Lost, Perdidos en Nueva York, es un largometraje rodado en vídeo digital (formato miniDV) para su posterior paso a cine y su proyección en salas comerciales. Es también uno de los primeros largometrajes que utilizan la tecnología FireWire y el programa de edición Final Cut Pro.

La versión que estoy utilizando es la 1.0.1 norteamericana y espero como agua de mayo la tan anunciada 1.2 que no sólo será internacional (podré volver a instalar el Mac OS en castellano) sino que además habrá que suponer que soluciona algunos de los serios defectos de la versión actual.

Aunque nuestra película no tiene un presupuesto muy alto, desde el principio nos propusimos mantener muy alto el listón de la calidad, evitando así el tópico de que el cine barato ha de ser, necesariamente, cutre. Nuestros actores (entre ellos Ana Torrent, la soprano Ainhoa Arteta, el corresponsal de TVE Agustín Remesal y el realizador Miguel Picazo, además de muchos otros menos famosos pero quizá no menos talentosos) pusieron un enorme entusiamso en su trabajo y merecen que la posproducción tenga mucha calidad. El vídeo digital, Final Cut Pro y FireWire parecen ser la solución.

1- El entorno de trabajo de Final cut

El entorno de trabajo de Final Cut Pro no es muy diferente a otros programas de edición de vídeo. Las solapas en la parte superior de las ventanas de trabajo son una manera cómoda de acceder a las distintas funciones disponibles en cada caso.

No sólo es posible tener varias secuencias abiertas a la vez e incluso arrastrar elementos de unas a otras, sino que además se pueden insertar unas secuencias dentro de otras, lo que permite una organización jerárquica del trabajo.

2- El almacenamiento: una pieza critica

Por supuesto, el vídeo digital llena los discos duros con una enorme rapidez. Por fortuna el sistema de compresión-decompresión (codec) llamado DV, que forma parte de QuickTime 4 crea archivos relativamente pequeños con poca pérdida de calidad. Pero aun así hace falta un disco duro rápido y capaz. En el caso de Lost, Perdidos en Nueva York, estamos trabajando con un disco Ultra2 Wide de 50 GB, fabricado por LaCie.

En el menú Preferencias hay que indicar los discos que queremos que utilice el programa para generar los renders, capturar vídeo y audio y para la caché.

3- Preferencias

Aunque para el tamaño de la imagen a capturar nos da varias opciones, algunas de ellas no tienen aplicación actualmente, y han sido incluidas en previsión de futuros desarrollos en el vídeo digital. Actualmente la máxima resolución es la del formato PAL (el sistema de televisión utilizado en España) o NTSC (el sistema norteamericano), según el dispositivo con el que estemos trabajando. Para vídeo hay que capturar con la opción CCIR 601, de píxeles rectangulares. Para multimedia la opción adecuada sería la de píxeles cuadrados, los del monitor del ordenador.

4- Captura de las secuencias

Final Cut Pro nos permite capturar desde una cámara o magnetoscopio digital que cuente con conexión FireWire (llamada i-Link por Sony y, por los demás fabricantes denominada por su número de homologación, IEEE 1394). La gran ventaja que tiene esto es que la pérdida de calidad es mínima, al ser un traspaso de información digital. También es posible capturar vídeo analógico desde una tarjeta digitalizadora.

Los botones de la parte inferior derecha ofrecen varias opciones: guardar los datos de cada plano para su posterior captura (Log clip), capturar en el momento, después de indicar el punto de entrada y de salida de la captura (Clip), capturar directamente tras poner en marcha el vídeo (Now) o capturar por lotes (Batch). Los clips recién capturados van a una carpeta llamada Capture Scratch. Posteriormente (antes de importarlos) conviene ir al Finder y trasladarlos a su carpeta definitiva, sobre todo si se trata de un proyecto complejo con muchas capturas.

5- Importación

La integración de los archivos (individualmente o por carpetas) se puede hacer a través del menú Archivo, pero los materiales a usar también se pueden arrastrar desde el Finder. Si importamos carpetas, éstas incluyen sus subcarpetas. Conviene ser muy metódico en la organización de los elementos, sobre todo en proyectos muy complejos (como un largometraje).

Además de archivos de vídeo y audio, se pueden importar imágenes fijas. Para crear zonas de transparencia conviene guardar una selección como canal alfa.

6- Edición por tres puntos

La edición se puede llevar a cabo directamente arrastrando los clips desde el browser hasta la línea de tiempo, y allí estirar los puntos iniciales y finales de cada uno o aplicarles una cuchilla. También es posible utilizar la edición a tres puntos, como se muestra a continuación.

1.- En este ejemplo marqué en la secuencia montada (monitor de la derecha) los puntos de entrada y de salida, para acotar la zona que iba a ocupar el plano nuevo. Estos puntos también se ven reflejados en la parte superior de la línea de tiempo.

2.- En el Browser escogí el plano que había que integrar, y lo abrí en el monitor de la izquierda (Viewer). Allí busqué el frame (fotograma) con el que debía terminar el plano. Con estos tres puntos, entrada y salida en la secuencia, y salida en el plano nuevo, el programa calcula cuál debe ser el fotograma de entrada. Lo mismo sucede cuando le especificamos cualquier otra combinación de tres de los cuatro puntos de entrada y salida.

3.- Al arrastrar la imagen del monitor de la izquierda al de la derecha, se superpone un cuadro con varias opciones respecto al método de integración del nuevo plano. En este caso escogí Overwrite para sustituir las imágenes originales. La opción With transition aplica automáticamente el encadenado o cortinilla que esté definido por omisión.

4. Los parámetros del encadenado se pueden retocar posteriormente. Por ejemplo, se puede desplazar la entrada o la salida para indicar que frames (fotogramas) se deben superponer. La zona marcada en rojo en la parte superior de la línea de tiempo que coincide con el encadenado indica que hay que hacer un render, o sea procesar dicha información, creando uno o varios archivos que contengan las imágenes nuevas correspondientes al encadenado. Tenga cuidado con el disco duro ya que los render se almacenan en la unidad y carpeta que le hayamos indicado en las preferencias y acaban ocupando mucho espacio, por lo que conviene depurarlos periódicamente. Y ojo con el reloj: Final Cut Pro es bastante lento para los render.

7- Efectos

Final Cut Pro constituye una herramienta muy potente para la creación de efectos. Para cada plano, podemos acceder a una ventana llamada Motion donde podemos desplazar, escalar, distorsionar y recortar las imágenes. Se pueden introducir keyframes, fotogramas de control donde especificamos ciertos valores. La transición gradual entre keyframes la hace automáticamente. En este ejemplo, la imagen cambia de tamaño y de ubicación a lo largo del plano, creando un efecto de zoom y de movimiento de cámara. Los filtros se controlan de forma parecida.

8- Cupertino, tenemos problemas

No siempre pasa, sólo cuando más daño te puede hacer, o al menos eso es lo que parece. El resultado de este error, por desgracia muy común en la versión 1.0.1 es que es imposible abrir la secuencia. Cuando esto s