uno ya montado y te ahorrarás muchos problemas.

José García

Vía e-mail

Apple lo patenta todo

Me sorprende la cantidad de patentes que Apple pide cada año, prácticamente todos los días me encuentro con una o incluso varias patentes de los de Cupertino, en los que se describen funcionalidades sorprendentes y todo tipo de propuestas futuristas. No conozco muy bien el ritmo que tienen otras compañías similares a Apple para solicitar patentes, pero el de Apple me parece sorprendente.

Dudo mucho que todo lo que patentan llegue a tener una utilidad práctica en los próximos años, pero quizá nuestros hijos o los hijos de nuestros hijos hagan uso de alguna de las tecnología de Apple. Muy pocos pensaban en los años 70 que 30 años después tendríamos teléfonos móviles en nuestros bolsillos y conexión a Internet móvil.

Hay muchos que piensan que las patentes de Apple que salen a la luz son “tonterías” que sirven para crear polémica y hablar de cosas que quizá nunca llegarán. Pero son una forma muy buena para conocer por dónde pueden transcurrir los próximos años y soñar.

Cada vez que me entero de una nueva patente de Apple, investigo en la Red sobre ella y hago mis cábalas sobre como se podrían beneficiar mis dispositivos favoritos con ella. Mi mujer suele decirme (cuando una de estas patentes es muy buena corro a comentarla con ella), que todo eso es muy bonito y que puede ser muy útil, pero que deje de soñar pues es muy probable que eso no lo lleve a ver implementado... bien por ser demasiado futurista o por no ver una aplicación real de la misma. Aunque a mi todas me parecen muy aplicables y espero con ansiedad descubrir nuevas patentes de Apple.

Alberto Ruiz

Vía e-mail