Nuestro querido operador dominante de telefonía, Telefonica ( nótese la falta de acento acorde con su nueva imagen ) , intenta como siempre estar por delante del mercado, abriendo nuevos horizontes para sus usuarios; y acorde con esta política y vistos los negros augurios existentes con la llegada del año 2000 y su terrible influencia en los ordenadores, ha decidido anticipar esta situación a enero de 1999 . Ya no necesita esperar un año para descubrir cómo será el efecto 2000, basta con que intente conectarse a InfoVía Plus y descubrirá lo que puede sucederle .

Telefónica, o para ser más exactos Telefónica Transmisión de Datos ( TTD para el mundillo ) , la filial que opera los servicios de datos, incluido Internet, ha hecho algo que un técnico en informática con algo de experiencia siempre desaconseja: incumplir la máxima “Si algo funciona, no lo toques” o dicho de otra forma “lo mejor es enemigo de lo bueno” ( la verdad es que Telefónica pone gran interés en mantener vivo el refranero nacional ) y aunque no fuera maravillosa, la antigua y extinta InfoVía funcionaba . Los directivos de TTD, decidieron que ante la desaparición del número 055 por orden de la Comisión del Mercado de Telecomunicaciones, en lugar de desarrollar lo mismo pero con números locales, había que mejorar . Montar una red IP que diera servicios no sólo para Internet, sino para bancos, compañías aéreas y cualquier empresa con necesidades de comunicación segura . Esto implicaba montar protocolos de seguridad que impidieran que un usuario de InfoVía Plus pudiera espiar lo que hacía otro y, por si acaso, se encriptaban los paquetes . En dos frases hemos pasado de una red sencilla a un complejo mecanismo de seguridad .

Si esto fuera transparente para el usuario, no sucedería nada, al contrario sería realmente un avance digno de aplauso, pero el nuevo sistema implica cambios en las conexiones que aunque el usuario no los vea, su ordenador sí se entera, o lo que es peor, no se entera y se empieza a mirar el ombligo, pensando que algo huele a podrido en la conexión . Explicar estos cambios ocultos resulta complejo y además me baso sólo en suposiciones y experimentos . El primero es que con la antigua InfoVía, al igual que sucede con los proveedores que tienen nodos propios ( una opción muy interesante en la actualidad ) una vez conectado el ordenador tenía que identificarse y decir “soy fulanito y mi contraseña es esta” y si estos datos eran correctos, del otro lado le daban el “OK” y los datos para funcionar . La nueva InfoVía Plus, en cambio, pide la identificación y cuando el programa ya ha dicho que es fulanito y demás, súbitamente le vuelven a pedir que se identifique otra vez . Lo que pasa es que muchos programas de conexión no tienen tanta paciencia y tiran la toalla . Incluso ha habido fabricantes de routers RDSI que han tenido que sacar versiones especiales de su software para esta nueva InfoVía Plus .

El segundo problema/cambio ( como lo quiera llamar ) se basa en el dispositivo de seguridad ante fisgones, denominado técnicamente túnel IP . Imagine que quiere enviar un paquete por mensajero y debe utilizar una caja del servicio de mensajería, hasta aquí no hay problema y es lo mismo que técnicamente hace el túnel, pero si la caja que usted envía tiene exactamente el mismo tamaño que la de los mensajeros, descubrirá que no le cabe una en la otra, y tendrá que dividir su envío en dos partes y utilizar dos cajas de mensajería, duplicando la posibilidad de que se le pierda una caja . A grandes rasgos es lo que le pasa a Infovía Plus y una de las razones de que vaya más lenta e incluso que a veces se quede congelada .

Solucionar estos problemas a estas alturas es complicado . TTD no puede volverse atrás con la implantación de este servicio, el coste de prestigio y económico sería inmenso, y solventar los fallos de software, tanto de la propia estructura de Infovía Plus como de los programas que usamos en nuestros ordenadores personales, llevará tiempo . Además hay algunos, como la mayor lentitud debido al problema del túnel que probablemente no se resuelvan nunca .

Ante estas perspectivas lo más recomendable es hacer camisetas con el eslogan “ ¿ Año 2000 ? ¡ Bah ! Yo he usado Infovía Plus . ”

Rebeliones pacíficas

Los usuarios de Macintosh, sabemos que, afortunadamente, el Mac OS viene incluido en el precio e instalado . Lo mismo sucede con la práctica totalidad de los fabricantes de ordenadores compatibles PC, que traen preinstalado Windows 95 o Windows 98 . Sin embargo, hay muchos usuarios en este entorno que no quieren dicho sistema operativo, sino Linux, Solaris para Intel, BeOS u otros y normalmente lo que hacen es tirar el CD de Windows, la documentación y otros papeles que vienen incorporados de dicho sistema de Microsoft . Sin embargo, un usuario australiano se leyó la licencia y descubrió que ésta decía, que si no estaba de acuerdo con dicha licencia podía devolver el software a su tienda y le devolverían el dinero . Ni corto ni perezoso lo intentó y logró ocasionar un desconcierto total en Toshiba hasta lograr que le devolvieran el dinero del Windows 95; la historia completa se puede leer en www . netcraft . com . au/geoffrey/toshiba . html y lo más interesante es que los usuarios de Linux están montando un día de protesta mundial en el que todos los que puedan irán a su tienda de informática a exigir lo mismo . Quizás esto obligue a algunos fabricantes a replantearse, aunque sea un poquito, su política de lazos de sangre con Microsoft .