Desde octubre del 98, cuando RioPort lanzó su primer Rio PMP 300, el usuario Mac ha estado esperando a una versión para esta plataforma. El nuevo modelo Rio 500, mejorado ostensiblemente respecto a su antecesor, ha sido galardonado en la última Macworld Expo celebrada en Nueva York como “lo mejor del show”.

Diseño revolucionario. En menos de cien gramos, se ha redefinido el concepto del tradicional walkman. El reproductor MP3 Rio 500 tiene unas dimensiones de cinco centímetros de ancho, 8,5 de alto y poco más de 1,5 centímetros de grosor. Construido en materiales translúcidos, bien podría pasar por una radio tradicional de bolsillo, pero el Rio 500 es algo más. Conectado a su ordenador le permite codificar en MP3 o AIFF, transferir las canciones al dispositivo, ordenar las listas de temas a su gusto y reproducirlos posteriormente, llevándolo a cualquier parte. Además, sus diseñadores le han dotado de un manejo sencillo gracias a una rueda para el volumen, un botón de encendido y bloqueo en su parte superior y cuatro pequeños botones de reproducción/pausa, avance rápido, rebobinado y parada.

También dispone de una pequeña pantalla LCD retroiluminada en azul que permite tener referencia sobre la pista que se está escuchando, su duración y la información que se halle integrada en el archivo MP3 como nombre de autor y título. Dispone de 64 MB de memoria de serie que le permite acumular, aproximadamente, una hora y cuarto de música y ofrece una ranura en su parte posterior para insertar tarjetas de memoria flash de 16 o 32 MB.

Instalación. En poco más de cinco minutos el Rio estaba listo para interactuar con el iMac donde fue probado. Para instalar el software, es necesario el sistema operativo 8.6, ya que incorpora la última revisión USB. La unidad se entrega con cable USB, una pequeña bolsa de transporte y un CD que contiene el paquete SoundJam MP de Casady & Green. Esta aplicación incorpora un reproductor para CD o MP3 con el inconveniente de ofrecer unos controles excesivamente pequeños. SoundJam MP también dispone de un convertidor para codificar pistas de audio desde un CD a formato MP3, con una limitación de uso hasta cincuenta canciones. Dispone de un editor muy sencillo para crear listas de reproducción personalizadas. Para transferir los archivos al Rio 500 se utiliza MP Connection Manager, una pequeña aplicación que permite arrastrar y soltar los temas que desee transferir al Rio 500 de forma muy sencilla, definiendo primero el nombre del volumen (como si de un disco duro se tratara) y de las carpetas que contendrán las canciones.

Autonomía y prestaciones. Este reproductor pasó con nota las pruebas ya que solamente con una pila típica de 1,5V le permitirá escuchar unas seis horas de música. Debe destacarse que el rendimiento de la pila disminuyó rápidamente cuando se conectó el dispositivo al ordenador para realizar transferencias de archivos de forma que, en poco más de una hora que se volcaron y borraron canciones, se procedió al cambio de pila. De hecho, en las especificaciones del producto se habla de 13 horas seguidas de reproducción, dato que solamente hace referencia a la reproducción, no a los procesos de intercambio con el ordenador. A diferencia de un walkman, no notará alteraciones en el sonido a medida que vea en el indicador del Rio que la pila se está agotando; sencillamente, llega un momento en que se corta de forma brusca la emisión de música.

A la unidad evaluada se le sometió a pruebas en las que un walkman tradicional ha demostrado importantes carencias. Todos saben lo que ocurre con los walkman o discman cuando se va a correr, en la misma situación, Rio 500 se mostró perfectamente operativo a su máximo volumen sin ninguna alteración en la calidad del sonido. Otro dato a destacar es la resistencia del dispositivo; ya que soportó diferentes golpes fortuitos durante las pruebas. Es posible que los usuarios más exigentes echen de menos un ecualizador, pero tras el examen puede afirmarse que este dispositivo ofrece una experiencia de sonido para el usuario excelente con la configuración de serie gracias también a los auriculares que proporciona el fabricante.

Seguridad discográfica. Solamente la versión Windows de Rio 500 es compatible con la nueva tecnología de administración de derechos de autor (DRM, Digital Rights Management) de InterTrust. Estos sistemas DRM permiten a las empresas discográficas, artistas, etc., ofrecer contenido con una protección persistente contra la piratería. RioPort se ha comprometido a aportar un robusto soporte para múltiples esquemas de protección de los derechos de autor con soluciones de firmware actualizable a medida que aparezcan nuevos sistemas de seguridad. Hay que matizar que no es posible hacer copias de las canciones contenidas en el dispositivo al ordenador.

Conclusión

Nos encontramos ante la segunda generación de este tipo de reproductores MP3. Todavía adolecen de detalles como mayor capacidad de albergar música y un precio, todavía elevado, de las tarjetas Flash para aumentar la memoria.

Por otro lado, la síntesis entre un funcionamiento idéntico al de una radio tradicional por fuera y toda la revolución MP3 que ofrece por dentro, muestra en lo que puede convertirse, la venta y distribución de música en línea. Por otro lado, este producto está llamado a ser todo un electrodoméstico de consumo masivo, en cuanto baje ligeramente de precio, como lo han sido los walkman o discman. Un extraordinario e innovador producto. –Plácido moreno.

CALIFICACIÓN: ****/8,9 LO MEJOR: Facilidad de uso, calidad de sonido, autonomía. LO PEOR: Limitadas posibilidades de expansión de memoria. FABRICANTE: Diamond Multimedia. DISTRIBUIDOR: Actebis. Botánica, 156. Polígono Industrial Gran Vía Sur. Hospitalet de Llobregat. 08908. Barcelona. Tel.: 93 336 93 00. Web: www.actebis.es. Memory Set. Tel.: 976 76 61 19 o bien 902 240 260. Web: www.memory-set.es. PRECIO: 45.460 PTA + IVA, (273 EUR).