El tamaño y el color del ordenador serán factores críticos que determinarán su éxito o fracaso. Se trata de la conclusión principal del informe realizado por IDC bajo el título “The Evolution of Desktop PC Form Factors” (La evolución de las dimensiones de los ordenadores de sobremesa), que analiza el modo en que el diseño de ordenadores cambiará durante los próximos cinco años.

Roger Kay, gerente de investigación de ordenadores de sobremesa de IDC ha declarado que “el éxito del iMac de Apple muestra que los usuarios parecen receptivos a nuevos diseños de ordenadores”. Sin embargo, hay preguntas sobre cómo los usuarios aceptarán las nuevas formas, tamaños y colores, según IDC, cuyo estudio ofrece la reacción de los consumidores domésticos y de negocios a una gama de nuevos diseños de escritorio.

IDC cree que los ordenadores pequeños y livianos que sean fáciles de cargar y mover tendrán un amplio atractivo, así como las pantallas planas. El estudio de IDC también encontró que los diseños que atraen a los consumidores pueden no atraer a los compradores de negocios. “Los ordenadores diseñados para el mercado del consumo deberán ser impactantes, mientras que los destinados al mundo empresarial deben ser sobrios y elegantes”, apuntó Roger Kay.