Steve Jobs, ha decidido no incluir a partir de ahora los nombres de los autores y diseñadores de los productos de la compañía, que aparecían en los créditos de algunos de estos productos de software y hardware desde principios de los años 80. El comunicado distribuido en Apple señalaba que la retirada de estas firmas se debe a que es imposible enumerar a todos y cada uno de los que participan en el desarrollo de un producto, y que sólo se reconoce el nombre de los ingenieros. Según Apple, con frecuencia esos créditos no son correctos, ya que dejan fuera a personas que han contribuido en el producto pero que ya no continúan en la compañía o en ese proyecto.

La nueva política será etiquetar genéricamente con la marca y el logo de Apple, para englobar a todos los que han trabajado en ellos. Para algunos miembros cercanos a Apple, detrás de esta decisión se esconde el que mediante esos créditos, sus ingenieros se publicitan a otras compañías y se producen fugas de cerebros.