Como solución destinada al mercado doméstico responde a su papel de forma digna . Ofrece 13,8 pulgadas visibles y un espacio entre puntos de 0,28 mm . Durante las pruebas se pudo observar un rendimiento más que discreto ofreciendo unos colores excesivamente “lavados” probando temperaturas de color a 9300 grados Kelvin y a 6500 ( las dos opciones que ofrece ) , junto a diferentes opciones de ajuste para obtener la mejor imagen posible . Ofrece un panel desde el que pueden elegirse las seis diferentes opciones de calibración del monitor . Los controles no son demasiado finos ( se observaron excesivos saltos en los ajustes ) sobre las funciones básicas como la posición vertical, horizontal, el tamaño de la imagen y la neutralización o desmagnetización ( Degauss ) .

Incorpora también control del acerico ( Pincushion ) , del trapezoide, del paralelogramo y de rotación de la pantalla . Una opción del menú OSD ( On Screen Display ) le permitirá que, directamente desde los botones de control del monitor, pueda ajustar brillo y contraste rápidamente . Un defecto importante que ofrece este monitor es la interminable espera a la que somete al usuario una vez realizados los ajustes, llegando a alcanzar los treinta segundos .

Como ventaja cabe destacar la posibilidad de temporización preajustada . Esta opción le ofrece ocho estándares de presentación en pantalla habituales . Si el monitor a través de su procesador localiza en el sistema gráfico cualquiera de estas configuraciones, automáticamente ajustará tamaño y geometría .

La ventaja es que estos valores son configurables por el usuario siempre que, por lo menos introduzca valores de 2 KHz de frecuencia de exploración horizontal y 10 KHz en vertical . Este monitor le ofrece una frecuencia de exploración de entre 50-70 KHz horizontal y hasta 100 Hz en vertical permitiendo compatibilidad con sistemas hasta 1280 x 1024 píxeles de resolución máxima .

El monitor es capaz de trabajar con un máximo de 100 Hz en el apartado de refresco de imagen . En el caso de su conexión a equipos Macintosh esta cifra baja hasta los 75 Hz, lo que tampoco ayuda a mitigar la fatiga visual que el usuario percibirá transcurridas unas pocas horas .

Para su instalación necesitará un adaptador de vídeo universal que no viene en el equipo ( Mitsubishi proporciona por separado el adaptador modelo FA-2 para Mac ) . En la caja, encontrará el manual en español, la peana ( cuya instalación es muy sencilla ) , y un cable de alimentación . Existe también otro modelo de monitor dentro de esta misma gama Diamond Scan que incorpora unos altavoces .

Conclusión

En resumen, se trata de un monitor de prestaciones muy limitadas cuya posible adquisición está destinada para aquellos usuarios que utilizando aplicaciones de diseño y autoedición se vean en la obligación de disponer de un segundo monitor donde mostrar las paletas de trabajo o para clientes cuyo trabajo habitual se centre en el uso de aplicaciones ofimáticas o en todo caso como terminal de punto de venta . Desgraciadamente, trae al recuerdo el típico monitor que puede adquirirse en grandes superficies de informática pero con unos costes más elevados para el cliente al llevar una marca . En definitiva, un monitor que, evidentemente por su precio, dista mucho en prestaciones de otros monitores con tecnología de tubo Diamondtron dirigidos al sector profesional de este fabricante .

CALIFICACIÓN: ***/5,0 LO MEJOR: Documentación en castellano . Cambio automático de resolución . LO PEOR: Poca precisión en los controles, no incorpora adaptador . FABRICANTE: Mitsubishi . DISTRIBUIDOR: Mitsubishi Electric . Tel . : ( 93 ) 565 31 36 . Fax: ( 93 ) 589 43 88 . PRECIO: 32 . 900 PTA + IVA ( 198 EUR ) .