Duros a cero pesetas. Puede resultar sorprendente, pero las gangas realmente existen aunque sean difíciles de encontrar, al menos en el mundo del software. Y el gran catálogo de aplicaciones shareware que aparecen día a día es una buena muestra de ello. Una de estas perlas es Goldberg 2.2, una aplicación totalmente gratuita creada por Opus Software y descargable desde www.opus.plugin.ch/freeware/g2.

Esta aplicación ofrece lo que muchos usuarios necesitan: un conjunto muy sencillo de herramientas para la visualización y retoque de imágenes.

No se trata de un programa de dibujo ni de diseño y su paleta de herramientas se reduce a tres elementos, uno de los cuales no es funcional y los otros dos son los de selección rectangular y ampliar y reducir la imagen. Por tanto el programa no es, ni pretende serlo, un sustituto de Photoshop, pero también es cierto que muchas personas emplean esta última aplicación, extraordinariamente potente y compleja, para realizar sencillas operaciones que pueden realizarse con Goldberg.

El menú Image, que es el que mayor interés tiene ya que incluye todas las herramientas, además de ampliar y reducir la imagen y seleccionar todo o nada, permite recortar la imagen eliminando toda la zona que quede fuera de la selección, escalarla y rotarla.

Estas son las principales operaciones que realizan los usuarios, pero esta aplicación aprovecha las opciones de filtros que tiene QuickTime y al elegir en el mismo menú Image “QuickTime Effects”, aparece un diálogo en el que muestran todos los filtros que tiene instalados QuickTime, incluyendo ajuste de contraste y brillo, solarización, ruido, difuminado y ajustes de rojo, azul y verde, que pueden aplicarse a la zona seleccionada de la imagen.

Además esta aplicación está disponible en versiones para Macintosh 680x0, PowerPC y Mac OS X, opción esta última que no existe todavía para Photoshop.

Una aplicación alternativa, aunque ya no sea gratuita, es Portraits And Prints, de Econ Technologies.

Discos a mano.

Existe un elemento de información que no está disponible de forma inmediata y clara para los usuarios de Macintosh, tanto de Mac OS Classic en modo PowerPC y 680x0 como de Mac OS X. Se trata del espacio libre y ocupado en todas las unidades de disco que tenga montadas. Para descubrirlo hay que seleccionarlas una a una e ir pidiendo información de todas ellas. Una labor tediosa sobre todo si dispone de varios discos.

Una alternativa rápida y sencilla es Drive Monitor 4.1, una utilidad desarrollada por Jude Giampaolo y que muestra en una ventana el tamaño total, el libre y el ocupado de todas las unidades que tenga montadas, tanto en valores absolutos como en porcentajes y en forma de barra gráfica. Teniendo está aplicación a mano, en el menú de Manzana o en el Dock puede descubrir rápidamente si tiene espacio suficiente para capturar una película con iMovie o realizar cualquier otra tarea que consuma un importante espacio en disco.

El programa también es gratuito y se puede descargar de www.smellycat.com-/jude/prog/.

Palm llega a Mac OS X

Dentro del apartado de utilidades totalmente gratuitas se encuentra otro producto excelente. Se trata de la utilidad Palm Desktop 4.0 de Palm, empresa fabricante de los conocidos PDA o agendas de bolsillo y que puede descargarse de su página web en www.palm.com/macintosh/publicbeta/. Como indica esta referencia, se trata de un producto que todavía está en fase beta, aunque la calidad es excelente y puede utilizarse prácticamente como si de un producto terminado se tratara.

Muchos usuarios ya conocerán este producto por sus anteriores versiones, pero vuelve a estar de actualidad ya que esta actualización incorpora, además de otras mejoras, la compatibilidad con Mac OS X, aunque Palm también introduce simultáneamente la versión 4.0 para el entorno Classic.

Aunque la utilidad final ideada por el fabricante es la de permitir la sincronización con el PDA correspondiente, el producto también puede utilizarse de forma autónoma, y buena prueba de ello es que la instalación ofrece la posibilidad de copiar al disco duro sólo la aplicación Macintosh o también el módulo de comunicación.

Para los que no conozcan este producto, Palm Desktop es un excelente organizador personal que incluye un dietario/planificador, gestor de citas con avisador, manejador de lista de tareas y agenda de direcciones. Cada uno de estos elementos por sí mismo es una herramienta de excelente calidad que puede competir sin ningún problema con otros productos tanto shareware como comerciales del mercado.

El dietario o agenda diaria es el mejor de los existentes, ofreciendo vistas de citas por día, semana o mes, pudiendo organizarlas por categorías y con la opción de ser avisado con antelación a una cita. Lo mismo que sucede con la lista de tareas, que además pueden ser configuradas como periódicas para que, por ejemplo, el programa avise todos los lunes de las reuniones de seguimiento de ventas.

Las personas que conozcan Microsoft Entourage descubrirán que Palm Desktop tiene un conjunto similar de funciones con excepción de una importante: el correo, ya que la utilidad aquí comentada no dispone de ninguna herramienta de correo, y además en algunos aspectos es más fácil de manejar (como en la creación de enlaces entre una cita y la persona correspondiente) y en otros es más potente.

Si usted es una persona ocupada y con múltiples citas y tareas, Palm Desktop puede ser su ayudante imprescindible.

Utilidades

Resulta interesante descubrir como algunas utilidades que se usan diariamente sin ningún problema pueden ser mejoradas. Una de estas utilidades es el programa Terminal de Mac OS que permite abrir una sesión del sistema para realizar diversas operaciones. Aunque no todo el mundo utilice esta herramienta, las personas que sí empleen este entorno descubrirán que GLTerm, un programa shareware que se descarga de www.pollet.net/GLterm y que mejora a la mencionada herramienta de Apple permitiendo, por ejemplo, modificar el tamaño de la ventana (en número de caracteres por línea y columna), además de ser más rápido y soporte todo el conjunto de comandos ANSI.

Las mejoras podían ser mayores, por ejemplo sería interesante que incluyera una opción para guardar el log de texto en un archivo en disco (opción que tampoco tiene Terminal) y que además de ANSI y VT-102 dispusiera de más tipos de emulaciones. El autor, no obstante, es receptivo a los comentarios y solicitudes y los usuarios que deseen mejoras pueden solicitarlas con una esperanza razonable de que sean atendidas.

El autor de esta utilidad, Michel Pollet, solicita una módica cantidad de diez dólares como pago por el uso de este programa.

Otra utilidad parecida, aunque con otra finalidad, es ZTerm. También es un emulador de terminal pero en lugar de abrir una conexión al propio sistema Mac OS X, emplea el puerto serie para conectarse a un sistema remoto. Es decir, mientras Terminal o GLTerm dan acceso al sistema local, ZTerm da acceso a un sistema remoto en serie o por módem.

Este programa es muy antiguo, y en los tiempos previos a Internet, cuando los usuarios se comunicaban mediante BBS, era muy utilizado, ya que permite utilizar