El juez federal que instruye el caso ha desestimado siete de los nueve cargos por los que Sony había demandado a Connectix, compañía fabricante del simulador para Mac y PC, Virtual Game Station. Sony había denunciado el pasado año a Connectix por plagio, al considerar que la Virtual Game Station suponía una competencia desleal con su vídeoconsola PlayStation, ya que permitía utilizar los juegos existentes en la plataforma PlayStation con los ordenadores de Apple.