Conectarse a Internet y usar el correo

El Mac y la música: iTunes

Vídeo con iMovie

AppleWorks

Si es usted un fiel seguidor de Macworld y un usuario experto en el manejo del Mac, espere unos segundos antes de poner el grito en el cielo. Sabemos que es muy probable que usted ya conozca el noventa por ciento de lo que vamos a enseñarle.

Si usted se encuentra en el caso anterior, piense en ese familiar o un amigo que acaba de adquirir un Macintosh y le persigue insistentemente en busca de ayuda para dar sus primeros pasos: bien, en ese caso este artículo es ideal para ofrecérselo a cambio de ?un par de días libres?. También es posible que sea usted ese familiar o amigo que acaba de estrenar un Mac y necesite un poco de ayuda; o un usuario con algo de experiencia, pero que nunca se había animado con alguna de las tareas que le proponemos y tan sólo desee unos cuantos consejos para comenzar a experimentar por su cuenta. Sea cual sea su caso, esperamos que encuentre algo interesante.

Conectarse a Internet y usar

el correo

Por Plácido Moreno

Si hubo un argumento poderoso que lanzó al iMac al estrellato en sus primeros momentos de comercialización fue el argumento de ser "la máquina de Apple para Internet". Con la llegada de Mac OS X, la conexión a la Red se ha facilitado al usuario de forma extraordinaria. Para configurar la conexión de Internet en su nuevo ordenador tiene dos opciones. La primera es haber apuntado o guardado los datos de configuración de acceso con su actual proveedor de servicios de Internet y seguir los pasos que le ofrece el asistente de configuración la primera vez que arrancó el equipo. Si dijo que no a configurar Internet y ahora desea llevarlo a cabo, no se preocupe: más fácil imposible, y en tan solo unos minutos.

1.Vaya a las preferencias del sistema y abra el panel de Red. Puede darse la posibilidad de que tenga bloqueado el acceso a este panel y vea atenuado en gris el contenido de la ventana. Pulse el candado de la parte inferior derecha e introduzca su nombre de usuario y clave para proceder a tocar las preferencias del sistema.

2.Donde pone ubicación seleccione Automático. Esta elección le permitirá que si tiene diferentes configuraciones de acceso a Internet (por ejemplo, un acceso corporativo a través de red local o una cuenta de acceso por módem personal), sea capaz Mac OS X de detectar la conexión a utilizar de forma automática para entrar en la Red, quitando al usuario la tediosa tarea de cambiar a mano las localizaciones.

3.En Configurar seleccione Modem interno, seleccione dentro de la ficha TCP/IP, la opción PPP (Point to point protocol; protocolo punto a punto) e introduzca en los campos libres los datos que le haya proporcionado su proveedor de servicios de Internet. Vaya a la ficha PPP y rellene los datos que también le habrá tenido que proporcionar el proveedor. En esta ventana está disponible un botón de opciones PPP que le da acceso a cuestiones más avanzadas de conectividad que en principio y según las pruebas realizadas, son suficientes con las que vienen marcadas por omisión.

4. Puede echarle un vistazo a la ficha Módem, donde encontrará su módem interno ya seleccionado, si desea marcar por tonos o pulsos o si desea sonido o no en la proceso de conexión a la Red. Si usted dispone de otro modelo de módem que no sea interno en los equipos de Apple, puede desplegar la persiana habilitada para tal efecto y seleccionar entre una lista inmensa de módems. Le facilitará mucho el acceso a la Red si selecciona la opción Mostrar el estado del módem en la barra de menú. Pulse Guardar y finalmente pulse de nuevo el candado para bloquear el acceso a la configuración hasta que desee cambiarla.