Muchos usuarios necesitan la capacidad de establecer conexiones seguras con su lugar de trabajo desde cualquier lugar del mundo, ya sea para acceder a alguno de los recursos compartidos de la empresa (ya sea el correo, servidores de archivos, etc.), debido a lo sensible de la información transmitida o por ambos motivos. En estos casos la opción más económica consiste en encriptar la información que viaja entre ambos puntos: el ordenador utilizado por el usuario (cliente) y el servidor al que se conecte, como por ejemplo el de la empresa.

Jaguar comenzó a dar soporte para este tipo de conexiones basándose en el protocolo PPTP (Point To Point Transport Protocolo; Protocolo de Transporte Punto a Punto), aunque en muchos casos era necesario echar mano al Terminal para modificar algunos parámetros de forma que fuese posible realizar la conexión especialmente con servidores VPN basados en Windows.

Posteriormente, en la última versión del Mac OS X el sistema ha mejorado considerablemente su soporte para conexiones VPN (Virtual Private Network; Conexión Privada Virtual) para los protocolos L2TP sobre IPSec además de la opción para establecer conexiones PPTP que ya estaba disponible en Jaguar, y mediante la que se gana principalmente compatibilidad para establecer conexiones seguras sobre servidores VPN basados en Windows Server 2000. Sin embargo, aún así es posible que mediante las opciones de configuración disponibles a través del programa Conexión a Internet no sean suficientes para realizar correctamente la conexión o para trabajar con los servicios disponibles mediante el servidor remoto, como por ejemplo acceder a una carpeta de archivos compartidos, navegar por la web, acceder a impresoras y otros recursos, etc; generalmente debido al valor que, por omisión, toma el parámetro MTU con un valor de 1500. Dicho parámetro es en el que se indica el máximo tamaño del paquete enviado a través del túnel IP que se establece entre el cliente y el servidor (con unos valores máximos admitidos de 400 a 1467), y aunque en Panther se puede modificar dicho valor en el Panel de Preferencias, puede que aún así en determinadas situaciones no sea posible establecer la conexión.

Para facilitar todos los aspectos relacionados con la configuración de una conexión VPN, Gracion Software hace tiempo que dispone para la plataforma de su software de conexión DigiTunnel. Se trata de un pequeño programa en el que sólo es necesario seguir los pasos indicados por una asistente de configuración para tener perfectamente configurado el acceso VPN desde el primer momento. Una vez finalizado, y al igual que ocurre con Conexión a Internet, es posible realizar tantas configuraciones de conexión como se desee, ya sea utilizando el panel de preferencias instalado por el programa o accediendo directamente al menú que se instala en la barra de menús del Finder. Además, dicho programa es compatible con Panther, Jaguar e incluso con el Mac OS 9.x.

Otro aspecto destacable de DigiTunnel es que centraliza en un único lugar las opciones de configuración que en el Mac OS están diseminadas en varios programas y paneles de preferencias o paneles de control. De esta forma, y utilizando una interfaz basada en lengüetas, en DigiTunnel se pueden indicar los ajustes típicos en la configuración de una conexión de red, como por ejemplo la dirección IP (automática o manual), Router, máscara, DNS y nombre de usuario y contraseña (los que el administrador del servidor remoto haya definido para su cuenta de conexión), además de activar o desactivar la encriptación de los datos (la principal razón de ser en este tipo de conexiones), tamaño de la clave y la compresión de la cabecera para optimizar ligeramente la velocidad de transmisión con algunos servidores. Adicionalmente, también es posible “dividir” la conexión de forma que sólo viajen a través del túnel encriptado los datos que vayan dirigidos a determinados servidores de destino, mientras que el resto del tráfico viaja sin encriptar, opción que durante nuestras pruebas funcionó a la perfección (sobre OS X 10.2 y 10.3). Por último, una configuración que resulta especialmente engorrosa, sobre todo si se está realizando la conexión mediante una red inalámbrica, es la correspondiente a los servidores proxy, aspecto que en DigiTunnel también está resuelto.

Conclusión

Si las opciones disponibles a través del sistema son suficientes, incluyendo la posibilidad de crear tu propio script de configuración para modificar los valores que, tal y como están por omisión, no lo permiten crear una conexión VPN, seguramente no te merezca la pena pagar los 58 dólares que cuesta este producto. Ahora bien, si prefieres centrarte en tu trabajo y necesitas una solución que te permita desentenderse de la problemática relacionada con las comunicaciones entre el Mac y tu lugar de trabajo, enseguida comprobarás que el producto vale lo que cuesta.

DigiTunnel

---------------

Calificación: ****/8,7

Lo mejor: Sencillez de configuración. Compatibilidad. Fiable al cien por cien. Buena documentación.

Lo peor: En inglés. Precio.

Fabricante: Gracion Software.

Distribuidor: Gracion Software. www.gracion.com/vpn.

Precio: 58 dólares; actualización: 19 dólares.