Si necesita compartir archivos y recursos con otros usuarios en una red Microsoft, ya sea en local o remoto, o integrar Mac y ordenadores PC en la oficina para que coexistan sin problemas, Dave es una solución por software para Mac OS X (10.1) y Mac OS 8.6-9.2 que permite hacerlo con la sencillez a la que estamos acostumbrados. La instalación, configuración y funcionamiento para acceder a los volúmenes o impresoras compartidas de una red Microsoft por TCP/IP se realiza con cuadros de diálogo, diferentes módulos de los paneles de Preferencias y con la ventana de Conexión de Mac OS X.

Los únicos requerimientos mínimos son tener 128 MB de memoria RAM, una partición de arranque con formato HFS+ y Mac OS X 10.1. Los requerimientos para acceder a los volúmenes compartidos de una red Microsoft son disponer como mínimo de uno de los siguientes sistemas: cualquier versión de Windows 2000, Windows NT Workstation o Server versión 4.0 o posterior, Windows XP, Windows ME o Windows 95, 98 o 98SE.

Una vez finalizado el proceso de instalación, Dave utiliza un sencillo asistente para configurar el tipo de servidor al que se va a acceder, introduciendo la dirección WINS (servidor de nombres de Windows), el grupo o dominio al que se va a acceder y también el nombre de descripción con el que nos verán en la red los demás usuarios de Windows. Para facilitar aún más las cosas, Dave es capaz de reconocer automáticamente la dirección WINS y también de identificar todos los grupos o dominios definidos en el servidor Windows, por lo que sólo hay que seleccionar el grupo adecuado en un menú emergente.

Acceder a volúmenes compartidos. Ni siquiera es necesario reiniciar el Mac para utilizar el Comando-K de Mac OS X y acceder a la ventana de conexión para comprobar que junto a las habituales opciones AppleTalk (en el caso de que esté activo) y Red local se incluye un nuevo elemento: Dave Network. Al seleccionarlo, se listan en la jerarquía todos los grupos encontrados, por los que se puede navegar del mismo modo que haría para acceder a otro Mac hasta llegar al ordenador al que se desee conectar, siempre y cuando éste tenga una carpeta compartida y usted privilegios para hacerlo. En este sentido, también hay que destacar que al conectarse a un volumen compartido con Dave, la contraseña viaja por la red como texto no visible aumentando lo que siempre supone una opción más segura frente a otras conexiones de red que requieren texto visible.

Otra opción para conectarse a un volumen Windows compartido desde la ventana de conexión del Mac OS X es utilizar la sintaxis “cifs://nombrevolumen”, lo que en algunos casos supone una opción mucho más ágil en vez de tener que navegar por toda la jerarquía de Grupo/volumen/servicio.

Compartir con Windows. Además de leer o copiar los archivos compartidos por volúmenes Windows, Dave también permite compartir una carpeta o los archivos de su ordenador para que los usuarios de Windows también abran, copien o escriban archivos en su disco duro. Esta posibilidad, que se puede activar con el asistente durante el proceso de configuración, está disponible junto a otras posibilidades como compartir la impresora conectada al Mac o la conexión automática en la red Windows en los tres módulos que se instalan en el panel de Preferencias de Mac OS X.

En el módulo Dave Sharing se pueden indicar las carpetas que se desea compartir en la red, asignando para cada una de ellas privilegios de escritura y lectura con diferentes contraseñas y también para distintas cuentas de acceso. En este mismo módulo también se pueden añadir las impresoras que se desea compartir con usuarios de Windows.

En el módulo Dave Network se puede activar o desactivar el funcionamiento de Dave, modificar los datos de conexión a la red Microsoft (nombre, descripción y grupo), indicar el modo de conexión y la dirección primaria y secundaria del servidor WINS, así como editar diferentes localizaciones de bastante utilidad para usuarios con ordenadores portátiles. Con las localizaciones se pueden crear varios grupos para conectarse en remoto al PC de casa, al de la oficina o en red local.

Conclusión

Dave ofrece la posibilidad de conectarse a volúmenes compartidos en una red local o remota Microsoft con la sencillez a la que estamos acostumbrados en el Mac, sin necesidad de tener que abrir ventanas de terminal, y también con mayor comodidad que las alternativas de otros fabricantes. En definitiva, un producto estable y muy recomendable para quienes necesiten cubrir esa necesidad. Además, a un precio muy interesante.

Dave 3.1

-----------

Calificación: ****/8,5

Lo mejor: Sencillez de instalación y configuración. Funcionamiento transparente. Opciones para compartir carpetas.

Lo peor: Documentación y programa en inglés.

Fabricante: Thursby. www.thursby.com.

Distribuidor: Hipermac. Academos, 7. 28042 Madrid. Tel.: 91 320 46 93; 902 120 407. Web: www.hipermac.com.

Precio: 177,60 EUR.