La campaña conjunta que desde hace unas semanas mantienen Swatch y Apple ha originado que Swatch haya decidido instalar iMac en sus tiendas para que el cliente los utilice mientras visita los establecimientos. Además de este acuerdo, la firma relojera va a lanzar al mercado un modelo de reloj, aún en fase de prototipo, que recibirá mensajes de correo electrónico mandados desde un Macintosh.