Basta con pasear por cualquier gran superficie o distribuidor especializado en informática o en Mac para darse cuenta de las opciones disponibles en impresoras de inyección de tinta orientadas al mercado doméstico. Casi todas ellas anuncian compatibilidad con Mac mediante conexión USB, y todas prometen una calidad sobrada para que pueda imprimir sus imágenes, enmarcarlas y colgarlas de la pared, crear camisetas, adhesivos, tarjetas de felicitación, pósters y mucho más gracias a la cantidad de soportes de impresión disponibles.

En este artículo se ha realizado una pequeña comparativa de la oferta ofrecida por cuatro fabricantes de peso: Hewlett Packard, Epson, Canon y Lexmark, con un precio comprendido entre las 26.960, IVA incluido, de la más económica (Canon S400), hasta las cerca de 60.000 pesetas en la DeskJet 990CM de HP. ¿Queda justificada la diferencia de precio por la calidad que proporcionan? Eso es lo que pretende mostrarles en este artículo, en el que se ha realizado una amplia batería de pruebas en cada modelo para que pueda encontrar la que más se ajuste a sus necesidades. Además de la calidad, también se valoran otros aspectos: velocidad de impresión, sencillez de manejo, software suministrado y las opciones disponibles a través del controlador de impresión.

HP DeskJet 990CM

Este modelo pone de manifiesto la filosofía de HP: cuidar al máximo cada detalle de sus productos. Además de lo atractivo de su diseño, también hay que destacar la sensación de robustez transmitida por las partes que se manejan con más frecuencia, como los receptáculos para los cartuchos de tinta, la bandeja de alimentación de papel, las piezas de ajuste de tamaño de papel y el soporte extensible para la recogida de las hojas ya impresas.

La instalación es sumamente sencilla y no lleva más de cinco minutos: instalación del software controlador (bastante bueno, por cierto), un programa con utilidades para la impresora, conexión al Mac mediante un cable USB que deberá adquirir por separado y la instalación de los cartuchos.

La alimentación de papel utiliza un sistema de bandeja con capacidad para un máximo de 116 hojas de 80 gr. en formato A4, y la DeskJet incorpora un sistema óptico con el que detecta automáticamente si se va a imprimir en papel común, satinado, satinado de gramaje especial, transparencias, etc. Esta característica aumenta ligeramente el tiempo de impresión, pero compensa de sobra si se tiene en cuenta el ahorro que supone no tener que seleccionar el tipo de papel manualmente en los posteriores ajustes de impresión del controlador.

El soporte extensible de la bandeja de salida impide que las hojas se caigan al suelo al imprimir a la máxima velocidad (textos en escala de grises o blanco y negro, en calidad borrador) o un documento muy extenso, aunque ya no resulta eficaz cuando se acumulan más de 60 páginas sobre la bandeja.

Otra característica es que no sólo incorpora puerto USB y paralelo. Si tiene un Palm, encontrará especialmente interesante el puerto IrDA de esta impresora. En el caso de que quiera utilizar la conexión por infrarrojos con su portátil, encontrará mucho más rápido y eficaz conectarla a través del puerto USB.

Controlador. Todos los controladores incluyen opciones para seleccionar la calidad de impresión, tipo de papel y modo de color, blanco y negro o escala de grises. Lo más significativo del controlador de HP es que permite guardar tantas combinaciones de ajustes como se desee, de modo que se pueda recuperar posteriormente para aplicarlo a una impresión en particular. Con la opción de gestión de ajustes también se puede seleccionar el que se utilizará de forma predeterminada, además de borrar los que ya no se vayan a utilizar o cambiarles el nombre para que sean más descriptivos.

El controlador también permite ajustar los valores de brillo, contraste y saturación en el apartado de ajustes de color, y en el de Tipo/Calidad de papel se puede modificar la densidad de tinta y tiempo de secado, aunque si tiene pensado utilizar los diferentes tipos de papel del fabricante no tendrá ninguna necesidad de modificar este parámetro. De hecho, al recoger la hoja impresa no es necesario tener ningún cuidado especial.

En el apartado de escala de grises se ofrecen dos opciones para la impresión de los documentos que se vayan a transmitir por fax o fotocopiar.

Aunque la detección automática de papel es una ventaja, para imprimir fotografías a la máxima calidad es conveniente indicar manualmente el papel que se está utilizando. De lo contrario no se puede activar la casilla Foto de alta resolución, aspecto que mejora ligeramente la impresión final.

Opcionalmente se puede utilizar un módulo dúplex para imprimir automáticamente en las dos caras de la hoja. Su uso aumenta en sólo un minuto el tiempo total de impresión y el controlador proporciona múltiples opciones de encuadernado y disposición de páginas. Una buena opción siempre y cuando se vaya a imprimir una buena cantidad de documentos de texto o mixtos, no se utilicen papeles especiales y no la dedique exclusivamente a la impresión de fotografías.

Calidad. Como se pudo apreciar durante las pruebas, con este modelo tampoco hay por qué complicarse excesivamente la vida a la hora de elegir el modo de impresión. Los resultados son excelentes al imprimir fotografías en el modo de calidad óptimo (equivalente a la máxima resolución soportada: 2400 x 1200 ppp con PhotoREt III sobre papel fotográfico). En la impresión a color tampoco se advierten diferencias entre utilizar la tecnología SmartColor o ColorSync. En la impresión de gráficos y documentos mixtos (gráficos y texto) también hace un trabajo notable y en unos tiempos muy razonables.

A diferencia del modelo de Lexmark no tendrá que quitar el cartucho de color para imprimir realmente en escala de grises; de hecho, el modelo Z52 de Lexmark sólo puede imprimir en negro. Con independencia de que sean fotografías o documentos de texto, en la DeskJet 990CM la calidad es excelente y no se aprecian diferencias entre imprimir una fotografía en blanco y negro en color o hacerlo realmente en escala de grises.

La posición de los puntos es precisa, su tamaño es mínimo y esto permite obtener una mejor definición en las imágenes, una transición suave en los degradados, y unas fotografías que sólo tendrá que enmarcar y colgarlas de la pared, aunque en las fotografías en blanco y negro se advierte una dominante rojiza.

En cuanto a los tipos de papel, HP indica (al igual que el resto de los fabricantes) que se obtendrá la máxima calidad al utilizar los soportes específicos de HP, y como se pudo comprobar no le falta razón. Al utilizar el papel de calidad fotográfica para impresoras de inyección de tinta de Pelikan se obtuvieron impresiones de definición inferior, perfiles menos contrastados, colores con una saturación y brillo inferiores, pérdida de matices, rastros más evidentes del recorrido de la hoja (también apreciables en papel HP, y que se pueden achacar a la unidad probada) y mayor tiempo de secado. Por lo general, sucedió lo mismo con las otras tres impresoras.

La DeskJet 990CM también es una buena impresora para imprimir documentos de referencia desde Xpress. El tratamiento de color es bastante bueno. El único problema lo encontrará en las ti