Probablemente un usuario del mundo PC no sepá, ni quiera saber, cuando surgió Windows 3.1, que programadores hicieron que aplicaciones o cuando surgió uno de los procesadores de la familia Intel.

En cambio el fervor (algunos lo definen como fanatismo) que muchos usuarios de Macintosh sienten por este ordenador y todo lo que le rodea hace que la información equivalente y mucha más sea conocida incluso por personas sin interés especial en la informática. En este fervor se basa precisamente MacTrivia Challenge, un divertido programa de apariencia y funcionamiento similar a los programas de paneles de preguntas de televisión pero centrado en el mundo Apple.

Si usted se ha leido todas las revistas y libros de Macintosh puede emplear esta aplicación para descubrir si realmente sabe todo del mundo Apple, y si se junta con varios amigos puede incluso jugarse un café a ver quien gana. Pero en cualquier caso sepa por anticipado que las preguntas no son sencillas (además de estar en inglés) y que incluso el nivel de dificultad más bajo de los cinco que tiene tiene cuestiones que le dejarán perplejo.

El programa se puede descargar de http://home.nycap.rr.com/compleatmac y el autor pide una donación de diez dólares por esta divertida aplicación.

MPegger. Otras personas se entretienen convirtiendo su catálogo de discos a formato MP3, de esta forma pueden tener varias horas de música almacenadas en un CD, llevarlas con su ordenador o cargarlas en un reproductor portátil MP3. Para realizar esta conversión desde CD a archivo MP3 muchas personas empleaban una aplicación en desarollo denominada MPecker. Finalmente este programa ha visto la versión definitiva 1.0 bajo el nombre MPegger y se distribuye como shareware a través de la empresa Proteron (www.proteron.com). Si no se paga la licencia correspondiente, que tiene un coste de 24,95 dólares, el programa permite codificar sólo 20 canciones. Con respecto a la versión beta, MPegger incorpora un importante aumento de velocidad en la compresión, la posibilidad de acceder a la base de datos en Internet CDDB (para recuperar directamente el nombre de las canciones) y también es posible codificar las canciones con diversas velocidades de compresión.

Ya Decoder. Uno de los problemas con que se encuentran muchos usuarios que utilizan el correo o las news es la diversidad de formatos que se emplean para comprimir archivos, tanto en entornos PC como en Mac. Aunque muchos programas de correo y news permite descomprimir la mayoría de estos documentos, en pocos casos pueden manejar archivos que se reciben fragmentados en varias partes como sucede con los documentos MP3 que se encuentran en algunos grupos de news. En estos casos, o si emplea un lector de news como NewsWatcher, es necesario disponer de una aplicación capaz de descomprimir el mayor número de tipos de archivos y con gran velocidad.

Esto lo hace Ya Decoder, un programa de Brian Clark que se distribuye shareware con un coste de 15 dólares y que maneja MacBinary, MIME Base 64, Binex y UUencode incluso si estos documentos se encuentra segmentados en varios archivos.

El programa se puede descargar de cualquier servidor mirror de info-mac, incluyendo ftp://ftp.rediris.es/mirror/info-mac/_Compress_%26_Translate/ya-decoder-301.hqx, una vez descargado basta configurar su programa de correo o su lector de noticias, como el ya indicado MT-NewsWatcher que es gratuito y se puede descargar de www.santafe.edu/~smfr/mtnw para utilizar YA-Decoder como descompresor y extraer los archivos incluidos en estos mensajes.

Un panel de control cómodo

La forma de funcionamiento de Mac OS obliga a cada aplicación a tener un tamaño de ejecución predefinido de forma que el sistema operativo pueda situarla en una zona de memoria. Normalmente, la cantiedad de memoria asignada se ajusta a las necesidades de los usuarios o estos ya han encontrado un tamaño adecuado para su caso y lo han ajustado en la ventana de información del programa. Pero hay situaciones en las que este tamaño debe cambiarse temporalmente. Por ejemplo si trabaja con Photoshop o QuarkXpress y archivos pequeños, normalmente habrá asignado un tamaño de memoria relativamente pequeño a estos programas, pero si en una ocasión necesita abrir un documento de gran tamaño tendrá que ampliar esta memoria, lo que le obliga a abrir la ventana de información del programa, cambiar este tamaño y arrancar la aplicación.

Con AppSizer 2.31 la operación es mucho más sencilla. Una vez instalado este panel de control, basta con pulsar la tecla Control (o la tecla manzana según elija en el panel de control) cuando arranca un programa y automáticamente le aparecerá un diálogo donde podrá cambiar el tamaño de memoria asignado.

El coste shareware es de 20 dólares y si se encuentra ante el problema citado a menudo descubrirá que AppSizer le supone un importante ahorro de tiempo.