Code Warrior es, desde hace años, el referente en compiladores para Mac OS. Nacido al mismo tiempo que los primeros PowerPC no tardó mucho en superar a las herramientas de desarrollo proporcionadas por Symantec, el favorito para muchos usuarios de entonces, y se convirtió en la elección de la mayoría de los programadores en C, C++, Pascal o Java para Mac OS.

Esta colección de compiladores ha ido evolucionando a lo largo de los años, siguiendo la política de sacar una nueva versión cada año. Esta última versión se presentó casi al mismo tiempo que la beta pública del Mac OS X y cuenta, como se verá, con características nuevas adaptadas al próximo sistema operativo de Apple. Pero es posible que sus días de reinado solitario se hayan acabado.

La versión probada en este banco de pruebas es un completo grupo de compiladores y herramientas de programación capaces de generar aplicaciones en C, C++ o Java tanto para 68K y PowerPC, como para Windows y Mac OS X. Todas las herramientas se agrupan alrededor de un IDE (Entorno de Desarrollo Integrado), que ha ido evolucionando también a lo largo de los años. Ya en su versión 4.1 este entorno extensible agrupa, alrededor del concepto de “proyecto”, las herramientas necesarias para editar, compilar y depurar código fuente en los distintos lenguajes soportados.

Como es lógico, la primera prueba consiste en instalar y ejecutar el nuevo entorno sobre Mac OS X. Realmente la instalación se puede realizar desde cualquiera de los dos entornos, Mac OS 9 o Mac OS X. El mismo programa se ejecuta igual en los dos entornos, ya que la aplicación está completamente optimizada para Carbon. Aunque lo de “igual” no es completamente exacto. El IDE corriendo sobre Mac OS X tiene una serie de fallos cosméticos, además de problemas de velocidad reconocidos por la propia Metrowerks y achacados a que se está ejecutando sobre una versión beta del sistema operativo. Pero al menos sí puede “disfrutar” de una aplicación con la nueva interfaz Aqua, para acto seguido pasar de nuevo al Mac OS 9 y trabajar en serio con sus proyectos.

Independientemente del entorno sobre el que se ejecute, CodeWarrior permite generar proyectos para aplicaciones “clásicas” u optimizadas para Carbon. Uno de los integrantes del sistema de desarrollo es PowerPlant, un completo “framework” de aplicaciones. En la versión 6 ya está completamente optimizado para Carbon, permitiendo crear aplicaciones compatibles tanto en funcionalidad como en interfaz con el Mac OS X.

Además del nuevo IDE compatible (a medias) con el Mac OS X, del juego de herramientas optimizadas, y de la nueva versión de PowerPlant, pocas son las mejoras visibles. El resto son todo cambios internos a los distintos compiladores, los típicos cambios en las librerías que hacen que haya que volver a compilar o modificar la relación entre los proyectos creados con las versiones anteriores y cambios en la documentación.

Conclusión

Una nueva versión de CodeWarrior que permita generar aplicaciones para Mac OS X es una buena noticia, porque permite que los desarrolladores puedan crear software para el nuevo sistema operativo. Pero, a diferencia de lo que es habitual en los productos de Metrowerks, el entorno tiene demasiados fallos cuando se usa bajo Mac OS X. Incluso el depurador tiene numerosos errores (y no queda más remedio que usarlo en el sistema sobre el que se ejecuta la máquina).

Por otra parte, esta es la primera vez en seis o siete años en los que hay una herramienta que pueda hacer la competencia a CodeWarrior. Mac OS X desciende de NeXT, que desde siempre ha contado con las mejores herramientas de programación. Aunque en el CD que contiene la beta pública no se incluyen, Apple ya ha puesto a disposición de los desarrolladores el Project Builder, su propio entorno para desarrollo con Cocoa y Carbon. El hecho es que Cocoa es un entorno que CodeWarrior no cubre, y que es el entorno que Apple propugna como su paladín. Estos dos detalles, unidos al estado semibeta de CodeWarrior cuando se ejecuta en el entorno X no son buenos para que CodeWarrior pueda mantener su posición hegemónica como herramienta imprescindible de desarrollo en Mac.

Lo que sí es innegable es que CodeWarrior es la herramienta con la que se han creado la mayoría de los programas que ahora se usan en Mac OS y que también continúa siendo una buena elección para los programadores de alto nivel.

CALIFICACIÓN: ****/7,0 LO MEJOR: Permite crear aplicaciones optimizadas para Carbon. LO PEOR: Demasiados errores cuando se ejecuta bajo Mac OS X. PRODUCTO: CodeWarrior 6. FABRICANTE: Metrowerks. DISTRIBUIDOR: Metrowerks. Web: www.metrowerks .com. PRECIO: 349 dólares (62.000 PTA aprox.), producto combinado, Mac/Windows.