Las unidades para el bus FireWire comienzan a hacer su aparición en nuestro país, orientadas a convertirse en el nuevo modelo de conexión debido a la ausencia (por omisión) de la típica conexión SCSI en los Power Macintosh más actuales así como en los equipos iMac.

De la mano de Fujitsu llega una de las primeras unidades magneto ópticas que han incorporado el estándar FireWire para realizar su conexión a los actuales Power Macintosh y, como podrá ver a lo largo de este Banco de Pruebas, ofrece un rendimiento que si bien puede parecer un paso hacia atrás en aspectos como la velocidad, también se puede calificar como un avance en la comodidad de instalación y portabilidad de la información; sobre todo si tenemos en cuenta que es capaz de almacenar un máximo de 1,3 GB en cartuchos extraíbles de tan sólo 3,5 pulgadas.

Instalación. Acompañado de una única herramienta software (destinada a dar formato a los cartuchos de la DynaMO 1300 FE), esta unidad se suministra con el cable FireWire necesario para establecer la conexión con el Mac. De hecho, el dispositivo ofrece dos de estos puertos en su parte posterior y puede utilizar cualquiera de ellos de forma indistinta para la conexión, quedando el segundo para continuar con la cadena de dispositivos. Adicionalmente, como es típico en los dispositivos FireWire, la unidad de Fujitsu no precisa de un cable de alimentación ya que obtiene del propio bus la energía necesaria para su funcionamiento (esto da una idea del bajo consumo del dispositivo).

Igualmente, es en el proceso de instalación donde se encontrará con la principal ventaja ofrecida por la tecnología FireWire (y compartida también por la USB). Para conectar o desconectar la DynaMO 1300 FE no necesitará apagar el equipo; de hecho, cuando conecta el dispositivo e introduce el cartucho, éste se montará automáticamente en el escritorio de su equipo.

Por otra parte, y dejando a un lado las cuestiones inherentes al bus FireWire, hay que hacer especial hincapié en la portabilidad de la unidad, tanto por tamaño como por peso. Igualmente, los cartuchos destinados a almacenar la información tienen un tamaño de 3,5 pulgadas y su capacidad alcanza 1,3 GB.

Prestaciones. Si está tentado de utilizar la opción para dar formato que le ofrece el Mac OS sólo obtendrá un error como respuesta. Para esta tarea deberá utilizar necesariamente la sencilla herramienta suministrada junto con la unidad. Evidentemente, ésta le permitirá elegir el tipo de formato que desee dar al cartucho (HFS o HFS+) y el proceso no durará más de dos minutos. En realidad, la función de la utilidad de formateo es tan sencilla que se han obviado algunas características que podrían resultar interesantes, sobre todo si se tiene en cuenta la capacidad ofrecida por cada uno de estos cartuchos; por ejemplo, no podrá crear varias particiones sobre el cartucho ni dispondrá de ningún sistema de protección contra escritura (función encontrada en otras unidades del mercado).

Por otra parte, la tecnología magneto óptica no es de las más rápidas en procesos de lectura y escritura, y si bien el ancho de datos inherente al bus FireWire: 400 Mb por segundo (50 MB por segundo) es en principio lo suficientemente rápido hasta para los dispositivos más exigentes, la unidad magneto óptica 1300 FE ofrece unas cifras bastante discretas en este aspecto. Por ejemplo, en las pruebas realizadas en redacción se obtuvo una transferencia de tan sólo 118 KB por segundo en procesos de lectura aleatoria (sobre bloques mínimos de 1 KB), cifra que se eleva hasta los 458 KB por segundo cuando se realiza un proceso de lectura secuencial. Es precisamente en la lectura secuencial donde la Fujitsu MO 1300FE ofrece su mejor cara: 1,6 MB por segundo trabajando con bloques cuyo tamaño sea de 64 KB.

El comportamiento de la mecánica en procesos de escritura es inverso. Cuando se trata de escribir datos en modo aleatorio, la Fujitsu 1300 FE ofrece una tasa de 4,3 MB por segundo, cifra que se reduce hasta los 461 KB por segundo cuando en procesos de escritura secuencial (con bloques de 64 KB) y cae estrepitosamente hasta los 15,1 KB por segundo en la escritura secuencial con bloques de 1 KB. No obstante, esta cifra mínima se corresponde con el uso del cartucho al límite de su capacidad.

Si bien estas cifras son las que reflejan el comportamiento de la mecánica de la unidad, la tasa real que obtendrá cuando copie un archivo o carpeta desde su Mac al cartucho de la unidad Fujitsu estará en torno a los 350 KB por segundo.

Conclusión

La unidad Fujitsu MO 1300 FE le ofrece muchas ventajas: portabilidad, capacidad y una extrema sencillez de funcionamiento; pero adolece de una pronunciada falta de velocidad cuando se trata de copiar sobre los cartuchos archivos de gran tamaño (por ejemplo, el proceso de copiar 421 MB de datos desde su disco duro consume un total de 20 minutos).

No obstante, si lo que busca es una solución portátil, los cartuchos de 1,3 GB en formato de 3,5 pulgadas le supondrá un buen sistema para comenzar a realizar copias de seguridad y, si no trabaja con archivos demasiado grandes y formatea los cartuchos como HFS, podrá llegar a obtener una media próxima a los 700 KB por segundo.

CALIFICACIÓN: ****/8,0 LO MEJOR: Capacidad. Portabilidad. Sencillez de instalación y configuración automática. Manuales en castellano. LO PEOR: Velocidad de transferencia algo reducida. FABRICANTE: Fujitsu. DISTRIBUIDOR: Computer 2000. Acer, 30-32. Barcelona. Tel.: 93 297 02 82. Aryan Comunicaciones. Ctra. Fuencarral km. 15,700 Alcobendas (Madrid). Tel.: 91 657 48 48. DIODE. Orense, 34. Madrid. Tel.: 91 555 36 86. Memory Set. Ctra de Logroño, km. 7.100. 50011 Zaragoza. Tel.: 902 240 260. PRECIO: Unidad: 84.000 PTA + IVA (504,8 EUR), aprox. Cartucho: 3.800 PTA + IVA (22,8 EUR).