Probablemente no sean las aplicaciones más requeridas en las empresas conectadas a Internet, incluso están prohibidas en muchas de ellas, pero los sistemas de charlas en línea poseen un atractivo especial que hace que miles de usuarios se hayan convertido en auténticos seguidores de estos sistemas.

La posibilidad de entablar rápidamente amistad con personas de cualquier parte del mundo atrae a muchas personas y los programas existentes para este tipo de comunicación abren la puerta a los usuarios a un nuevo tipo de relación con otras personas.

Al tratar de charlas en Internet se habla de varios sistemas distintos de diálogo, pero todos ellos comparten un mismo concepto: mantener conversaciones en tiempo real con otras personas. Si ha utilizado Internet durante algún tiempo habrá descubierto el interés de poder conocer rápidamente a otras personas y empezar a enviar y recibir correos de individuos que hace pocos días no conocía, suscribirse a listas de correo donde puede leer los mensajes de centenares de personas que comparten con usted un interés especial, como la lista de soluciones Planeta Mac ([email protected]). e incluso el poder participar en grupos de noticias donde el número de interlocutores aumenta a miles o decenas de miles.

Pero todos estos tipos de comunicación comentados carecen de un factor importante: la inmediatez. Cuando usted envía un correo electrónico, la respuesta puede tardar en llegar horas e incluso días. Por tanto no es este un sistema para disfrutar en sus horas muertas ni tampoco para obtener información instantánea de su familia, amigos o para obtener ayuda al momento sobre cualquier tipo de problema, por ejemplo, del Macintosh.

Si realmente desea una comunicación al momento, debe acudir a alguno de los sistemas de charlas en línea existentes.

IRC, el original

IRC es la abreviatura de Internet Relay Chat o traducido libremente “Red distribuida de Charla en Internet” y se trata de un protocolo estándar, de la misma forma que es estándar el lenguaje HTML que se emplea para crear las páginas web, utilizado en una red de servidores distribuidos por varios lugares del mundo.

El sistema IRC surgió como un sustituto de una aplicación anterior llamada “talk” que funcionaba únicamente en modo texto y que permitía conversar con un grupo reducido de personas. Cuando una persona se conecta a un canal de IRC, lo que teclea se transmite automáticamente a través de la red de servidores al ordenador de otras personas que estén conectadas a la vez y que pueden en ese mismo momento contestar a su mensaje y viceversa, usted puede ver al instante los mensajes enviados por otras personas, estén donde estén.

Los idiomas utilizados en IRC son muy variados y aunque ciertamente la mayoría de las conversaciones se realizan en inglés, también se pueden encontrar en las redes internacionales de IRC canales en los que se habla castellano y por supuesto muchos otros idiomas, además de existir redes en las que todos los canales son en castellano.

Para poder aprovechar al máximo el IRC hay que entender cómo funciona este sistema. Cuando usted se conecta a un servidor, este normalmente no está aislado, sino que pertenece a una red de máquinas distribuida por múltiples zonas geográficas y constituyen una sola entidad. Cuando se teclea algo en un servidor, esta información es transmitida inmediatamente a todos los demás servidores de dicha red y por tanto todos los usuarios conectados ven la misma información.

A cada red pueden estar conectados miles de usuarios y evidentemente si todos ellos intentaran escribir a la vez el resultado sería incomprensible. Para facilitar la comunicación se crean canales, equivalentes a las diversas emisoras de radio que puede seleccionar en el dial, y además de utilizar un programa de IRC para conectarse a un servidor tendrá que elegir también el canal en el cual desea conversar. A partir de ese momento sólo leerá y escribirá en el canal al que se haya suscrito. De esta forma, si se conecta a la red DALnet y entra en el canal “#macintosh”, se encontrará hablando al momento con otros usuarios de estos ordenadores y el resto de las conversaciones que haya en otros canales no le molestará, a menos claro que desee conectarse a dos canales a la vez (si su programa de IRC se lo permite) y tenga abierta una ventana para cada uno de ellos.

Aplicaciones para IRC

Las personas que vayan a entrar en el apasionante mundo de las charlas en línea deben aprender a manejar alguno de los clientes que existen para este servicio. Debe tenerse en cuenta que el sistema IRC se diseñó inicialmente para funcionar en ordenadores en modo texto y cuando no existían las interfaces gráficas. Por tanto, todo el funcionamiento de este sistema de conversación multitudinario se basa en comandos de texto y no es posible manejar gráficos o sonidos de una forma sencilla.

Por ejemplo para entrar en un canal hay que teclear “/join #macintosh” y si quiere enviarle un mensaje privado a otra persona llamada Fernando normalmente se teclea “/msg fernando”. Con la aparición del Macintosh y de Windows las aplicaciones de IRC se modificaron y adaptaron a este nuevo tipo de interfaz gráfica y en muchas de ellas han desaparecido los comandos de barra como son conocidos popularmente y han sido sustituidos por una interfaz gráfica más atractiva para el usuario novel, como puede ser una opción del menú, aunque algunos de estos programas conservan también una interfaz de modo texto, ya que muchos usuarios de IRC están acostumbrados a este tipo de forma de control, que aunque más difícil de aprender, una vez que se domina es más rápida de utilizar.

Con independencia del servidor al que se desee conectar, el programa que utilice puede ser el que más le guste, ya que la forma de comunicación de los clientes de IRC con sus servidores es estándar y la aplicación específica que se emplee es, al menos en teoría, indiferente, de la misma forma que para navegar por la red puede emplearse Netscape Navigator o Microsoft Internet Explorer sin que esto afecte a la forma en que se ven las páginas, o esto es lo que debería pasar.

Ircle. De las aplicaciones de IRC para Macintosh probablemente la más conocida sea Ircle, un programa shareware de Onno R. Tijdgat (una de las más veteranas y con una merecida reputación por su potencia), aunque no represente el programa más sencillo de utilizar. Esta aplicación se puede descargar de www.ircle.com y dispone de todos los servicios y opciones existentes en IRC además de permitir su expansión por medio de extensiones escritas con AppleScript.

ShadowIRC. Se trata de una aplicación alternativa de John Bafford y distribuida en www.shadowirc.com también bajo el sistema shareware. Más espartana en su apariencia que Ircle, tiene algunos elementos comunes y sobre todo la posibilidad de expandirse por medio de módulos escritos en lenguaje C, lo que exige un mayor conocimiento técnico para su desarrollo pero también permite conseguir más potencia en dichas extensiones.

Snak. La última aplicación es Snak, descargable desde www.snak.com. que pese a ser relativamente poco conocida incorpora características interesantes y, a través de un asistente o