Dell pretende ser competencia directa del iMac de Apple con el nuevo WebPC, que saldrá al mercado en, al menos, cinco colores y con un precio de 1.000 dólares. En cuanto a las configuraciones disponibles de estas máquinas, incorporan un procesador Intel Celeron 433 MHz, pantalla de 15 pulgadas con altavoces integrados, impresora (y otros periféricos que también oferta Dell) y un año de conexión a Internet con la compañía Dellnet. El equipo que se comercializa en estas fechas navideñas, pretende llenar un sector de mercado que "engloba a consumidores que buscan una solución integrada que les permita navegar fácilmente por Internet, jugar con un rendimiento óptimo y usar aplicaciones de ofimática cuando trabaje en casa", según afirmó John Medica, vicepresidente y manager general del grupo para la comercialización de productos en la Web.

Como novedad, Dell ha roto con su práctica típica de ofrecer ordenadores a la carta eligiendo los componentes con estos modelos "todo en uno", previamente configurados de fábrica. Dell tiene previsto, aprovechando su importante negocio de venta directa a través de Internet y a través de línea telefónica, comenzar a vender este producto de forma inmediata. El WebPC se ofrecerá en dos configuraciones con conectividad USB: una de ellas incluye procesador a 466 MHz y pantalla plana por 1.949 dólares y un modelo con procesador a 500 MHz cuyo precio será de 2.349 dólares en EE.UU incluyendo una pantalla plana. Web: www.webpc.com.

La opción de Compaq. Compaq, por su parte, ha desvelado sus planes para fabricar un nuevo PC de diseño con el que va a intentar conseguir el mismo éxito que Apple obtuvo con el iMac. La compañía lo presentará en la feria de consumo electrónico de Las Vegas del mes de enero, y se anuncia como una máquina de diseño “retro” que se asemejará a una vieja tostadora, según la compañía. Detrás de ese diseño, el PC promete también sacar partido de la conexión USB. El ordenador no será como el otro PC de Compaq de diseño, el iPaq, y se prevé que incorpore tecnología DVD.