Apple ha comenzado a vender el iPhone sin que el mismo este condicionado a dos años de contrato con AT&T en Estados Unidos. En el caso del modelo más alto de gama su precio libre es de 700 dólares y no se entrega libremente, pues se mantiene bloqueado para el proveedor en exclusividad en territorio estadounidense (AT&T).