Mac OS X Server no es sólo una excelente solución para compartir archivos y servicios con los Macintosh de tu empresa, también ofrece esta misma calidad con los PC que tengas en tu oficina, pudiendo actuar como sustituto de cualquier servidor Windows NT o 2000 que tengas instalado y unificando los servicios que ofreces a los Macintosh y a los equipos Windows.

La migración de los servicios Windows NT a Mac OS X Server requiere un cierto trabajo manual, pero tampoco es una labor titánica y lo que es más importante es que se pueden transferir la práctica totalidad de los servicios típicos de los usuarios de PC, además de los que Mac OS X ofrece de forma suplementaria.

Servicios a migrar

Al traspasar los usuarios desde un servidor Windows NT a Mac OS X Server, es posible traspasar la siguiente información y servicios:

- Que el servidor actúe como controlador de dominio

- Que el servidor actúe como servidor WINS

- Los nombres de usuarios

- La información contenida en sus directorios personales y directorios generales

- Las impresoras compartidas

Además puedes añadir otros servicios que no existen de forma nativa en un servidor Windows NT, aunque pueden implementarse con paquetes aparte, como el servidor de correo y de páginas web.

Crear un dominio

Aunque es posible configurar un servidor Windows NT sin la existencia de un dominio, en la mayoría de los casos el administrador ha creado un dominio en el que los usuarios pueden autentificarse para acceder a los servicios no sólo de ese equipo sino de todas las máquinas de la red.

Si originalmente tenías un dominio en tu servidor Windows, se puede replicar en Mac OS X Server fácilmente a través de la aplicación Server Admin.

Por medio de este programa hay que crear un Master de Open Directory y a continuación un controlador primario de dominio o PDC (Primary Domain Controller).

El Master de Open Directory se crea en el apartado Open Directory de la columna izquierda y en el panel que aparece en la parte derecha eligiendo Settings. Verás que en la parte superior se muestra un menú desplegable en el que puedes elegir si el equipo funciona como un servidor independiente (standalone), conectado a un sistema de directorios, como replica de Open Directory o como maestro de Open Directory, que es la opción adecuada si sólo tienes un servidor Mac OS X.

A continuación tienes que elegir los servicios para Windows, que se encuentran situados en la parte inferior de la columna de la izquierda. En los settings de este apartado también hay que elegir que el equipo se comporte como Primary Domain Controller y en los campos correspondientes introducir el nombre del ordenador (si tienes un servidor de DNS, conviene que este nombre coincida con el que tiene asignado en el DNS sin el dominio), es decir si el nombre en el DNS es servidor.midominio.es, en este campo es recomendable introducir “servidor” y si lo que deseas es sustituir un servidor ya existente con el menor impacto para los usuarios, entonces asígnale el mismo nombre que tiene el equipo antiguo.

Si en tu configuración con Windows no tienes un dominio, solamente un servidor independiente, en este menú tienes que elegir la opción Standalone Server e introducir los mismos datos, sustituyendo el dominio por el grupo de trabajo.

En el campo Domain/Workgroup introduces el nombre del dominio, que evidentemente también tiene que coincidir con el que tienes asignado en el servidor antiguo y finalmente, arrancar los servicios para Windows en el botón superior derecho de esta ventana.

Creación de la estructura de usuarios

Al igual que sucede en un servidor Windows NT y con los clientes de Macintosh en este servidor, cada usuario de Windows que se defina en Mac OS X Server tiene un directorio casa (inicio), directorio que es el que normalmente montarán desde su ordenador personal y en el que almacenarán todos sus documentos personales.

Un detalle interesante de este directorio personal en Mac OS X Server es que es el mismo con independencia de que el usuario se conecte desde Windows o desde Mac e incluso es posible que la misma persona se conecte a veces desde un ordenador Windows o desde un Mac.

Todos los directorios de usuario deben “colgar” de un mismo directorio raíz, directorio que al igual que comentamos en la migración desde AppleShare a Mac OS X Server puede estar en cualquier lugar del disco, pero conviene que elijamos el que el sistema nos ofrece por omisión y en este caso no hay que modificar ningún parámetro. En caso contrario tienes que crear la carpeta en la que almacenar todas estas cuentas y a continuación arrancar el programa Workgroup Manager.

Selecciona el icono Sharing de la barra de herramientas y en el listado que aparece debajo pulsa el botón All y navega hasta la carpeta que has creado y que quieres que sea la raíz de la que cuelguen todos los usuarios (si quieres seleccionar todo un disco a esta misión elige directamente el icono del disco y marca sobre Share this item and its contents, dándole al creador y al grupo permisos de lectura y escritura y al resto permisos de lectura solamente), pulsa Save y a continuación debes indicarle al sistema que es aquí donde quieres que se creen las cuentas de usuario. En la barra superior haz clic sobre la opción Network Mount y en el menú Where que aparece elige el directorio LDAP.

A continuación desbloquea el acceso haciendo clic en el candado que aparece a la derecha de este menú y después de autenticarte como usuario y grupo marca el cuadro superior Create a mount record for... y en los botones de radio inferiores selecciona User Home Directories. De esta forma compartes este directorio o disco y lo conviertes en el lugar donde crear las carpetas de usuario.

A continuación viene el proceso de creación de usuarios y grupos, para el que hay buenas y malas noticias.

Las buenas noticias es que los usuarios se pueden exportar desde el entorno de Windows e importarlos en Mac OS X Server, la malas noticias es que no es posible importar los grupos. Por tanto la primera labor es hacer una lista de los grupos que tienes en entorno Windows y volver a crearlos en este nuevo ordenador. Tampoco se conservan las contraseñas, por lo que se creará una contraseña temporal para todos los usuarios, que posteriormente tendrán que cambiar.

Para este proceso es necesario transferir varios archivos entre el servidor antiguo y el nuevo. Esta transferencia puede hacer por diversos métodos, pero el recomendado por Apple es compartir un directorio en el servidor Mac OS X, montar dicho directorio en el servidor Windows y copiar en el los archivos que hay que transferir.

Crear grupos

Si creas los grupos ahora puedes definir uno para que los usuarios que importes se asignen automáticamente a este grupo (si quieres que cada persona pertenezca a un grupo distinto tendrás que hacer la asignación manualmente).

Estos grupos se definen en la aplicación Workgroup Manager. Arranca el programa y conéctate al servidor. Si has configurado a este como controlador de dominio, tienes que estar conectado al servidor LDAP, esto lo ves en el pequeño icono de bola del mundo que hay debajo de la barra de herramientas. Debajo debe poner Authenticated as usuario to directory: /LDAPv3/. Si no es así, despliega el menú asociado a este icono y selecciona la opción LDAP.

A continuación selecciona el icono Accounts y verás que el panel que aparece a la izquierda tiene tres etiquetas que representan a los usuarios, grupos y ordenadores.

Selecciona la etiqueta central q